Anterior El Comité Organizador de Río 2016 promete dejar la Villa Olímpica "impecable" esta semana Siguiente Un cura muere degollado en una toma de rehenes en una iglesia de Normandía Arriba Ir arriba
Imagen de archivo del panda gigante Chu-Lin, en su primer cumpleaños, en 1983.
Imagen de archivo del panda gigante Chu-Lin, en su primer cumpleaños, en 1983.

Chu-Lin pasa a formar parte del Museo Nacional de Ciencias Naturales

  • El panda, disecado, se incorpora a su exposición permanente junto a su madre

  • Chu-Lin fue el primero nacido por inseminación artificial fuera de China

  • Está grabado en la memoria de toda una generación de españoles

|

El Zoo Aquarium de Madrid y el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) han presentado con una firma simbólica la entrega de los pandas gigantes Chu-Lin y su madre Shao-Shao. Los ejemplares disecados fueron donados por el Zoo Aquarium al MNCN y tras su restauración se han convertido en la incorporación más reciente del ámbito dedicado a la conservación en la exposición permanente Biodiversidad.

La osa panda Shao Shao, con su cria Chu-Lin, en una fotografía de 1982. La osa panda Shao Shao, con su cria Chu-Lin, en una fotografía de 1982.

Chu-Lin es uno de los animales más emblemáticos que ha pasado por las instalaciones de Zoo de Madrid y su nacimiento está grabado en la memoria de toda una generación de españoles ya que fue el primer oso panda nacido por inseminación artificial fuera de China. Con motivo de la instalación de esta nueva pieza, el MNCN ha programado actividades educativas que se desarrollarán durante el mes de febrero. Los participantes en los talleres conocerán cómo y dónde viven los osos panda, así como el programa de conservación que el gobierno chino lleva a cabo en varios zoológicos del mundo; programa en el que colabora el Zoo Aquarium de Madrid.

Los osos panda están en grave peligro de extinción, según la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, por sus siglas en inglés). Actualmente solo viven alrededor de 2.000 ejemplares en libertad, la mitad de ellos en reservas naturales, y cerca de 400 en zoológicos y centros de cría en cautividad. El aspecto entrañable de estos animales los ha convertido en un símbolo de la conservación, una especie paraguas bajo cuya cobertura se protegen hábitats singulares y muchos grupos de animales asociados a estos ecosistemas.

Vulnerables al cambio climático

Los pandas solo viven en un área del sur de China en poblaciones aisladas con pocos individuos y, aunque son omnívoros, se alimentan básicamente de bambú; de hecho, sus garras delanteras han evolucionado especialmente para manipular dicho vegetal con su conocido falso pulgar. Esta situación los hace especialmente vulnerables al cambio climático y a la ocupación de su hábitat natural con áreas para el cultivo, que aíslan genéticamente sus poblaciones y dificultan su alimentación.

El trabajo que se realiza con los osos panda ha convertido al programa de cría que lidera China en un ejemplo de colaboración entre países, tanto in situ como ex situ, mediante un programa de reproducción e investigación en cautividad que cuida especialmente la variabilidad genética.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente