Anterior Santos: "Se acabó la guerra con las FARC", la paz entra en vigor en Colombia Siguiente Sánchez mantiene el 'no' y dice que "solo" la "incapacidad" de Rajoy es la responsable de la investidura fallida Arriba Ir arriba
'La Casa', el cómic de Daniel Torres que invita a un paseo por la historia de la vivienda humana

'La casa': Daniel Torres nos demuestra que las casas tienen alma

  • El dibujante mezcla cómic, literatura y arquitectura en una obra inclasificable

  • “Quería demostrar que las casas tienen ADN, al igual que sus habitantes”, asegura

|

En estos momentos en que tener una casa sigue sin estar al alcance de todos, el mítico dibujante Daniel Torres (1958, Teresa de Cofrentes. Valencia) nos recuerda la importancia de tener un hogar en un libro inclasificable que figurará en todas las listas de lo mejor del año: La casa. Crónica de una conquista (Norma Editorial), un brillante estudio sobre la relación del ser humano con su vivienda.

Un libro difícil de clasificar, por su originalidad y la cantidad de disciplinas artísticas empleadas, y que –según Daniel Torres- “No es un tratado de historia, arquitectura o antropología, sino “un artefacto”. Esa es la mejor definición que podemos darle de momento. En realidad son 26 historias, ambientadas en épocas distintas, y cada una narrada de una forma muy diferente, aunque siempre combinando cómic, arquitectura e ilustración”.

“Hay otra definición a lo que he querido hacer con este trabajo –continúa el padre de Rocco Vargas-. Y ha sido demostrar que las casas tienen ADN, al igual que sus habitantes, los animales de compañía o las plantas. Las casas que habitamos son una evolución de todas las casas anteriores de la historia de la humanidad y, por tanto, herederas de todas ellas. Y esa es la historia que quería reflejar en este libro”.

“No quería un libro técnico con fachadas y planos de casas, sino un volumen que demostrase mi teoría de que las casas tienen alma. Por eso en mis cómics la arquitectura siempre ha sido un personaje más”- concluye el dibujante-.

Portada de 'La casa' y retrato de su autor, Daniel Torres Portada de 'La casa' y retrato de su autor, Daniel Torres

Este libro también tiene una explicación lógica y es que Daniel estuvo a punto de ser arquitecto: “Al principio estudié Arquitectura y Bellas Artes y, aunque ganó Bellas Artes, nunca dejé el gusto por la Arquitectura. Por eso en mis cómics trabajo mucho los fondos, las casas, las ciudades… y siempre que puedo uso la arquitectura como un personaje más que influye directamente en los personajes. Y este libro ha sido como mi reválida del arquitecto que nunca fui, como un proyecto de fin de carrera”.

Muchos estilos diferentes para una sola historia

La casa es un gran libro en todos los aspectos, que demuestra la maestría como artista de Daniel Torres (que en 2015 celebró sus 35 años como profesional). Un volumen en el que ha invertido seis años de trabajo y cuyo esfuerzo queda reflejado en cada una de sus casi 600 páginas.

“Para dedicar 600 páginas a un mismo tema, el libro tenía que ser multidisciplinar –asegura Torres-. Por eso he mezclado arquitectura, diseño, sociología, historia de las costumbres…. Sólo la documentación me llevó tres años. Pero cuando tienes tanto material, para mostrarlo hay que hacerlo de una manera amena. De ahí al decisión de hacer cada capítulo de una forma muy distinta, pero siempre mezclando los mismos elementos: cómic, ilustración y texto”.

Viñeta de 'La casa' Viñeta de 'La casa'

“Por eso –continúa Torres-, he intentado que cada capítulo tuviese un grafismo muy distinto, influido por el de la época que retrataba. Si la historia es de la Edad Media he querido que se pareciese a los libros de ese periodo. Y si narraba la construcción de los rascacielos de Nueva York a principios del Siglo XX he usado el estilo de las tiras de cómics de la época. Pero siempre procurando que esa diferencia de estilos no supusiera ninguna dificultad para el disfrute del lector, porque la comprensibilidad y lo ameno de la historia siempre es lo primero”.

“También es un libro muy didáctico –añade Torres-. Ha habido gente que me ha comentado que ha aprendido más Historia leyendo La casa, que cuando iba al instituto. Porque, aunque los protagonistas sean ficticios, todos los hechos son reales. De esta forma saciamos nuestra curiosidad por la historia, de forma muy amena, y, a la vez, estamos entreteniendo”.

Páginas de 'La casa' Páginas de 'La casa'

El derecho a una vivienda digna

Torres asegura que comenzó a trabajar en el libro justo con el estallido de la burbuja inmobiliaria. “Hasta entonces no éramos conscientes del valor de nuestros hogares ni de lo que costó a las generaciones anteriores tener un refugio seguro que llamar suyo. Porque hasta hace poco más de un siglo la gente corriente ha vivido en condiciones muy duras, sin luz ni agua corriente, por ejemplo. Por eso no he sacado a personajes históricos sino que los protagonistas son esas personas del pueblo que, muchas veces no sabían si iban a tener un techo en el que cobijarse al final del día”.

El derecho a una vivienda digna se alcanzó hace muy poco –continúa el autor-. Y algo que quería resaltar en el libro es que, hasta llegar a eso hemos sufrido mucho”.

En cuanto al modelo urbanístico actual, Torres defiende que: “Comenzó en el Imperio Romano, cuando se dieron cuenta de que había que controlar el crecimiento indiscriminado de las ciudades y se hicieron planes urbanísticos, además del alcantarillado, las calles... Eso se perdió casi completamente en la Edad Media y sólo se recuperó a finales del Siglo XVI cuando el desarrollo de los cañones hizo que las murallas fueran inútiles y la ciudad empezó a crecer exponencialmente. Y entonces volvió a ser necesario poner orden en ese crecimiento”.

Viñetas de 'La casa' Viñetas de 'La casa'

La casa del futuro

Uno de los personajes más conocidos de Daniel Torres es el futurista Rocco Vargas; por eso hemos preguntado al dibujante cómo se imagina la casa del futuro: “El último capítulo del libro está dedicado a esa casa del futuro. Lo he planteado como un diálogo de dos personajes (el apocalíptico y el integrado, el pesimista y el positivista); entre el que cree que la tecnología va a resolver todos los problemas de la humanidad, y todos vamos a vivir en casas inteligentes y maravillosas; y el que opina que el futuro urbanismo va a reflejar las crecientes desigualdades con los ricos viviendo en mansiones automatizadas y los pobres subsistiendo en chabolas”

“Y aunque, como autor, intento mantenerme al margen de esa discusión –confiesa Torres- soy más bien pesimista respecto al futuro, porque los problemas de vivienda a nivel mundial no invitan a ser halagüeños. Y a pesar de que La casa es una ficción, esta basada en hechos reales y por eso no podía ser completamente objetivo. Pero espero que el lector tenga la última palabra y se quede con el futuro que más le convenza”.

Fragmento de una página de 'La casa' Fragmento de una página de 'La casa'

Un apasionado de los detalles

La apasionante historia de La casa y las ciudades está enriquecida por los detalles sobre cómo vivían, se vestían o, incluso, lo que comían nuestros antepasados (y lo que costaban esas comidas): “Creo que los detalles enriquecen el relato –asegura Torres- y yo tengo la manía de intentar que mis libros puedan leerse varias veces, de forma que el lector siga descubriendo cosas nuevas en cada ocasión".

“Por ejemplo –añade el autor- yo cuido mucho los colores en mis cómics. Y en este trabajo había que tener en cuenta que los tintes industriales son muy recientes. Antiguamente, sólo los ricos podían permitirse llevar ropajes coloridos, el resto vestían con ropa parduzca o gris, que les daba un aspecto muy triste”.

Páginas de 'La casa' Páginas de 'La casa'

Hablando de colores, el libro presenta una paleta muy especial, resultante de la mezcla de lo manual y lo digital: “Parte del color lo he aplicado yo directamente con acuarelas, acrílicos y gouache, pero también he contado con la colaboración de Paco Cavero que ha aplicado el color digital con mucho cuidado, para que pareciese manual. Y he quedado muy contento con el resultado”.

También cuida muchísimo las composiciones de las páginas, arriesgadas y sorprendentes: “He cuidado mucho los diseños de cada página, abocetando cada una y no empezando a dibujar hasta que tuve todo el libro preparado”.

Viñetas de 'La casa' Viñetas de 'La casa'

Sus proyectos

Los cientos de bocetos y dibujos preliminares que ha realizado Daniel Torres para este trabajo no podían caer en saco roto, por eso prepara una exposición sobre el proceso de creación de La casa que podrá verse a finales de año: “Quiero que sea una exposición didáctica, no sólo para aficionados al cómic sino para todo el mundo. E incluirá lo que llamamos material de cocina: originales, bocetos, documentación, notas, reflexiones, soluciones gráficas…”.

Además, actualmente, Daniel tiene una exposición en París: “Nada más terminar La casa, en el verano de 2014, me puse a trabajar como un loco para evitar la depresión postparto artística. Y realicé una serie de acuarelas sobre París y Nueva York en las que el gran protagonista es la arquitectura, por lo que sólo aparecen edificios, algunos conocidos, otros menos. No hay ni personas ni árboles…”.

“Y estoy terminando una nueva aventura de Rocco vargas que he ido haciendo los fines de semana durante estos últimos seis años. Ahora mismo la estoy coloreando y espero que se publique a finales de año” –concluye Daniel-.

Por cierto, no os perdáis la entrevista que Daniel Torres concedió a nuestra compañera Laura Barrachina de 'La Hora del bocadillo' (Radio 3)

La hora del bocadillo - "Las casas" de Daniel Torres y Paco Roca - 09/01/16

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente