Enlaces accesibilidad

Lagarde avisa de que el crecimiento mundial será "decepcionante" y "desigual" en 2016

  • Alerta de que el alza de tipos en EE.UU. y el dólar fuerte pueden abrir nuevos agujeros en los bancos
  • Los cambios en Estados Unidos y China afectarán al resto de países

Por
Imagen de archivo de la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, durante las reuniones anuales del Banco Mundial y el FMI celebradas este año en Lima
Imagen de la directora gerente del Fondo Monetario Internacional durante las reuniones anuales del Banco Mundial y el FMI celebradas este año en Lima. AFP Cristobal Bouroncle

El crecimiento económico mundial será "decepcionante" en 2016, advierte la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, en un artículo publicado este miércoles por el periódico económico alemán Handelsblatt.

Además, la máxima responsable del FMI alerta de que la subida de los tipos de interés en EE.UU. y el consiguiente fortalecimiento del dólar podría provocar que muchas empresas entren en impago, lo que "infectaría de nuevo a bancos y Estados".

"En muchos países, el sector financiero aún tiene debilidades y en los mercados emergentes los riesgos financieros están aumentando. Todo eso significa que el crecimiento mundial será decepcionante y desigual en el 2016", señala Lagarde.

Además, la directora gerente del FMI añade que la baja productividad, el envejecimiento de la población y los efectos de la crisis financiera mundial están frenando el crecimiento, lo que debilita las perspectivas a medio plazo.

Las consecuencias de los cambios en EE.UU. y China

Por ese motivo, augura que "la mayoría de las economías más desarrolladas -salvo EE.UU. y, posiblemente Reino Unido- van a seguir necesitando una política monetaria acomodaticia" a lo largo del año que va a comenzar.

En su tribuna, Lagarde subraya que la perspectiva de nuevas subidas de tipos en Estados Unidos y la ralentización de China "están contribuyendo a aumentar la incertidumbre y el riesgo de volatilidad económica en todo el mundo".

El comienzo de la normalización de la política monetaria estadounidense y el paso de China hacia un nuevo modelo de crecimiento son "necesarios y saludables", pero deben realizarse de la manera más suave y eficiente posible, advierte la directora del FMI.

Noticias

anterior siguiente