Anterior Detenido en Torrevieja un hombre de cuarenta y cinco años por grabar a una menor en unos probadores Siguiente París vive otro nuevo episodio de la era Chris Froome Arriba Ir arriba
'El club de los cinco (John Hughes, 1985)
'El club de los cinco (John Hughes, 1985) Universal

John Hughes, el creador del cine adolescente moderno

  • Gerardo Santos homenajea al creador de El club de los cinco o Solo en casa

  • El periodista publica el libro: John Hughes. El eterno adolescente

|

Muy pocos directores, guionistas y productores han influido tanto en la historia del cine como John Hughes (1950-2009), que prácticamente creó el cine adolescente moderno gracias a sus películas de los 80 y 90 como El club de los cinco (1985) o La chica de rosa (1986). Sin olvidar que también escribió el guion de Sólo en casa (Chris Columbus, 1990). Ahora, el periodista Gerardo Santos Vocero, repasa la vida y la obra de este director visionario en el libro John Hughes: el eterno adolescente (Diábolo Ediciones), cuya publicación coincide con el 30 aniversario de su película más característica: El club de los cinco (1985).

Gerardo destaca la importancia que el director ha tenido en su vida: “John Hughes es para mí, fundamentalmente y a nivel personal -y supongo que para mucha gente también-, el creador de El club de los cinco (1985), una de esas películas que, vistas por primera vez de adolescente o en la veintena, te marcan necesariamente -tanto como cinéfilo como individuo-. Después fui descubriendo el resto de su cine: el resto de sus cintas juveniles, sus comedias adultas, su última etapa dedicada al cine infantil…”

“En cuanto a ponderar su importancia en la historia del cine –continúa Gerardo-, creo que ya solo su ciclo de películas adolescentes -por lo que supusieron para toda una generación- y las dos primeras entregas de Solo en casa -por lo que supusieron para la industria cinematográfica- le califican como alguien imprescindible en la evolución del cine hollywoodense durante las últimas décadas del pasado siglo”.

'La chica de rosa' (1985), escrita y producida por Hughes 'La chica de rosa' (1985), escrita y producida por Hughes

Hughes consiguió conectar con toda una generación

Preguntamos a Gerardo cuál fue el acierto de Hughes para conseguir que los jóvenes se vieran reflejados en sus películas: “Es difícil saberlo a ciencia cierta: lo que es indudable es que Hughes, con su ciclo de películas adolescentes –estrenadas todas entre 1984 y 1987-, consiguió conectar con una generación de jóvenes que no tenía nada que ver con la suya; prueba de ello son las miles de cartas escritas por jóvenes que llegaban a su oficina todos los años, la inmensa mayoría de ellas centradas en El club de los cinco (1985)”.

“Hay quienes afirman –continúa el periodista- que Hughes supo entender a los adolescentes y hay quienes dicen que supo darles aquello que querían ver en la gran pantalla: no sé si son conceptos contrapuestos o, en cambio, complementarios… Quizás su acierto, o al menos uno de ellos, estuvo en tomarse en serio los problemas cotidianos de cualquier quinceañero o quinceañera: los mismos ‘problemas’ que los adultos suelen -o solemos- desdeñar o tomarse a la ligera”.

'Todo en un día' (John Hughes, 1986) 'Todo en un día' (John Hughes, 1986)

El estilo John Hughes

Pero… ¿existe un estilo John Hughes? “Muchas cintas dirigidas y/o escritas por Hughes comparten ciertos parámetros audiovisuales –asegura Gerardo-, pero creo que su estilo radicaba más en los temas que abordó en sus guiones, y en la forma que tenía de hacerlo; en este sentido, el ‘Hughes guionista’ se caracterizaba por inspirarse en sus propias experiencias o en las de personas cercanas, y en sus cintas no suelen faltar las familias o reuniones familiares, los discursos sobre clases sociales, las referencias a la cultura popular, los personajes entrañables, las tramas episódicas –Hughes gustaba de acumular situaciones que conforman un todo, antes que plantear el clásico ‘planteamiento-nudo-desenlace’, aunque también esté presente- y la utilización del tercer acto de sus historias como una oportunidad para reconciliarnos con los personajes -o para que estos se reconcilien entre ellos”.

Lo cierto es que las comedias de Hughes sentaron las bases del cine de comedia juvenil moderno, como nos comenta Gerardo: “Muchos cineastas reconocen la influencia de Hughes en su trabajo -Kevin Smith o Judd Apatow, por ejemplo- y el hecho de que el capítulo piloto de la serie de TV Community (NBC) estuviera dedicado a él -se estrenó pocos días de su muerte- refleja a la perfección la profunda huella que Hughes dejó en muchas personas, a nivel personal y artístico. Por otro lado, no son pocos quienes afirman que cintas juveniles actuales como Las ventajas de ser un marginado (2012) -por poner solo un ejemplo- serían imposibles de no haber existido el cine de Hughes -en concreto, su cine sobre y para adolescentes”.

Fotos de 'El club de los cinco' y 'Promoción fantasma', que demuestran la influencia de Hughes en el cine actual Fotos de 'El club de los cinco' y 'Promoción fantasma', que demuestran la influencia de Hughes en el cine actual

Películas y actores inolvidables

.De entre todas las películas de Hughes, pedimos a Gerardo que nos comente sus favoritas: “El cine de Hughes tiene, en términos generales, y sobre todo a partir de su debut como director con Dieciséis velas (1984), tres etapas más o menos definidas: la del cine adolescente, la del cine adulto -o, al menos, protagonizado por adultos- y la del cine infantil y/o familiar; creo que El club de los cinco (1985), Mejor solo que mal acompañado (1987) y Solo en casa (1990) son, respectivamente, las películas más representativas, exitosas y recordadas de cada una de dichas etapas. En cuando a elegir su mejor película, creo que es algo tan relativo que me limitaré a decir mis dos favoritas: las ya nombradas El club de los cinco (1985) y Mejor solo que mal acompañado (1987)”.

Además, Hughes nos descubrió a toda una generación de actores juveniles: “Molly Ringwald y Anthony Michael Hall son dos de sus intérpretes fetiche –nos comenta Gerardo-, pero curiosamente fue John Candy –protagonista de, por ejemplo, Solos con nuestro tío (1989)- el actor que más veces trabajó junto a él, en casi una decena de títulos. Por otro lado, cabe señalar que Hughes coincidió, ya fuera en una o varias películas, con casi todos los actores y actrices enmarcados en el llamado ‘Brat Pack’ de los años 80: los ya mencionados Hall y Ringwald, Emilio Estévez, Andrew McCarthy, Judd Nelson, Ally Sheedy, Charlie Sheen, James Spader, Robert Downey Jr., Kevin Bacon, Matthew Broderick, Jon Cryer, John Cusack, Mary Stuart Masterson o Lea Thompson”.

John Candy y Macaulay Culkin en 'Solos con nuestro tío' (John Hughes, 1989) John Candy y Macaulay Culkin en 'Solos con nuestro tío' (John Hughes, 1989)

La banda sonora de una generación

Seguramente, las películas de Hughes no serían tan recordadas sin sus estupendas bandas sonoras. “John Hughes amaba la música desde adolescente –asegura Gerardo- le encantaban The Beatles y, en general, las bandas de rock/punk procedentes de Reino Unido; siempre dijo que habría querido dedicarse a la música o trabajar en la industria musical, y era conocida su afición a grabar recopilatorios musicales, para los intérpretes de sus películas ‘adolescentes’ -en la década de los ochenta- o para los miembros de su propia familia -ya a una edad más avanzada-".

"No es extraño, por tanto, que la música jugara, efectivamente, un papel fundamental en sus películas, sobre todo en las de su ciclo adolescente: muchas veces sus libretos cinematográficos incluían ya de antemano las canciones que debían sonar en cada escena y escribió más de un guión inspirado por algún tema musical en particular; además, él mismo reconocía que una de las cosas que más le gustaban del cine era poder dar a conocer aquellos grupos musicales que a él le gustaban: en este sentido, uno de sus mayores orgullos fue haber hecho famosos a Simple Minds, el grupo responsable de Don’t You (Forget About Me) -la famosa canción de El club de los cinco (1985)”.

'Beethoven' (Brian Levant, 1992), otra de las exitosas franquicias de Hughes 'Beethoven' (Brian Levant, 1992)

Su desaparición

A pesar de que sus películas se contaban por éxitos, Hughes dejó de dirigir películas repentinamente. Gerardo nos explica por qué: “Hughes dijo a mediados de los 90 que no se veía haciendo películas después de cumplir los cincuenta añosObjetivo: La roca (1998) fue su última película como guionista y a lo largo del siglo XXI -en 2000 sopló las velas de su cincuenta cumpleaños- solo apareció en los créditos de cintas que eran secuelas basadas en personajes creados por él -las sagas BeethovenSolo en casa o Vacaciones- o de cintas para las que había aportado, por ejemplo, la idea original -Sucedió en Manhattan (2002), No tan duro de pelar (2008)-. De todas formas, hay que tener en cuenta que Hughes fue un trabajador incansable y que, aunque dejó de hacer películas después de cumplir los cincuenta años, durante las dos décadas anteriores fue uno de los guionistas y productores más prolíficos -y exitosos- de la historia de Hollywood, estrenando dos y hasta tres títulos al año, de forma casi ininterrumpida”.

Hughes falleció en 2009 a consecuencia de un paro cardiáco.

El libro

Portada de 'John Hughes: el eterno adolescente' y su autor, Gerardo Santos Vocero Portada de 'John Hughes: el eterno adolescente' y su autor, Gerardo Santos Vocero

Gerardo nos comenta cómo ha estructurado este libro publicado por Diábolo: “Tras un estupendo prólogo de Óscar Brox -Coordinador General de la web Miradas de cine- viene la Introducción, en la que presento la figura de John Hughes así como sus señas de identidad como cineasta. Posteriormente, y de forma cronológica, voy recorriendo sus diferentes etapas vitales y sobre todo artísticas, analizando todas las películas de su filmografía -sobre todo como director y/o guionista-: el primer capítulo está dedicado a su infancia, su adolescencia y su trabajo como publicista; en el segundo capítulo hablo de sus primeros pasos en Hollywood, una etapa muy complicada pero con éxitos como Las vacaciones de una chiflada familia americana (1983) o Las locas peripecias de un señor mamá (1983); el tercer capítulo aborda, principalmente, los seis títulos de su ciclo adolescente -de Dieciséis velas (1984) a Una maravilla con clase (1987), pasando por El club de los cinco (1985)-; el cuarto capítulo está dedicado a su etapa ‘adulta’, incluyendo la que muchos consideran su mejor como película como director -Mejor solo que mal acompañado (1987)- y su cinta más autobiográfica -La loca aventura del matrimonio (1988)-; el quinto capítulo se abre con el fenómeno que supuso Solo en casa (1990) y se cierra con su secuela, incluyendo todas las películas en las que trabajó entre medias; el sexto capítulo está dedicado a su etapa ‘infantil’ -101 dálmatas (Más vivos que nunca) (1996) o Flubber y el profesor chiflado (1997)-, pero también incluye su última gran película como guionista -la casi desconocida y a reivindicar Objetivo: La roca (1998)-; y, por último, el séptimo y último capítulo aborda las contadas películas en las que Hughes participó durante el siglo XXI y cuál ha sido la evolución de su figura durante los últimos años -sobre todo tras su repentino y triste fallecimiento en 2009-“

“Como en el caso de mi anterior libro -Don Coscarelli. Phantasmas, momias y otras bestias (2015)-, he procurado apoyarme en la mayor cantidad de referencias bibliográficas y hemerográficas posibles, casi todas ellas de la época en que se estrenaron cada una de las películas; por otro lado, en el apartado de cada título abordo los procesos de escritura, preproducción, casting, rodaje, publicidad y estreno, así como la recepción crítica y económica, y también realizo un análisis cinematográfico en el que, sobre todo, intento profundizar en las señas de identidad de Hughes planteadas en la Introducción”.

Por último, Gerardo nos comenta sus próximos proyectos: “Tengo otro libro terminado sobre un cineasta que -al igual que Hughes- es bastante ‘ochentero’ pero tiene una filmografía que recorre las décadas de los 70, 80, 90 y 2000: estoy deseando anunciar su publicación. Y actualmente trabajo en nuevos libros individuales y varias obras colectivas, todas relacionadas con el séptimo arte”.

'Solo en casa' (Chris Columbus, 1990), el mayor éxito como guionista y productor de John Hughes 'Solo en casa' (Chris Columbus, 1990), el mayor éxito como guionista y productor de John Hughes

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente