Enlaces accesibilidad

China recorta tipos y reduce los requerimientos de reserva de la banca en respuesta a las caídas bursátiles

  • El banco central del país asegura que busca estimular la actividad de la economía
  • Es la quinta bajada de tipos efectuada a los préstamos a un año desde noviembre

Por
China recorta tipos y reduce los requerimientos de reserva de la banca

El banco central de China ha reaccionado a la segunda jornada consecutiva de desplome en los mercados del gigante asiático y a la incertidumbre sobre la solidez de la economía del país anunciando una rebaja de un cuarto de punto en el tipo de interés de referencia para los préstamos -para dejarlo en un 4,6%- y en los tipos de los depósitos a un año, que quedan en el 1,75%.

Además, el organismo ha aprobado un recorte en el coeficiente de reserva de capital exigido a los bancos, que será del 18% para la mayoría de los grandes bancos, lo que liberará fondos para las entidades financieras chinas.

El banco central ha asegurado que su decisión de bajar los tipos de interés -que entrará en vigor este próximo miércoles- busca estimular la actividad de la economía "reduciendo el coste de financiación y promoviendo un desarrollo sostenible de la economía real".

También ha defendido que la exigencia de un menor coeficiente de reserva de capital a las entidades financieras -porcentaje de dinero que los bancos están obligados a mantener como reservas y no pueden prestar- pretende "mantener unos niveles adecuados de liquidez y promover un desarrollo económico estable y saludable" del país. Esta medida no se aplicará hasta el próximo 6 de septiembre.

Se trata de la quinta rebaja de tipos de interés y la cuarta del coeficiente que se exige a los bancos que el Banco Popular de China aprueba desde el pasado mes de noviembre.

Por otro lado, el banco central del país ha recordado que la reciente reforma del mecanismo de fijación del cambio del yuan frente al dólar "puede causar fluctuaciones de liquidez en el proceso de encontrar su equilibrio".

En otra decisión previa, tomada también este martes, el organismo inyectó un total de 150.000 millones de yuanes (unos 23.400 millones de dólares, 20.300 millones de euros) en el sistema financiero del país para aumentar su liquidez, la mayor intervención del banco central chino en el sistema financiera con operaciones realizadas directamente en el mercado desde enero del año pasado.

Las bolsas chinas han sufrido este martes un nuevo batacazo después del 'lunes negro' que vivieron. En concreto, la Bolsa de Shanghai, concluyó la jornada con un descenso del 7,6%, hasta los 2.963 puntos, mientras que la Bolsa de Shenzen, la segunda más relevante del gigante asiático, bajó un 7%, hasta los 10.197 puntos.

Noticias

anterior siguiente