Anterior Unos 300 inmigrantes intentan saltar la valla fronteriza de Ceuta Siguiente Junqueras pide salir de prisión porque el Govern "ni se ha reunido ni tomado decisiones" tras la aplicación del 155 Arriba Ir arriba
 El carguero ruso Progress M-28M ha despegado con éxito desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán.
El carguero ruso Progress M-28M ha despegado con éxito desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán. REUTERS/Stringer

Rusia lanza con éxito la nave de carga Progress hacia la Estación Espacial Internacional

  • El carguero Progress M-28M ha partido con éxito a las 5.55 horas

  • Lleva 2,5 toneladas de suministros: combustible, alimentos, agua

  • Tras dos lanzamientos fallidos, el de este viernes ha resultado exitoso

|

A la tercera va la vencida. Tras dos lanzamientos de naves fallidos para enviar suministros a la Estación Espacial Internacional (EEI), el carguero espacial de Roscosmos, el Progress M-28M, ha partido con éxito a las 5.55 hora peninsular española desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán).

La nave rusa, que ha sido lanzada con ayuda de un cohete portador Soyuz-U, lleva 2,5 toneladas de suministros, según ha informado el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE). En sus bodegas, el carguero transporta combustible, alimentos, agua, equipos científicos y material de mantenimiento.

Está previsto que este domingo se acople a la plataforma orbital, que se encuentra a unos 400 kilómetros de distancia de la Tierra.

Dos fallos en tres meses

Los astronautas de la expedición 44 contaban con suministros para cuatro meses. Sin embargo, ha sido llamativo que los dos anteriores lanzamientos para llevar suministros acabaran con la explosión y desintegración de los respectivos cohetes.

Fue el caso, el pasado 28 de junio, del cohete espacial de SpaceX Falcon 9 con una cápsula Dragon a bordo, que explotó a los pocos minutos de despegar en Cabo Cañaveral (Estados Unidos).

Por otra parte, Roscosmos perdió el carguero Progress M-27M en abril debido a un fallo en un motor, lo que hizo que se desviara de su órbita y se acabara desintegrando sobre el Pacífico.

Actualmente, la tripulación de la EEI está integrada por los rusos Guennadi Padalka y Mijaíl Kornienko y el estadounidense Scott Kelly.

Cada año, Rusia envía entre tres y cuatros cargueros con suministros para la Estación Espacial Internacional, un proyecto en el que participan 16 países y que tiene un coste estimado en 100.000 millones de dólares (90.000 millones de euros).

La plataforma, con tripulantes a bordo de manera continuada desde 2000, tiene una masa de cerca de 450 toneladas y orbita a una distancia de entre 335 y 460 kilómetros de la Tierra, con una velocidad de unos 27.000 kilómetros por hora.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente