Enlaces accesibilidad

"Quiero que el próximo gobierno se tome en serio la reducción de la desigualdad en Reino Unido"

  • Los británicos afrontan con incertidumbre una votación sin un claro ganador
  • El liderazgo de Cameron se enfrenta a un panorama electoral fragmentado
  • Votantes británicos comparten con RTVE.es sus inquietudes ante las urnas
  • Especial: toda la información sobre las Elecciones en Reino Unido

Por
El primer ministro británico, David Cameron, camina con el maletín ministerial en el aeropuerto de Newquay, al suroeste de Inglaterra.
El primer ministro británico, David Cameron, camina con el maletín ministerial en el aeropuerto de Newquay, al suroeste de Inglaterra. AFP AFP PHOTO / POOL / TOBY MELVILLE

Votará por primera vez en unas elecciones nacionales y tiene claro que priorizará la estabilidad económica. Phil Plumber, postgraduado en paro, confía en que los liberaldemócratas de Nick Clegg saldrán reelegidos en su circunscripción, Yeovil, al suroeste de Inglaterra.

No es el único que pone el foco en la economía. Según los especialistas, es junto a la sanidad, la desigualdad y la Unión Europea una de las cuatro piezas fundamentales de estas elecciones del próximo 7 de mayo en Reino Unido que parten sin ganador claro. La prensa local británica refleja que uno de cada tres votantes no ha decidido todavía candidato.

Reino Unido tiene además la particularidad electoral de que los diputados se eligen distrito a distrito, por lo que la elección depende de una fuerte identificación de los ciudadanos con sus candidatos. Plumber tiene claro que ganara su MP (miembro de la cámara de los comunes por circunscripción) liberal, "a pesar de haber estado envuelto en un escándalo".

La economía, principal caballo de batalla

Alex Sunier, que votará por un cambio de gobierno en Dulwich, un área al sur de Londres gobernada por los laboristas, también comparte la preocupación por la economía y ya ha decidido su voto.

Sunier: Miliband no es un líder

Votaré a los tories porque han arreglado la economía y porque creo que Ed Miliband (el candidato del Partido Laborista) no es un líder”, explica a RTVE.es.

La receta de Sanier para Reino Unido se traduce en menos impuestos. menos ayuda al exterior, menos prestaciones para los pensionistas, más gasto militar y mayor presencia en el exterior.

Sin embargo, no todos los británicos piensan igual, originario del norte de Inglaterra, Joe Stanley-Smith es coordinador de redes sociales en una revista financiera en Londres, por lo que ejercerá su voto en Tottenham, al norte de la capital.

Stanley-Smith: Somos uno de los países más desequilibrados del mundo

“Quiero ver cómo el próximo gobierno se toma en serio la reducción de las desigualdades en mi país”, reclama Stanley-Smith en declaraciones a RTVE.es.

“Somos uno de los países más desequilibrados del mundo. Tenemos el centro de Londres, la zona más rica de europa occidental, pero también nueve de las 10 regiones más pobres, predominantemente alrededor de Gales, Escocia y el norte de Inglaterra”, matiza con cierto escepticismo ante una posible solución citando datos de Eurostat facilitados por la organización para la observación de la desigualdad Inequality Briefing.

“Los conservadores, el partido en el gobierno, no hará esto. Es el partido de los ricos. Y la oposición tampoco, porque se han desplazado demasiado a la derecha. Por eso mi esperanza es que el Partido Nacional Escocés (SNP), que está verdaderamente a la izquierda, forme coalición con los laboristas y sea una influencia para abordar la desigualdad”, defiende Stanley-Smith.

El coste de la salud

El Servicio Nacional de Salud (NHS), es otra de las joyas de la corona británica. Siempre se trata como un asunto capital en tiempo de elecciones. Este año, su estabilidad se sitúa entre la inmigración y la economía.

Plumber: Incluso UKIP ha cambiado su política sanitaria

“El NHS es algo tan central como cualquier asunto político y dudo mucho que alguna vez se elija a un gobierno que abiertamente planee su privatización”, apunta Plumber.

“Incluso UKIP, el partido más a la derecha, se ha visto obligado a cambiar su política sanitaria desde el planteamiento de un plan de seguros hasta prometer gran cantidad de fondos para el NHS después de ver la negatividad con la que se ha recibido esta propuesta”, explica.

La población local cada vez está más envejecida y, además, ha crecido el coste de los tratamientos modernos. La consecuencia es que crece el gasto sanitario. Además, parte de la sociedad británica culpa a los inmigrantes de saturar el sistema. Para otros, sin embargo, son precisamente ellos los que sostienen el NHS con su trabajo.

¿Quedarse o no en Europa?

La respuesta a la inmigración es otra de las prioridades para estos votantes y la propuesta de una consulta sobre la permanencia en la UE se ha convertido en el principal argumento del crecimiento del movimiento euroescéptico UKIP y una de las bazas del líder conservador, David Cameron, para mantener al bloque más radical de su electorado.

Es necesario un referéndum de permanencia en la UE

“Aunque opino que debemos seguir formando parte de ella, creo que es necesario un referéndum de permanencia en la UE”, explica Plumber que puntualiza que se trata de un tema “lo suficientemente grande en estos momentos como para ser ignorado”.

Lo cierto es que el número de extranjeros de segunda generación ha aumentado de 3,8 millones en 1993 a 7,8 millones en 2013 y el de inmigrantes ha aumentado de cerca de dos millones a cerca de cinco, según los datos del Observatorio de la Migración de la Universidad de Oxford.

Para Konstantinos Lianos, ciudadano griego residente en Wimbledon, la posibilidad de que el Reino Unido abandone la UE supone “un gran estrés”.

“No entiendo cómo la inmigración es un problema tan grande para este país cuando es bien sabido que los extranjeros contribuyen a la economía en términos de empleo, ingresos e impuestos”, explica Lianos a RTVE.es

Este griego de origen pronostica que una hipotética salida de la UE sería “un desastre para Reino Unido en términos comerciales” y para la propia Unión en sí misma, “que perdería un importante aliado”.

Le tranquiliza pensar que los tories no ganarán la mayoría en el parlamento pero no descarta luna alianza con UKIP que les de la gobernabilidad.

Indecisión ante las urnas

Disyuntivas como estas colocan a los británicos en una posición de gran incertidumbre ante las urnas, hasta el punto que el canal ITV ha realizado un experimento para reflejar el alto porcentaje de indecisión.

Ante el debate electoral celebrado en la cadena a comienzos de mes, colocó una cámara sobre el televisor de seis hogares del país para capturar las reacciones de sus habitantes, de las que no puede extraerse un claro ganador..

“No existe un partido de derechas e izquierdas claro. Todos están compitiendo en el medio”, critica un votante de Cardiff, la capital de Gales, que participó en el experimento.

Según datos de la consultora ComRes, Cameron tiene mayor fuerza en la televisión (64%) y es más arrogante (52%) mientras que Miliband es más genuino (51%) y entiende mejor el mundo (39%). A partir del 7 de mayo se sabrá qué cualidades prevalecen.

Noticias

anterior siguiente