Enlaces accesibilidad

Bruselas cree que el PIB de la eurozona crecerá un 1,5% este año por la favorable coyuntura

Enlaces relacionados

Por
El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici
El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. EFE EFE/JULIEN WARNAND

La economía de la Unión Europea crecerá este año un 1,8% (una décima más de lo calculado en febrero), mientras que la eurozona avanzará un 1,5% (dos décimas más). El crecimiento seguirá acelerándose en 2016 hasta el 2,1% en la UE y el 1,9% en la eurozona, según las previsiones económicas de primavera publicadas por la Comisión Europea.

Bruselas ha mejorado sus cálculos gracias a los bajos niveles del precio del petróleo, el crecimiento mundial sostenido, la depreciación del euro y el impacto de la política monetaria del Banco Central Europeo. También contribuyen a la revisión al alza la posición presupuestaria neutra en el conjunto de la UE y las reformas estructurales.

Según la Comisión, en 2015 todos los Estados miembros de la UE registrarán cifras positivas de crecimiento salvo Chipre (cuya economía todavía cae un 0,5%). Los países que más crecen son Irlanda y Malta (ambos al 3,6%).

Entre las grandes economías de la UE, la clasificación la encabeza España (2,8%), seguida por Reino Unido (2,6%), Alemania (1,9%), Francia (1,1%) e Italia (0,6%). Mención aparte merece Polonia con un crecimiento sostenido del 3,3% y el único país que ha capeado la crisis sin entrar en recesión.

"La economía europea no evolucionaba tan bien desde hace varios años, con una recuperación favorecida a la vez por factores externos y por medidas que empiezan a dar sus frutos", ha dicho el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

"No obstante, deben hacerse esfuerzos suplementarios para que esta recuperación no sea un fenómeno coyuntural. Es importante realizar las inversiones y las reformas esperadas y no desviarse de las políticas de responsabilidad presupuestaria para crear los empleos y el crecimiento sostenible que Europa necesita", ha avisado el francés.

Recorte de dos puntos al PIB de Grecia

En contraste con esta mejora general, el Ejecutivo comunitario ha recortado en dos puntos (del 2,5% al 0,5%) su previsión de crecimiento para Grecia debido a la incertidumbre generada por el bloqueo de las negociaciones entre el nuevo Gobierno de Syriza y la troika sobre el rescate.

Esta previsión empeorada solo es válida, según avisa Bruselas, en el caso de que finalmente haya un acuerdo que permita seguir adelante con el rescate. Con todo, Moscovici ha insistido en que confía en que "Atenas mantendrá los compromisos con sus electores y sus socios europeos, logrará evitar un accidente financiero y consolidar un crecimiento sostenible", dentro del área de la moneda única.

La CE estima que la economía griega crecerá un 2,9% en 2016 cuando las inversiones repunten debido al soporte de las reformas estructurales. Además espera que el déficit se contenga en el 2,1% del PIB este ejercicio y en el 2,2% el año que viene. Por contra, la deuda aumentará en este ejercicio hasta el 180% del PIB antes de bajar al 173% en 2016.

Bruselas prevé que la tasa de paro se reduzca ligeramente hasta el 25,6% a final de año y que sufra un descenso de hasta el 23,2% en 2016 cuando se reactive la actividad económica. Con respecto a la inflación, se vaticina que permanecerá por debajo de cero este ejercicio y volverá a ser positiva el año que viene cuando la recuperación coja ritmo.

Subirán los precios y bajará el paro

Bruselas prevé que la inflación sea casi nula hasta junio por la caída de los precios de la energía. El nivel de precios aumentará durante el segundo semestre y aún más en 2016 por el refuerzo de la demanda interna, el menor excedente de capacidad de producción, la atenuación del abaratamiento de las materias primas y el aumento del coste de las importaciones por la depreciación del euro.

De este modo, la inflación anual tanto en el conjunto de la UE como en la eurozona pasará del 0,1% de media este año al 1,5% en 2016.

Bruselas prevé también una "lenta mejora" en el frente del paro. La tasa de paro tanto en la UE como en la eurozona se reducirá durante este año, a medida que la mejora del empleo se extienda a diferentes sectores de actividad, hasta alcanzar el 9,6% y el 11%, respectivamente.

En 2016, la bajada del desempleo se reforzará gracias a la mejora del crecimiento, en particular en los países que han reformado su mercado laboral, y el nivel de paro bajará hasta el 9,2% en la UE y el 10,5% en la eurozona.

El déficit se reducirá y subirá la deuda

Las perspectivas presupuestarias mejoran gracias al ajuste de los últimos años, al refuerzo de la actividad económica y a la disminución de la carga de intereses de la deuda pública. Pese a una posición presupuestaria globalmente neutra, el déficit en la UE pasará del 2,9% en 2014 al 2,5% este año y al 2% el que viene.

En la zona euro la disminución será desde el 2,4% en 2014 al 2% en 2015 y al 1,7% en 2016.

El nivel de deuda pública alcanzará sus máximos en 2014 y empezará a bajar hasta situarse en el 88% del PIB en la UE y en el 94% en la eurozona en 2016.

El crecimiento de la economía europea podría ser mayor que estas previsiones si los factores favorables persisten o se incrementan, según Bruselas. No obstante, podría empeorar si se agravan las tensiones geopolíticas o en caso de turbulencias financieras resultantes, por ejemplo, de la normalización de la política monetaria en Estados Unidos.

El programa de compra de deuda del BCE y la revisión al alza del crecimiento han reducido los riesgos sobre las perspectivas de inflación, señala el Ejecutivo comunitario.

Noticias

anterior siguiente