Enlaces accesibilidad

Moody's rebaja aún más la nota de Grecia y mantiene la perspectiva negativa

  • Baja la nota de Caa1 a Caa2 por la incertidumbre para afrontar sus pagos
  • La agencia británica considera que la economía griega se está debilitando

Por
La sede de Moody's en Nueva York.
La sede de Moody's en Nueva York. REUTERS REUTERS/Brendan McDermid

Las notas de las agencias

La triple AAA es el símbolo de los mejores productos, aquellos con los que el inversor tiene la plena seguridad de que recuperará su inversión.

Si las agencias consideran que hay riesgo de que el emisor no pague, la nota se rebaja: AA, A, BBB, BB, B, CCC... hasta la D (con escalones intermedios, indicados por los símbolos + y -). El límite crítico lo marca la nota BBB: por debajo de esa nota, se considera que se trata de un producto especulativo, es decir, bonos basura.

La agencia de calificación crediticia Moody's ha rebajado la nota de la deuda soberana de Grecia a Caa2 desde Caa1 y mantiene la perspectiva negativa, debido a la incertidumbre sobre las posibilidades de Atenas de afrontar sus próximos pagos y al debilitamiento de la economía.

En un comunicado, la agencia británica señaló que la devaluación de la calificación obedece a la "elevada incertidumbre" respecto a si el Gobierno griego estará en condiciones de llegar a un acuerdo con sus acreedores lo suficientemente a tiempo como para hacer frente a sus próximos pagos.

A ello se añade, dice Moody's, que la debilidad de la economía y el entorno político "frágil" ponen en duda que se pueda aplicar un programa de financiación a medio plazo.

Las negociaciones entre el Gobierno griego y sus socios han avanzado muy poco en los últimos dos meses, pero últimamente se han visto algunos progresos hacia un acuerdo.

Sin embargo, los márgenes se han reducido significativamente, mientras que las dos partes están lejos de un acuerdo que restaure, aunque sea temporalmente, la financiación de la economía griega.

A juicio de Moody's ahora hace falta una clara "voluntad política" para llegar a un acuerdo, pero el resultado de las negociaciones sigue siendo muy incierto, y el riesgo de que se produzca una salida del euro por "accidente" se ha incrementado.

No hay que subestimar los riesgos del Grexit

La agencia de calificación crediticia Moody's cree que una posible salida de Grecia (Grexit) de la eurozona tendría un impacto directo "pequeño", pero advierte de que tampoco deben subestimarse sus riesgos, ya que lastraría la confianza y debilitaría la recuperación de la unión monetaria a largo plazo.

"El impacto económico y financiero directo de una salida de Grecia de la eurozona sería pequeño, pero debilitaría en cierto modo la recuperación de la zona euro y podría desencadenar un impacto más inmediato en la confianza, afectando a los mercados de deuda pública", explica Moody's en un informe.

En este sentido, el director gerente de riesgos globales soberanos de Moody's, Alastair Wilson, ha indicido en que el impacto directo "podría ser limitado, por los escasos vínculos comerciales de Grecia y la menor exposición financiera a Grecia de otros países de la eurozona".

Noticias

anterior siguiente