Enlaces accesibilidad

Termina el registro del despacho de Rato tras 18 horas de inspección de agentes tributarios

  • Según fuentes de la investigación, el exvicepresidente no está detenido
  • La Fiscalía le acusa de presuntos fraude, blanqueo y alzamiento de bienes
  • La investigación judicial, asignada al juez que instruyó la Operación Puerto

Por
Termina el registro del despacho de Rato tras 18 horas de inspección de agentes tributarios

El registro del despacho del exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato por parte de agentes tributarios ha terminado poco antes de las dos de la tarde, con lo que se ha prolongado cerca de 18 horas. El ex director gerente del FMI ha estado presente en las dos últimas horas de esa inspección, al igual que lo estuvo en las cuatro primeras horas. Por el momento, Rato no está detenido, por lo que no ha pasado a disposición judicial

Fuentes de la investigación han explicado a TVE que los agentes tributarios han estado trabajando toda la noche en la oficina ubicada en el número 50 de la calle Castelló, en Madrid.

Al salir de su domicilio este viernes para asistir al registro de su despacho, el ex vicepresidente, exministro de Economía y ex director gerente del FMI ha tenido que escuchar gritos de transeúntes, como "hijo de puta", "cabrón", "ladrón" y "fuera del barrio". Expresiones similares se han escuchado cuando Rato ha abandonado el despacho tras terminar el registro.

Al ser preguntado por los numerosos periodistas presentes frente a su oficina, Rato ha respondido que no puede hacer declaraciones. Durante el registro, y aunque las ventanas del despacho situado en un semisótano han sido tapadas con cartones, por los resquicios se ha podido ver a Rato sentado en una silla y consultando su móvil y documentación.

"Un complejo entramado societario familiar"

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha dicho en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que la Agencia Tributaria llevaba "bastante tiempo" investigando a Rato, y ha añadido que "la ley es igual para todos".

Hacienda investiga ahora empresas y sociedades en las que figuran como titulares miembros de la familia de Rato: tres de sus hijos, su hermana, su sobrina y su exmujer y actual presidenta de Paradores, María Ángeles Alarcó.

Fuentes cercanas al proceso han confirmado a Efe la información del periódico El Mundo, que asegura que el expresidente de Bankia es sospechoso de intentar alzar bienes y evitar embargos por su responsabilidad en el escándalo de Bankia mediante "un complejo entramado societario" en diversos países, incluidos paraísos fiscales como Gibraltar y Suazilandia.

Según El Mundo, esa maraña de sociedades se describe en la denuncia de 80 páginas que la Agencia presentó a la Fiscalía de Madrid para que iniciara una investigación que ha desembocado en los actuales registros. En la denuncia, se acusa también a Rato de tráfico de divisas por valor de 12 millones de euros mediante operaciones en Luxemburgo, Suiza, Gibraltar, Irlanda y Holanda.

La investigación judicial, a cargo del juez de la Operación Puerto

La denuncia presentada por la Fiscalía de Madrid contra Rodrigo Rato ha recaído en el titular del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal, conocido por ser el magistrado de la Operación Puerto contra el dopaje en el deporte.

Según ha informado este viernes el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el decanato de Plaza de Castilla ha asignado por reparto a este juez la investigación del caso, después de que su compañero del número 35, Enrique de la Hoz, en funciones de guardia esta semana, recibiera el jueves la denuncia y ordenara los registros urgentes que reclamaba el fiscal de Madrid.

Como Rato no ha sido detenido, no está a disposición judicial. De este modo, el juez encargado ahora del caso le citará a declarar, si así lo considera conveniente, según vaya avanzando su investigación. Sin embargo, este juez puede inhibirse en la Audiencia Nacional si lo considera necesario

Serrano-Arnal es conocido por haber instruido la Operación Puerto, desarrollada por la Guardia Civil en 2006, y por haber condenado al exmagistrado del Tribunal Constitucional Enrique López al pago de una multa de 1.440 euros y a la retirada del carné durante 8 meses tras haber dado positivo en un control de alcoholemia.

El titular del Juzgado de Instrucción número 31 entró en la carrera judicial en 1987 y, desde 1989, ocupa esta plaza en los juzgados de primera instancia de Madrid, aunque el Consejo General del Poder Judicial le suspendió en junio de 2003 por tres meses de sus funciones, como autor de una falta muy grave de desatención en el ejercicio de sus competencias.

Detenido durante varias horas

Rato estuvo presente en las primeras cuatro horas de esa inspección, pero pasadas las doce de la noche, el que fuera también director gerente del FMI salió de esa oficina y fue trasladado en un coche policial hasta su domicilio, ubicado en la calle Don Ramón de la Cruz.

En ese momento, Rato quedó en libertad, después de permanecer detenido varias horas por orden del mismo juez de guardia de Madrid, que ordenó esas inspecciones después de recibir una denuncia de la Fiscalía de Madrid por posibles delitos de fraude, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes.

Según han informado fuentes de la investigación, el juez de guardia ordenó la detención del ex director gerente del FMI para que éste pudiera abandonar su domicilio en un coche policial y continuar los registros fuera de su vivienda. Al finalizar los registros, quedó en libertad.

Tras llegar a su domicilio, Rato declaró a Efe que tiene "confianza en la Justicia" y que colabora "activamente" con los funcionarios de Aduanas que han realizado los registros.

La amnistía fiscal, el origen de la investigación

El escándalo saltó el pasado martes, cuando el diario digital Vozpópuli informó de que el expresidente de Bankia se había acogido a la amnistía fiscal aprobada por el actual Ejecutivo en 2012, y que poseía desde finales de 2013 el 75% de una sociedad con conexiones en los paraísos fiscales de Gibraltar y las Islas Vírgenes.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, confirmó este jueves que Rato, efectivamente, había recurrido a esa amnistía fiscal y que el Servicio Ejecutivo de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) investigaba si el origen de las rentas regularizadas era "lícito o ilícito".

Así, ante la duda del origen de los bienes declarados por el también ex director gerente del FMI, se incluyó a Rato en el listado de 705 personas con exposición política sospechosas de haber podido blanquear capitales que investiga el Sepblac. Esa investigación es la que permitió localizar el entramado de sociedades, que originó la denuncia ante la Fiscalía madrileña.

El exvicepresidente del Gobierno con José María Aznar ya está imputado ya por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu en la causa sobre la fusión y la salida a Bolsa de Bankia y también aparece como acusado en la pieza separada que analiza el uso de las tarjetas opacas de Caja Madrid, con las que 86 exmiembros de la cúpula de Caja Madrid gastaron 15,5 millones de euros entre 2003 y 2012.

Noticias

anterior siguiente