Anterior El Madrid busca la 'décima' ante el Fenarbahçe, el vigente campeón Siguiente El Ejecutivo estudia la viabilidad del nuevo Govern y contacta con Sánchez y Rivera Arriba Ir arriba
Página de 'Poémic'
Página de 'Poémic' Luces de Gálibo

Laura Pérez Vernetti mezcla poesía y cómic en un nuevo género: 'Poémic'

  • La dibujante ha ilustrado poemas de Ferran Fernández

  • Es la primera vez que se adaptan poemas a las tiras de cómic

|

A pesar de llevar más de 30 años en el mundo del cómic, Laura Pérez Vernetti sigue siendo una de las artistas más vanguardistas del medio, como demuestran sus últimos experimentos con poetas como Pessoa (Pessoa & Cia) o Maiakovski (El caso Maiakovski). Experimentos que le han llevado a inventar un nuevo género: Poémic, que mezcla la poesía y el cómic.

“Poémic -asegura la dibujante- es la estructura de una tira dibujada de cómic con un texto que es un poema, en este caso, del poeta Ferran Fernández, y dibujos míos.Encontramos en este libro temas tan variados como el amor, el sexo, la política, los enemigos declarados, etc. y tiene una lectura muy amena y visual”.

Laura nos confirma que es la primera vez que se hace algo así en el cómic español: “Yo me puse a dibujar estas tiras con poemas y, una vez acabado el libro, se lo comenté al crítico, historiador y guionista Antoni Guiral que me dijo que según su vasta cultura tebeística, era la primera vez en la historia del cómic español que se adaptaban unos poemas a las tiras de cómic. Más tarde también el especialista Álvaro Pons me confirmó que, efectivamente, era la primera vez que se realizaba un tebeo con estas características”.

“Sin duda –continúa la dibujante-, es una nueva forma de narración en el cómic, pero lo hicimos, tanto Ferran como yo, porque teníamos muchas ganas de realizar este tipo de tebeo sin ser conscientes de que suponía una innovación narrativa en la historia del cómic”.

Pero… ¿Qué pensó el autor de los poemas cuando Laura le propuso la idea? El poeta, periodista y editor, Ferran Fernández (de la editorial especializada en poesía Luces de Gálibo) asegura: “Como la idea de Laura ya venía expuesta en una primera tira, pude ver lo bien que podían encajar mis poemas en sus viñetas. Cuando me mandó cuatro o cinco más, se confirmaron mis mejores expectativas. En principio, hablamos de proponerle su publicación, de forma periódica a algún diario, de papel o digital, pero pronto comprobamos que, por una u otra razón, no tenían interés real. Por ello le propuse a Laura que se pusiera a trabajar para publicar las tiras en un libro”.

La idea nació en una lectura poética

Preguntamos a Laura cuando y cómo nacieron los poémics: “Hace un año, en un concierto de la cantante de tangos Sandra Rehder en Barcelona, algunos poetas leyeron sus poemas, entre los que estaba Ferran Fernández. Durante esta lectura, nuestro amigo Andrés Salvarezza me señaló que los poemas de Ferran Fernández parecían seguir una narración de tira de cómic. Esa misma noche, al volver del recital, me puse a dibujar alguno de estos poemas para ver si era posible el experimento de plasmarlos en tiras y, efectivamente, seguían una estructura de una o dos viñetas de situación y un gag final, típica de la tira de cómic”.

“Los meses siguientes seguí dibujando otros poemas hasta llegar a tener un total de 52 tiras para poder completar un libro” –asegura la dibujante-.

“Es muy difícil adaptar la poesía al cómic”

Una interesante idea que nadie había probado antes porque trasladar la poesía al cómic no es nada fácil: “En realidad es muy difícil -confiesa Laura- y hay que buscar qué poetas y también cuáles de sus poesías se pueden visualizar en imágenes y adaptar a la narración en la secuencia típica del lenguaje de los tebeos”.

“Los poemas de Ferran Fernández –continúa la dibujante-, por sus características de secuencia y tipo de narración, permiten adaptarse a las tiras, pero otros tipos de poetas y otros poemas, menos visuales y con otras formas narrativas más abstractas, que no pueden ser adaptados a las tiras”.

“En general –comenta Ferran- mi poesía es bastante conceptual y aforística, con una contundente carga irónica. Todo ello expresado, casi siempre, en unos pocos versos. Laura ha escogido aquellos poemas que podían ser más adaptables a la estructura de la tira, con dos o tres viñetas”.

“He de decir –continúa el poeta- que el resultado final no me ha sorprendido, puesto que ya conocía la capacidad de Laura para llevar la poesía al cómic. Basta con ver esas dos joyas suyas que hemos publicado en Luces de Gálibo, Pessoa & cia y El caso Maiakovski… Para mí ha sido un honor que Laura Pérez Vernetti haya invertido su tiempo y su talento en convertir mis versos en Poémic”.

Poemas comprometidos

Poeta y editor de poesía, Ferran es de los que piensan que la poesía puede cambiar las cosas, o por lo menos intentarlo. “Los temas de mi poesía no son especialmente originales: el (des)amor, el paso del tiempo, la injusticia, los ideales, la filosofía vital… Son los mismos asuntos que trato en la poesía visual y la ciberpoesía, tal vez con un mayor protagonismo de la crítica política y de los valores sociales imperantes”.

Pero… ¿Cómo se dibujan y se leen estos poemas? “Dado que, los poemas tan sólo presentan dos o tres frases y un gag final, se pueden dibujar en dos o tres viñetas y cada uno en una tira separada –asegura Laura-. Eso permite la agilidad de la lectura de las tiras de cómic tratando diferentes temas”.

Como no podía ser de otra manera, el protagonista de estas tiras tenía que ser un poeta: “Elegí como protagonista al artista Tristan Tzara –comenta Laura- porque como retrato tenía una fisionomía interesante y porque siempre me ha gustado como personaje en la escena de las vanguardias de inicios de siglo XX y también me interesa mucho su obra como creador”.

¿Tienen futuro los poémics?

Preguntamos a Ferran por el futuro de la poesía y de los poémics: “La poesía tiene, podríamos decir, una mala salud de hierro, que lleva arrastrando desde hace mucho tiempo. La poesía ha tenido, tiene y tendrá una pequeña pero entusiasta banda de seguidores que nunca crecerá mucho pero que tampoco se dejará aniquilar… En cuanto a los límites, la poesía, como cualquier otra arte, no los tiene. Ni en la temática, ni en las formas, ni en los soportes para su difusión”.

En cuanto al futuro de los poémics Ferran está convencido de que otros autores se animarán a hermanar la poesía y el cómic: “Estoy seguro de que sí. El cómic ha demostrado su capacidad de adaptación. La poesía no puede ser un coto vedado para el cómic. Creo que Poémic animará a poetas y a dibujantes a intentarlo”.

Tras este curioso experimento, Laura se ha puesto el listón muy alto, pero ella sigue dispuesta a explorar las relaciones entre poesía y cómic: “He tratado durante los últimos 8 años el tema de la poesía y el cómic con poetas tan diferentes en su estilo y narración como Pessoa, Maiakovski o Ferran Fernández y, tras un nuevo y último poeta, cambiaré totalmente de temática”.

“En estos momentos estoy leyendo todo tipo de poesía para elegir a mi último poeta. Quizás, tras la poesía y el cómic, vuelva a colaborar con mis queridos guionistas Felipe Hernández Cava o Antonio Altarriba en un nuevo tipo de álbum” -concluye la dibujante-.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente