Enlaces accesibilidad

Torres pide que testifique Felipe VI y defiende que "jamás se hizo nada" sin informar a la Casa Real

  • El exsocio de Urdangarin presenta su escrito de defensa sobre el caso Nóos
  • Sitúa a la infanta y otros miembros de la Casa Real en la gestación de Nóos
  • La infanta Cristina defiende que se "limitó a firmar sin pedir explicaciones"

Por
El exsocio de Urdangarin pide que declare en el juicio como testigo el rey Felipe VI

El exsocio de Iñaki UrdangarinDiego Torres, ha propuesto que declaren en el juicio del caso Nóos cerca de 700 testigos, entre ellos el rey Felipe VI, los anteriores monarcas don Juan Carlos y doña Sofía y la infanta Elena y su exmarido, Jaime de Marichalar. Lo ha hecho en el escrito de defensa que ha presentado ante el juzgado y en el que sostiene que "jamás se hizo nada sin antes haber informado" a la Casa Real. De hecho, sitúa a la infanta Cristina, al entonces secretario de las infantas, Carlos García Revenga, y al exjefe de la Casa Real Alberto Aza en las conversaciones en las que se gestó el Instituto Nóos. 

Torres, que ha presentado más de 450 páginas con nuevos correos electrónicos junto a su escrito de defensa, pretende rebatir las acusaciones de la Fiscalía Anticorrupción que pide para él 16 años y medio de cárcel por presuntos delitos de prevaricación, fraude, tráfico de influencias y malversación entre otros.

Su abogado solicita los anteriores testimonios con el objetivo de acreditar que la Casa Real estaba al corriente de las actividades del Instituto Nóos, investigado por el presunto desvío de más de seis millones de euros públicos.

La Casa Real "lo autorizaba todo"

En el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press y Efe, el abogado de Torres, Manuel González Peeters, señala que en Nóos no se hacía nada sin informar al entonces secretario de las infantas, Carlos García-Revenga, "y a la institución que él representaba y que lo autorizaba todo, pues en caso contrario nada se acometía". 

El letrado defiende que, bajo estas premisas y teniendo en cuenta "el ejército de asesores" que tiene la Monarquía, "es imposible sospechar" que tanto Torres como su mujer, Ana María Tejeiro, pudieran "tener la más leve sospecha de que algo anómalo pudiera estar llevándose a cabo".

Por este motivo, la defensa de Torres y de Tejeiro, pide en primera instancia la nulidad del proceso por indefensión y reclama su absolución porque "ninguna ilicitud ha tenido lugar, desde ningún punto de vista posible, ni directo ni indirecto".

Torres reclama que declare Corinna

Entre los testigos que Torres propone para el juicio se encuentra la noble alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein, quien habría realizado gestiones para emplear a Urdangarin en una fundación internacional, según informa Europa Press.

El exsocio de Urdangarin solicita también que testifiquen el ministro de Educación, José Ignacio Wert, los exministros Rodrigo Rato y Alberto Ruiz-Gallardón, el expresidente valenciano Francisco Camps, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons.

Este miércoles a las tres de la tarde concluye el plazo para que los 18 acusados en este caso de corrupción presenten sus escritos de defensa ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares, la infanta Cristina, que se sentará en el banquillo por dos presuntos delitos fiscales, ha presentado su defensa esta misma mañana. En él, sus abogados defienden que la hermana del rey "se limitó a rubricar sin pedir explicaciones" en su condición de "socio" de la compañía Aizóon.

Nuevos correos aportados por Torres

En uno de los nuevos correos aportados por Torres, fechado en febrero de 2008, la secretaria de Urdangarin, Julita Cuquerella, pregunta al magistrado del Tribunal Supremo, Ángel Aguallo, entonces letrado del Constitucional, dónde se va a celebrar la reunión prevista con el duque de Palma y con el propio Diego Torres. A lo que el magistrado responde: "Creo que va a ser en la sede de Pernod Ricard". Esta es una de las empresas de las que Urdangarin cobró por diversos asesoramientos.

En otro correo, un directivo de Euromanager se dirige a Urdangarin para comunicarle que ha comprado en su nombre "48 ó 49 participaciones a 70.000 pesetas cada una (400 euros)" cuando se estaban vendiendo a 3.500.000 pesetas. "Basta multiplicar 48 por 3,5 millones...y aparte creo que se han portado muy bien y discretos", dice en el correo. La operación, según el texto, se hizo previa consulta con el secretario de las infantas Carlos García Revenga.

Uno de los compañeros de Urdangarin en Motorpress Ibérica escribe a Urdangarin en otro de los correos, fechado el 14 de marzo de 2002, en él que adjunta al duque de Palma los datos de su mujer para que pueda ser contratada en la Zarzuela. "Lo ideal sería conseguir un contrato de periodista en el gabinete de prensa del palacio", señala.

Torres también certifica en un correo como la marca deportiva Reebook le ofrece al duque de Palma zapatillas que llevan "una chapita con la bandera entre los cordones "con motivo del Europeo de Fútbol". "Por favor, si nos indicas tu número, trataremos de hacértelas llegar cuanto antes", comenta un responsable de la marca. Urdangarin les responde primero que la "idea de las zapatillas es genial" y más adelante vuelve a dirigirse a la empresa para facilitarles los "números de la Familia Real" y especifica la talla de calzado que utilizan, entre otros, los reyes, los entonces Príncipes de Asturias, las infantas Elena y Cristina y Jaime de Marichalar.

Noticias

anterior siguiente