Enlaces accesibilidad

Javier Olivares: "'Las Meninas' es una gran incógnita rodeada por un marco"

  • Junto a Santiago García indaga, en un cómic, en la obra de Velázquez
  • Y ha inaugurado una exposición en Madrid sobre su creación

Por
Javier Olivares y una viñeta en la que Felipe IV admira el cuadro de 'Las Meninas'
Javier Olivares y una viñeta en la que Felipe IV admira el cuadro de 'Las Meninas' Astiberri

Diego Velázquez es uno de los mejores pintores de la historia y Las Meninas su obra maestra. Pero… ¿Qué sabemos realmente de ese cuadro? El guionista Santiago García y el dibujante Javier Olivares exploran sus misterios y repasan la obsesión del pintor, por ser el mejor en su trabajo y ascender socialmente, en el cómic Las Meninas (Astiberri), uno de los más destacados del año, que también protagoniza una interesante exposición en el Museo ABC de MadridDibujar las Meninas (del 26 de septiembre al 16 de noviembre).

“Tras hacer este cómic mi concepción de Velázquez ha cambiado bastante –confiesa Javier-, porque antes de que Santiago me diese el guión de Las Meninas, yo conocía su trabajo y sus cuadros porque había estudiado Historia del Arte, pero desconocía la vida de Velázquez, que no se ha contado mucho, y gracias al guion empecé a descubrir una historia fascinante sobre un personaje muy tenaz, inteligente y trabajador, que hizo cosas muy curiosas e interesantes en el mundo del arte y que tenía dos pasiones, por un lado ser el mejor pintor y por el otro llegar a pertenecer a la Orden de santiago y, por tanto, ser un cortesano, que eran sus máximos anhelos" (Lo consiguió en 1658, dos años después de pintar Las Meninas).

“Velázquez continúo con esas dos vías que, además se anulaban mutuamente porque para ser noble no tenías que haber trabajado –continúa el dibujante-. Y la Orden de Santiago hizo una investigación sobre el pintor precisamente para poder negarle la entrada, pero Velázquez consiguió ganarse a Felipe IV y al Papa para que lo recomendaran para dicha Orden gracias a su talento como pintor. Todo eso lo desconocía. También sus historias en Roma o que tuviese un esclavo. Son cosas que he descubierto gracias a este trabajo”.

“Lo que hacemos en el guion del libro es contar las partes interesantes de la vida de Velázquez, tanto su formación como pintor como su ascenso en la escala social, nos hemos saltado las demás partes y hemos usado esas en las que Velázquez se va dando cuenta de qué es lo que quiere hacer como pintor y de cómo el Arte puede ayudarle a ascender socialmente, algo que Rubens le dijo en su momento y que el va viendo en las reacciones del Rey que se muestra sensible a la Pintura y que llega a decir dice que “El Arte ennoblece a las personas”. Una frase que Velázquez atrapa pensando que la solución para llegar a caballero es convencer al Papa y al Rey. Y al final lo consiguió”.

Los enigmas de ‘Las Meninas’

El dibujante confiesa que le hubiera gustado que se hubiesen conservado muestras del trabajo preparatorio de Velázquez para sus cuadros “Me hubiera facilitado mi trabajo, porque no han quedado bocetos sobre el proceso de trabajo de Velázquez. Son pintores muy antiguos y todo se ha perdido. Además, Velázquez trabajaba muy a las bravas, prácticamente pintaba directamente sobre el lienzo, y por eso no ha quedado nada, solo los cuadros y algunas referencias de pintores contemporáneos”.

“Tienes que desvelar todo eso a partir del cuadro –añade-. Por eso me hubiera encantado que Velázquez hubiese hecho una exposición similar a esta en la que explicara como hizo Las Meninas. Aunque parte de la fascinación del cuadro es ese misterio, que no sepamos nada. Ni siquiera por qué lo pintó. Ese es el gran enigma”.

“Las Meninas es una obra inabarcable e interminable –asegura Olivares-. Lo primero que observamos es que es un cuadro que es consciente de que es un cuadro. Como decía Foucault es un cuadro que dialoga con lo que está fuera, con el espectador. En aquella época con el Rey, que es el que observaría la escena y completaría la obra. Eso es un punto de vista muy moderno, que la pintura está hablando sobre sí misma”.

“Nadie sabe lo que pasa en el cuadro”

“Además el cuadro tiene otras características muy destacables, como una composición muy curiosa. Tampoco es un cuadro de Corte, que represente al Rey ni a los cortesanos, sino una escena cotidiana dentro de la Corte. Era un cuadro muy extraño para la época. Nadie sabe lo que está pasando en el cuadro; se dice que Velázquez estaba pintando al Rey y a la Reina, que están fuera de cuadro, y que en ese momento se levantan, el caballero del fondo abre la puerta, porque va a salir el Rey y el todas las infantas le miran. Esa es una de las ideas posibles sobre el cuadro”.

“Otra teoría sería que el Rey interrumpe a Velázquez, que está pintando a las Meninas y todos miran hacia él. Pero lo realmente bonito del cuadro es que nadie lo sabe. Por un lado me hubiera encantado que Velázquez explicara lo que hizo, el proceso, pero creo que el misterio que rodea al cuadro es mucho más bonito, interesante y narrativamente más placentero. Trabajar sobre un misterio es mucho mejor que hacerlo sobre una certeza”.

“Un mensaje que ha atravesado los siglos y ha llegado hasta nosotros -sentencia el dibujante-. Que fascinó a Picasso, a Dalí, a Buero Vallejo, a Foucoult, al equipo Crónica, a Bacon.... Ese cuadro es una gran incógnita rodeada por un marco”.

La exposición

Respecto a la exposición del Museo ABC, destacar que es una de las más interesantes que hemos visto sobre el mundo de los cómics. Aunque Javier confiesa que: ”He copiado el modelo de la que hizo Art Spigelman sobre Maus. Colocamos las páginas finales en el centro y encima y debajo, los bocetos, como si fueran ramas que surgen del árbol. Así se ve claramente el proceso de creación del libro”.

“La primera parte de la exposición –continúa el dibujante- sería el proceso de creación del libro, con el guion, los storyboards, la documentación… En la segunda parte tendríamos el libro, propiamente dicho, lápiz y tinta, y en la tercera tendríamos el proceso de coloreado, que es digital, por eso tenemos incluso una plancha de la fotomecánica. Además hay originales en color, sobre los principales personajes, que he hecho a partir de los personajes del libro, realizados con total libertad, y unas mesas que recogen bocetos y materiales sobre los otros personajes del libro, como Foucault, Dali, Picasso… esta exposición es como deconstruir el libro para volver a montarlo”.

También nos muestra el proceso de creación del cómic que, en el caso de Javier es bastante original: “No hay página a lápiz, trabajo las viñetas por separado y luego monto las páginas con el ordenador. Tampoco borro nunca. Muchas veces hago un personaje que no me gusta y en vez de borrarlo vuelvo a dibujarlo al lado tantas veces como sea necesario. Eso me da la posibilidad de recuperar la primera versión que muchas veces es la que acaba gustándome”.

Javier Olivares ya colaboró con Santiago García en El extraño caso del Doctor Jeckyll y Mr. Hyde y tienen previsto seguir haciéndolo.“Con Santiago tengo dos o tres proyectos. Tenemos un libro sobre arte y artistas en el que llevamos trabajando varios años, y del que han salido estas Meninas. Es una historia paralela de la pintura de la que llevamos unas treinta páginas y en la que hablamos de Picasso y otros autores. De hecho en Las Meninas hay una página sobre Rafael que sale de este libro. Es uno de los proyectos que me gustaría acabar con Santiago, pero de momento estamos disfrutando de las exposiciones”.

Noticias

anterior siguiente