Enlaces accesibilidad

El BCE anuncia que dejará de aceptar bonos griegos como garantía a partir del próximo día 11

  • "Ahora, no es posible asumir que acabe con éxito la evaluación" del rescate
  • Dice que los bancos helenos obtendrán liquidez por el programa de urgencia
  • Atenas: las entidades griegas, "protegidas" por esa vía de liquidez

Por
El BCE anuncia que dejará de aceptar bonos griegos como garantía a partir del próximo día 11

El Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado este miércoles que, a partir del próximo día 11, dejará de aceptar bonos emitidos o garantizados por Grecia en sus operaciones de refinanciación al considerar que, "en estos momentos, no es posible asumir que concluya con éxito la evaluación del programa" de rescate del país.

Antes de las elecciones griegas, el organismo emisor ya había advertido a Atenas de que no podría seguir aceptando esos bonos si el país no estaba dentro de un programa de asistencia financiera, tal y como establece la normativa de la UE.

Además, hay que recordar que el 11 de febrero se reúne de forma extraordinaria el Eurogrupo para debatir las demandas del nuevo Gobierno griego, con lo que la decisión del emisor europeo presiona a Atenas y al resto de la eurozona a alcanzar un acuerdo que clarifique la situación de Grecia una vez que acabe el próximo 28 de febrero la prórroga del rescate.

En un comunicado, el BCE explica que "ha decidido levantar la exención" vigente hasta ahora, que permitía aceptar instrumentos emitidos o garantizados por Grecia en las operaciones de política monetaria de la zona euro, "a pesar de que éstos no cumplen las exigencias mínimas de calificación de riesgo crediticio".

Afectará a la financiación del Estado griego

Atenas ya ha reaccionado y, en otro comunicado, el Ministerio de Finanzas señala que la medida del BCE no perjudica al sector financiero griego, que sigue "totalmente protegido" a través de otros canales de efectivo aún disponibles. Destaca, además, que la decisión "ejerce presión sobre el Eurogrupo, para que se avance rápido hacia un acuerdo entre Grecia y sus socios que beneficie a todos".

Hay que recordar que los bancos griegos solo poseen 10.900 millones de euros de deuda soberana del país, por lo que no se verán muy castigados por ese lado, cuando no puedan usarla como colateral en sus peticiones al BCE. De hecho, la decisión del Banco Central Europeo afectará principalmente al Estado heleno en sí mismo, ya que dificultará la refinanciación de su endeudamiento con el propio BCE.

La decisión del BCE, adoptada en una reunión ya prevista de su consejo de gobierno, se produce después de que el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, se reuniera en Fráncfort con el presidente del BCE y mostrara su optimismo por la posibilidad de llegar a un acuerdo para resolver el problema de la deuda griega.

En ese encuentro, según explicó una fuente del BCE a EFE, "el presidente [Mario Draghi] aclaró el mandato institucional del BCE y urgió al nuevo Gobierno griego a comprometerse constructiva y rápidamente con el Eurogrupo para asegurar la estabilidad financiera".

El programa de emergencia dará liquidez a los bancos

En su nota, el BCE también señala que "las necesidades de liquidez" de los bancos griegos que no tengan otras garantías diferentes a las garantizadas por el Estado heleno, "pueden satisfacerse a través del banco central nacional, mediante el programa de liquidez de emergencia regulado en el Eurosistema". 

Aunque no aparece en ese comunicado, fuentes próximas a los bancos centrales que integran el consejo de gobierno han confirmado al diario alemán Die Welt y la agencia France Presse que en esta misma reunión, el organismo emisor ha ampliado de 10.000 millones a 60.000 millones el tope disponible para los bancos griegos a través de esa línea de emergencia. Además, ha decidido revisar cada dos semanas esa cantidad autorizada para realizar cambios en caso necesario.

Hasta ahora, los bancos de Grecia tenían autorizado el acceso a esta línea de urgencia hasta un tope de 10.000 millones, concedido por el BCE a finales de enero a petición de las entidades helenas.

Esta línea de asistencia tiene un coste para las entidades al de los fondos proporcionados directamente por el BCE.

Grecia, firme en sus objetivos

Por su parte, en su comunicado, el Ministerio de Finanzas heleno indica que "el Gobierno avanza día a día en sus consultas con los socios [de la eurozona] y las instituciones a las que pertenece" Grecia, insiste el comunicado del ministerio, que añade que el Ejecutivo griego sigue siendo "firme en sus objetivos para aplicar un programa de salvación social" e impulsar la recuperación, los compromisos con los que Syriza venció en las elecciones del pasado 25 de enero.

Este jueves, Varoufakis se reúne en Berlín con el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäubledel que no espera una buena acogida a sus propuestas.

Según ha trascendido, Schäuble ha presentado un documento de ocho puntos, entre ellos, el mantenimiento del papel de supervisión de las tres instituciones que forman la troika -aunque evita mencionar ese término- hasta que Grecia logre un 3% de superávit primario -es decir, un superávit en las cuentas previas al pago de los intereses de la deuda-, reducciones del salario mínimo y las pensiones, y una declaración de cumplimiento de los compromisos adquiridos por gobiernos anteriores.

Hay que recordar que el nuevo Gobierno ya ha dicho que la troika debe desaparecer y que, entre sus primeras decisiones, está la subida del salario mínimo y la intención de modificar muchas de las reformas aplicadas por los anteriores Ejecutivos por imposición de esa troika.

Noticias

anterior siguiente