Enlaces accesibilidad

Atentado en 'Charlie Hebdo'

Said Kouachi, uno de los sospechosos del atentado de París, fue entrenado por Al Qaeda

  • Una filial de Al Qaeda en Yemen le instruyó en el uso de armas de combate
  • Así lo han revelado altos funcionarios de EE.UU. a la CNN y New York Times

Por
Imagen facilitada por la policía francesa a la agencia AFP en la que se muestra una reproducción de la identificación de Said Kouachi
Imagen facilitada por la policía francesa a la agencia AFP en la que se muestra una reproducción de la identificación de Said Kouachi AFP AFP PHOTO

Uno de los dos hermanos sospechosos de haber perpetrado la masacre en el semanario francés Charlie Hebdo fue entrenado por una filial de Al Qaeda en Yemen en 2011, según han revelado este jueves altos funcionarios estadounidenses a la cadena de noticias CNN y al diario The New York Times.

Said Kouachi, que junto a su hermano Chérif está acusado por el Ministerio del Interior francés de ser uno de los autores del peor atentado en suelo galo en medio siglo, pasó "varios meses" en Yemen aprendiendo a usar armas de combate como las utilizadas en el ataque en la sede de la revista satírica en París que se cobró la vida de 12 personas este miércoles.

Fuentes de la Inteligencia yemení ha confirmado que Said se reunió con el clérigo musulmán Anuar al Awlaki durante su estancia en Yemen en 2011.

La Policía estrecha desde este jueves el cerco a ambos, a quienes creen tener acorralados en una zona forestal. Un fuerte dispositivo policial peina un área de unos 20 kilómetros en la que pudieron ser vistos por última vez los hermanos Kouachi.

Bajo sospecha desde hace una década

Los dos hermanos están desde hace diez años vigilados por las autoridades francesas y estadounidenses. Estados Unidos, de hecho, les había incluído en su lista de sospechosos de terrorismo, por lo que tienen prohibido volar en aerolíneas comerciales con llegada o partida en EE.UU., según fuentes oficiales citadas por el The New York Times.

Chérif, el menor, llamó la atención de Francia hace diez años y fue detenido en 2005 cuando se preparaba para viajar a Siria, la primera etapa de un viaje que debía llevarle a Irak, según han añadido fuentes del medio. Chérif fue condenado en 2008 a tres años de cárcel por participar en una red de captación de yihadistas.

No había elementos que apuntaran a la inminencia de un atentado

Sin embargo, aunque tanto él como Said habían sido vigilados por los servicios secretos, "no había elementos que apuntaran a la inminencia de un atentado", según afirmó este jueves el ministro de Interior francés, Bernard Cazeneuve.

Los dos sospechosos fueron identificados este jueves en una gasolinera que atracaron en las proximidades de Villers Cotterêts, en la región de Picardía, al noreste de París.

Las fuerzas de seguridad han extendido el nivel de alerta máxima a esa región, y han centrado allí su búsqueda, apoyadas por militares y desde el aire por helicópteros.

Noticias

anterior siguiente