Enlaces accesibilidad

El primer ministro de Haití, Laurent Lamothe, dimite en medio de una crisis política

  • El presidente Martelly se había mostrado favorable a su destitución
  • Haití está sumido en un período de agitación liderado por la oposición

Por
DIMITE EL PRIMER MINISTRO DE HAITÍ
Imagen de octubre de 2014 en la que aparecen el presidente haitiano, Michael Martelly, junto al ya ex primer ministro, Laurent Lamothe. AFP AFP PHOTO / HECTOR RETAMAL

El primer ministro haitiano, Laurent Lamothe, ha anunciado este domingo su dimisión, después de que el presidente, Michel Martelly, se mostrara favorable a su destitución para superar la crisis política que afronta el país.

"Dejo el cargo de primer ministro con la sensación del trabajo realizado", sostuvo Lamothe en un discurso a la nación a las 2.00 de la madrugada hora local (8.00 horas en la Península Ibérica).

En su discurso, Lamothe dio cuenta de los logros obtenidos y agradeció a Martelly, a los ministros y demás miembros del Gobierno, así como a los haitianos, por estos 31 meses que ha estado en el poder.

"Contentos pero no satisfechos"

"Estamos contentos pero no satisfechos cuando vemos que ha descendido el número de personas que estaban sumidas en la extrema pobreza", dijo Lamothe, quien, citando un reciente estudio del Banco Mundial, apuntó que la caída ha sido de un 31% en 2012, año en que asumió su cargo, a un 24% actual.

Un avance, dijo, "logrado gracias a nuestro trabajo".

Explicó también en su discurso, grabado en la noche del sábado pero emitido a primera hora del domingo por dificultades técnicas, que con su dimisión se sacrificaba por Haití ya que el país "necesita estabilidad política para avanzar".

Tras más de dos años y medio, detalló, "aquí están los resultados. Nos vamos con el sentimiento de que hicimos todo lo que pudimos por el país".

"Pese a todos los logros, si esto (la dimisión) es lo que puede desbloquear la situación política, he decidido entregar a Martelly mi dimisión", indicó.

Tras el anuncio, Lamothe ha manifestado a través de su cuenta de Twitter su agradecimiento a aquellos que le acompañaron cada día y que "han creído (..) en un futuro mejor".

Una renuncia anunciada

El presidente Martelly declaró el viernes pasado que Lamothe estaba listo para renunciar, en respuesta a una recomendación de la Comisión Consultiva, organismo integrado por diferentes sectores y creado por el jefe de Estado.

Además de la destitución de Lamothe, que era jefe de Gobierno desde mayo de 2012, la Comisión pidió el pasado martes la sustitución del presidente del Consejo Superior del Poder Judicial (CSPJ), Anel Alexis José, y de los jueces del Consejo Electoral Provisional (CEP).

La Comisión Consultiva también solicitó la liberación de los "presos políticos" y que los senadores haitianos sancionen las enmiendas a la ley electoral planteadas en el diálogo nacional para facilitar la celebración de elecciones en el país.

Lamothe cumple la demanda de la oposición

Haití se encuentra sumido en un período de agitación liderado por la oposición, que reclama casi a diario en las calles las renuncias de Martelly y Lamothe, a quienes acusan de encabezar un Gobierno corrupto, además de pedir la libertad inmediata de varios líderes opositores detenidos durante protestas en octubre pasado.

Las protestas terminan habitualmente con violentos enfrentamientos entre la Policía y manifestantes, quienes el pasado sábado acusaron a la Policía de haber matado a uno de ellos en la marcha que tuvo lugar contra la corrupción. Sin embargo, la Policía negó los hechos e indicó que se ha abierto una investigación para determinar las circunstancias en las que se produjo el fallecimiento de la víctima.

Además, la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (Minustah), anunció la apertura de una investigación después de que fuera acusada de un uso excesivo de la fuerza en una manifestación que tuvo lugar el viernes.

Un proceso democrático que no llega

Además, las diferencias entre el Ejecutivo y el Legislativo han aplazado en los últimos años el proceso democrático, la última vez el pasado 26 de octubre, la fecha prevista para los comicios.

A comienzos de año y con la mediación de la Iglesia católica, la mayoría de los partidos políticos firmaron unos acuerdos que allanaron el camino para la celebración de las elecciones (municipales y congresuales). Sin embargo, las elecciones de octubre quedaron de nuevo pospuestas sin fecha debido a que para su celebración era necesaria la ley electoral, que se encuentra bloqueada en el Senado.

Martelly aseguró que mañana se sentará con los sectores implicados en las recomendaciones de la Comisión Consultiva, para intentar solventar la crisis. "Vamos a hacer todo lo posible para que se renueve el personal político del país para que todo vaya bien", expresó el mandatario.

En enero de 2015 vencerá la legislatura de un segundo tercio de los senadores y de la Cámara de Diputados, por lo que a partir del 12 de enero, coincidiendo con el quinto aniversario del devastador terremoto de 2010 que azotó a Haití, Martelly podría gobernar y convocar elecciones por decreto.
Se espera que este lunes, Martelly inicie las negociaciones para nombrar un nuevo primer ministro.

Noticias

anterior siguiente