Anterior El presidente de Polonia veta la controvertida reforma de la justicia de su propio Gobierno Siguiente Unanimidad parlamentaria para sentar las bases del pacto de Estado contra la violencia de género Arriba Ir arriba

Detenida una mujer por la muerte de su expareja en Santa Coloma de Gramenet

  • La mujer, de nacionalidad ecuatoriana, se entregó a los Mossos d'Esquadra

  • La víctima es un hombre de Ecuador que fue hallado en su casa muerto

|

Los Mossos d'Esquadra han detenido a una mujer de 44 años como posible autora de la muerte de su expareja, un hombre de la misma edad, en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona).

Según ha informado este martes la policía catalana, la mujer, de nacionalidad ecuatoriana, se entregó el lunes en una comisaría de los Mossos d'Esquadra en Barcelona, pocas horas después de que se localizara el cuerpo sin vida de su expareja, también ecuatoriano, en su domicilio de Santa Coloma de Gramenet.

Según han informado a Efe fuentes cercanas al caso, tras la ruptura sentimental, la mujer y su expareja seguían viviendo en habitaciones alquiladas en el mismo piso de Santa Coloma, que compartían con otras personas.

Muerte por asfixia

Los Mossos d'Esquadra fueron alertados a las 13.00 horas de que había un cadáver en el edificio, por lo que se dirigieron a la zona y confirmaron la muerte del ciudadano ecuatoriano. Pocas horas después, hacia las 15.45 horas, su expareja se entregó a la comisaría de Horta-Guinardó de Barcelona, donde fue arrestada como supuesta autora de la muerte.

El cadáver no presentaba heridas de arma blanca ni de fuego, por lo que la principal hipótesis que barajaban los investigadores era que murió asfixiado, como finalmente ha confirmado la autopsia, según han señalado las mismas fuentes.

Según las fuentes consultadas por Efe, la mujer no había denunciado a su expareja por malos tratos, ni tampoco lo había hecho la víctima respecto a la detenida. La mujer detenida y su expareja no tenían hijos en común, según las mismas fuentes.

Tras la ruptura sentimental, la mujer y su expareja seguían viviendo en habitaciones alquiladas en el mismo piso de Santa Coloma, que compartían con otras personas.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente