Enlaces accesibilidad

Los ayuntamientos catalanes cierran filas con la convocatoria del 9N: "Ahora o nunca"

  • 920 de los 947 municipios aprueban mociones a favor de la consulta
  • El presidente catalán ha recibido a más de 800 alcaldes
  • Mas ha dicho que no lograrán "parar la voz del pueblo de Cataluña"

Por
Mas recibe a 800 alcaldes que apoyan la consulta

El presidente catalán, Artur Mas, ha recibido en el Palau de la Generalitat a los alcaldes de los ayuntamientos que han aprobado la moción en defensa del derecho a decidir, 920 municipios catalanes de un total de 947 (el 96 %) que se han adherido a esta iniciativa promovida por la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) y la Asociación Catalana de Municipios (ACM).

Allí, Mas ha dicho que este sábado "por mucho que intenten parar la voz del pueblo de Cataluña, no lo lograrán", frente a los impulsores de la consulta, que conseguirán sus objetivos gracias a la "piña" institucional, política y social en torno al 9N.

Por mucho que intenten parar la voz del pueblo, no lo lograrán

"Nosotros sí", ha enfatizado, si bien ha llamado a no "bajar la guardia" ante los que les quieren "con la cabeza gacha y la espalda doblada".

Asisten más de 800 alcaldes

En este acto simbólico, al que han asistido más de 800 alcaldes, Mas ha destacado que la "piña" en favor del 9N que supone la mayoría parlamentaria, el apoyo institucional como el de los ayuntamientos o las movilizaciones sociales harán que no se pueda "parar la voz del pueblo" catalán "por mucho que lo intenten" desde el Estado.

El acto de este sábado en el Palau de la Generalitat se produce pocas horas después de que este mismo escenario acogiese la cumbre entre Mas y los líderes de los partidos favorables a la consulta -CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP-, en la que exhibieron su "unidad" ante un proceso soberanista que "sigue adelante", aunque no concretaron el calendario de los preparativos de la consulta.

Además de Mas y de los alcaldes, el acto ha contado también con la asistencia de la presidenta del Parlament, Núria de Gispert; la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega; el conseller de la Presidencia y portavoz del Ejecutivo catalán, Francesc Homs; el alcalde de Barcelona, Xavier Trias; el presidente de la AMI, Josep Maria Vila d'Abadal; el de la ACM, Miquel Buch; la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, Carme Forcadell, y de la de Òmnium Cultural, Muriel Casals, entre otros.

Una imagen de "piña" ante la consulta

Mas ha constado que con la cumbre del viernes se dio una imagen de "piña" ante la consulta del 9 de noviembre que este sábado se repite con el apoyo institucional de más del 95 % de los ayuntamientos al proceso soberanista.

Junto a la movilización social, esa "piña" hace que el "anhelo" y la "voluntad" del los catalanes de decidir su futuro político en las urnas "no se puede parar", aunque esto es lo que "no entienden" en el resto del Estado.

El presidente de la Generalitat ha puesto de relieve las "fortalezas" del proceso soberanista para encontrar la "solución" y "vencer" las "dificultades, obstáculos, muros y rocas" que, en su opinión, pone el Estado.

Pese a esta "piña", que para Mas es la "mejor imagen" que pueden dar, y a las "fortalezas" en torno al 9 de noviembre, ha llamado a "no bajar la guardia" ante los que les querrían ver "con la cabeza agachada y la espalda doblada".

El presidente de la Generalitat, que ha dicho que hay un "reto democrático con mayúsculas", ha considerado que en cualquier otro Estado el gobierno "ya estaría sentado a la mesa negociando" con ellos "la forma legal para poder votar", pero que, en cambio, Cataluña "topa" con uno que actúa con "enorme hostilidad e intolerancia" y que pone "obstáculos" para que tropiecen.

Noticias

anterior siguiente