Enlaces accesibilidad

Margallo, sobre una eventual suspensión de la autonomía catalana: "Aplicaremos toda la ley"

  • "Lo único que puede hacer el Gobierno es utilizar los medios a su alcance"
  • Portavoces parlamentarios critican las declaraciones del ministro de Exteriores

Por
El Gobierno utilizará "toda la ley" para frenar el proceso soberanista catalán

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha asegurado que el Gobierno utilizará todas las herramientas legales a su alcance para que no se celebre la consulta independentista el 9 de noviembre, "toda la ley, sólo la ley pero toda la ley".

Solo unas horas más tarde del desayuno informativo de Europa Press donde ha hecho esta advertencia, tras conocerse las reacciones de rechazo de varios grupos parlamentarios, el ministro ha matizado sus palabras y ha asegurado que con ellas no manifiesta "ninguna" preferencia por las medidas que se pueden aplicar, en caso de que el Govern decida celebrar la consulta.

Ante la Comisión de Exteriores del Congreso, el ministro ha señalado que "si se produce el desafío, este Gobierno tiene la obligación y lo va a hacer, de guardar y hacer guardar la Constitución".

Por la mañana, el jefe de la diplomacia española, al ser preguntado sobre si en la expresión "toda la ley" el Ejecutivo contempla la suspensión de la autonomía de Cataluña, en el caso de que se realice la consulta, y el ministro señaló que no se descarta ninguna medida que esté amparada por la Carta Magna.

Medidas "muy amplias"

Por ello, posteriormente en la Comisión, insistió en que el mandamiento "casi único" de cualquier Gobierno es el respeto a la legalidad, porque es donde radica, dijo, la defensa de las verdades.

Aunque reiteró que está "absolutamente seguro de que la Generalitat no va a hacer nada que infrinja la legalidad", advirtió de que "si se produce una infracción, una desobediencia civil o un desafío al ordenamiento jurídico, el Gobierno tiene que hacer guardar y hacer guardar las leyes".

A este respecto, y para aclarar su posición, señaló que las medidas que pueden adoptar desde el Ejecutivo son "muy amplias" y que por eso él no descarta ninguna de las que contempla la ley, y por tanto, tampoco la de la suspensión de la autonomía.

"Toda la ley"

Horas antes, García-Margallo había asegurado, después de que le preguntaran si en la expresión "toda la ley" incluye la suspensión de la autonomía catalana: "Incluido lo que haya que incluir para que esa consulta no se celebre".

"El Gobierno lo único que puede hacer es utilizar todos los medios a su alcance, toda la ley, sólo la ley pero toda la ley, para evitar un referéndum de secesión contrario al ordenamiento jurídico español, rechazable por la comunidad internacional y que produciría efectos pésimos para Cataluña, España y la Unión Europea", ha dicho.

También ha recalcado que tanto él como el presidente catalán, Artur Mas, prometieron respetar las leyes y hacerlas respetar. "Dentro del marco de la Constitución y de las leyes todo es posible, pero fuera del marco de la Constitución y de las leyes nada es posible", ha subrayado.

Reacciones en el Congreso y en Cataluña

Las palabras del ministro han suscitado rápidas reacciones de varios líderes políticos que reprochan la rotundidad de su afirmación.

Así, el portavoz de ERC en el Congreso, Alfred Bosch, ha tachado al ministro de "incendiario" y de actuar con "intransigencia y fanatismo" en sus opiniones.

También en el Congreso, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha preguntado a García-Margallo si el uso de todos los mecanismos legales que asegura que el Gobierno utilizará para evitar la consulta soberanista incluye también "el envío de tanques".

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha pedido al ministro que no "eche más leña al fuego" al debate soberanista en Cataluña en un momento en el que los ciudadanos reclaman a sus representantes "serenidad y sentido común".

Con ironía se lo ha tomado el diputado de CiU Pere Macías, que ha calificado las palabras de "ocurrencia". "Las ocurrencias del ministro Margallo -ha señalado Macías- tienen siempre un punto de divertidas. No sé si la próxima va a ser intentar perseguir judicialmente a 1,8 millones de catalanes", ha señalado.

Por su parte, el líder de C's, Albert Rivera, ha instado al ministro de Exteriores a "no matar moscas a cañonazos". Sí que ha recibido el apoyo de la portavoz de UPyD, Rosa Díez, que ha subrayado que el Estado "no puede permitir" que nadie incumpla las leyes, ni un ciudadano ni un gobernante y, por tanto, esa es la "única línea roja" que nadie puede traspasar, tampoco Cataluña.

Unas horas más tarde, antes de comparecer ante la Comisión de Exteriores del Congreso, el ministro se ha reafirmado en sus palabras.

"Lo que he dicho es que para cualquier gobierno legítimo el límite infranqueable es la ley, dentro de la ley todo es posible y fuera nada es posible. Lo que es sorprendente es que esto sea noticia en un pais maduro", ha manifestado.

Noticias

anterior siguiente