Anterior Barça y Real Madrid prolongan el pulso una semana más Siguiente Trump no descarta una posible acción militar sobre Corea del Norte: "No sé, ya veremos" Arriba Ir arriba
El juez Ismael Moreno a su llegada a la Audiencia Nacional
El juez Moreno a su llegada a la Audiencia Nacional el pasado 1 de septiembre. EFE EFE/Juan Carlos Hidalgo

El juez Moreno archiva la causa de los supuestos vuelos de la CIA con terroristas detenidos

  • El juez Moreno insta a reabrirla si se logra identificar a los agentes de la CIA

  • Un ciudadano alemán de origen sirio declaró haber sufrido torturas

|

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha archivado provisionalmente la causa que investiga supuestas torturas a presuntos terroristas islamistas trasladados por agentes de la CIA en vuelos ilegales, que supuestamente hicieron escala en España. La causa queda archivada, según el auto, ante la "imposibilidad" de identificar a los tripulantes y a los miembros de dicha agencia de inteligencia que supuestamente participaron en ellos.

Este caso, abierto en 2006, es uno de los doce en curso en la Audiencia Nacional, que podía verse afectado por la limitación de la justicia universal, aprobada en febrero pasado.

El auto del juez, que recogen Servimedia y Europa Press, considera que existen indicios de que el vuelo que transportaba al ciudadano alemán de origen sirio Khaled el Masri, que declaró haber sufrido torturas, hizo escala en Palma de Mallorca.

Sin embargo, afirma que "la identidad real de los tripulantes de dicho vuelo fue enmascarada con documentación ad hoc". Por eso, ante la imposibilidad de identificar a los 13 tripulantes del citado vuelo, el único que estaba siendo investigado por los tribunales españoles, el juez Moreno acuerda "poner fin al procedimiento penal, evitando dilaciones innecesarias y práctica de diligencias inútiles".

En consecuencia, quedan exculpados los altos cargos de Exteriores, Defensa y Presidencia a quienes las acusaciones populares pidieron imputar como cómplices de los citados vuelos ilegales. La Fiscalía de la Audiencia también pidió el archivo provisional de la investigación.

Identidades falsas y falsificación del vuelo

El juez considera en su auto, que los miembros de la CIA que trasladaron a El Masri utilizaron identidades falsas y también falsificaron la documentación oficial del vuelo que hizo escala en España.

El ciudadano de origen sirio declaró ante el juez haber sido objeto de secuestro y torturas en 2004, mientras permaneció durante cinco meses en manos de la agentes de la agencia de espionaje estadounidense.

El Masri fue interceptado supuestamente en Macedonia y trasladado hasta la capital afgana, Kabul, en un vuelo que hizo escala en el aeropuerto mallorquín de Son Sant Joan. Meses después fue liberado, tras comprobarse que no tenía vínculos con Al Qaeda.

El juez considera que la tripulación incurrió en un delito de falsificación de los pasaportes, pero no dice nada en relación a las posibles torturas.

Identificación de los agentes de la CIA

Ahora el juez pide a las Fuerzas de Seguridad que sigan intentando la identificación de los agentes de la CIA que supuestamente participaron en los vuelos, y si lo logran se volvería a reabrir el caso que se archiva provisionalmente.

Las acusaciones populares ejercidas por la Asociación Libre de Abogados (APDHE) y la Asociación Pro Derechos Humanos de España (ALA) pidieron al juez que imputara a cuatro miembros del Gobierno por estar, según ellos, al tanto del paso de los citados vuelos por España.

Eran Miguel Aguirre de Cárcer, ex director general de Política Exterior para América del Norte del Ministerio de Exteriores; Javier Jiménez-Ugarte, ex secretario general de Política de Defensa; Miguel Nadal Segalá, ex secretario de Estado de Política Exterior del Ministerio de Exteriores, y Ramón Gil-Casares Satrústegui, exdirector del Gabinete de Política Exterior de Presidencia del Gobierno.

APDHE y ALA consideraban que estas personas tenían conocimiento de los vuelos secretos. El magistrado exonera a todos ellos y asegura que estas "imputaciones genéricas" no son "fundadas a efectos penales" y no pueden dar lugar por sí mismas a provocar la puesta en marcha del mecanismo judicial.

El juez entiende que no ha habido actuación delictiva alguna en "las imputaciones genéricas" y acuerda el sobreseimiento.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente