Enlaces accesibilidad

Muere Peret, el padre de la rumba catalana

  • El musico reveló el pasado julio que padecía cáncer
  • Vendió millones de discos con canciones como "Una lágrima" o "El mig amic"
  • El viernes se celebrará un funeral para los más allegados

Por
El cantante Peret ha muerto en Barcelona a los 79 años

El cantante catalán Peret ha muerto a los 79 años, según ha confirmado a EFE el portavoz de la familia. El cantante ingresó en la clínica Quirón de Barcelona a finales del pasado mes de julio aquejado de un cáncer de pulmón. Peret uno de los grandes exponentes de la rumba catalana, ha muerto cerca de un mes después de abandonar los escenarios debido a su enfermedad y hacer público que padecía un cáncer.

La capilla ardiente del cantante Peret estará abierta al público en Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona desde las 11.00 de este jueves hasta las 21.30 horas El ataúd llegará a las 10 al edificio, donde le recibirán familiares y miembros de la Corporación municipal, ha informado el Ayuntamiento, que ha añadido que acoge la capilla ardiente "a petición de la familia".

Nacido en Mataró en 1935, Peret (de nombre real Pedro Pubill Calaf) saboreó el éxito desde finales de los años sesenta en toda Europa y América (incluyendo Estados Unidos), vendiendo millones de discos con canciones como Una lágrima, El mig amic, El muerto vivo o Borriquito.

Criado en el barrio barcelonés de El Raval, desde que en 1947 debutara con su hermana Pepita sobre las tablas del Tívoli barcelonés su ascendiente innegable alcanza varias generaciones de artistas: de los Amaya a Estopa y de Las Grecas a Macaco.

Su aprendizaje se desarrolló en la calle y los mercados, donde acompañaba a su padre, tratante de textiles al que todo el mundo conocía como "el Mig Amic". Así titularía Peret uno de sus temas, un tributo a su padre que, en palabras de Manuel Vázquez Montalbán, es la mejor canción de la 'nova cançó' catalana.

Pegado a una guitarra

El niño Peret tenía una vocación musical desconocida hasta entonces en su familia y pronto la guitarra se convirtió en su sombra y su innato gracejo le fue colocando más cerca de las juergas rumberas que del mercadeo de paños. Igual que a Bob Dylan, a Peret le cambió la vida un accidente de moto que tuvo a los 16 años, y desde entonces comenzó una carrera artística plena.

En sus inicios trabajó durante tres años junto a cantaora La Camboria y a partir de 1957 comenzó a tener éxito y a ser conocido como "el Rey de la rumba". En 1962 grabó su primer disco compuesto de las canciones Ave MaríaLola y Recuerda. Se marchó a Montevideo y Buenos Aires a trabajar y a su regreso se enteró de que le estaban buscando para grabar un nuevo trabajo debido al éxito del primero. Llegarían las actuaciones en el Teatro Victoria del Parallel con sus fieles palmeros, los primeros singles, el traslado a Madrid y la inmensa popularidad de los años 60 y 70.

En 1967 participó primera vez en el Festival del MIDEM, celebrado en Cannes y al año siguiente volvió a actuar en el mismo certamen con la canción Una lágrima, -el éxito profesional más importante de su vida- que le llevó a ganar el primer premio, cuando aún no era un cantante internacionalmente reconocido. El disco con este tema se convirtió en uno de los más vendidos de 1968.

Ese mismo año, el cantante Tom Jones le invitó para tomar parte en la televisión británica en un famoso "show" de su creación. En agosto de 1968 participó en la ciudad polaca de Sopot en el Festival de la Canción de Europa Oriental, en el que consiguió el Gran Premio del Disco. Por entonces su tema El gitano Antón se convirtió en la canción del verano y obtuvo también el premio Ondas de ese año.

Peret representó a España en el Festival de Eurovisión de 1974 con la canción Canta y sé feliz que quedó en novena posición. En esos años ya había hecho su incursión en el cine en películas de baja calidad para dar a conocer sus canciones. Entre ellas figuran: Amor a todo gas, El mesón del gitano, A mi las mujeres ni fu ni fa o Si fulano fuera mengano.

Rumba en la pista de baile

Era una época en que los pinchadiscos de las discotecas apartaban un espacio para sus rumbas. De 1968 data el álbum Peret, que incluía éxitos como Una lágrima, El gitano Antón, Amor a todo gas, y que fue incluido por la prestigiosa revista Rockdelux en la lista de los 100 mejores discos españoles del siglo XX.

En 1974 alcanzó la cima de su popularidad representando a España en el Festival de Eurovisión con Canta y sé feliz; poco tiempo antes, su tema Borriquito había sido número 1 en España, Holanda y Alemania. En los 80 entro a formar parte de la Iglesia Evangelista, en la rama de Filadelfia, fue bautizado de nuevo y nombrado Pastor.

A principios de 1990, desencantado al no estar de acuerdo con ciertos temas de organización y administración, abandonó la Iglesia de Filadelfia y se dedicó a predicar el Evangelio sin estar integrado en ninguna rama. En esos años se dedicó a diversos negocios y a producir a otros cantantes, como "Chipén" y "El Paló". A finales de 1990 sus éxitos fueron reeditados incluso con nuevas mezclas dirigidos a las discotecas. Durante estos años de alejamiento del mundo de la canción sólo compuso y grabó dos cánticos religiosos.

En marzo de 1991 volvió a la música con un LP titulado No se pué aguantar, en el que contó con la colaboración de "Chipén", "Los Amaya" y su familia. A finales de ese año inició la realización del programa de radio dominical "Rumbeolas", junto con María José Gil, en la cadena Dial. Peret actuó en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Barcelona del 92 junto a Los Amaya y Los Manolos y en los Parolímpicos, de ese mismo año. Con las rumbas interpretadas en ambas ocasiones se editó un disco.

En agosto de 1993 sacó al mercado un nuevo disco, Como me gusta, en el que colaboró su hija Rosa. Después de dos años de trabajo, en mayo de 1995 apareció el LP Que dusoaren flores, en el que siete de los diez temas son suyos y que dedicó a los políticos. Ese mismo año, coprotagonizó la película Alma gitana de Chus Gutiérrez.

A partir de su vuelta a la canción, Peret colaboró en innumerables conciertos solidarios, a beneficio de la lucha contra el sida, Unicef, los niños desasistidos de Barcelona, contra el racismo (Hamburgo, enero de 1993) o para la investigación del síndrome de Down, entre otros.

Tras publicar Jesús de Nazareth en 1996 se retira por segunda vez de la música, y once años después, en 2007, el rey de la rumba volvió al mundo discográfico con Que levante el dedo, una canción de protesta social dedicada a las prostitutas y que se incluye en el álbum.

En 2009 fue editado De los cobardes nunca se ha escrito nada, un repaso a sus primeras influencias musicales y en el verano de 2012 realizó una nueva gira por España, llamada Música Contada.  En 2008 le fue concedida la Medalla de Oro al Mérito Artístico de Barcelona.

Capilla ardiente

La capilla ardiente con los restos mortales del cantante catalán Peret se instalará este jueves en el Ayuntamiento de Barcelona, ha informado este miércoles el consistorio de la capital catalana.

El féretro con los restos mortales del artista será trasladado a las 10.00 horas al Saló de Cent del ayuntamiento, que estará abierto entre las 11 y las 21.30 horas de la noche para que el público pueda despedir a uno de los padres de la rumba catalana.

Asimismo, la familia del cantante ha informado de que el próximo viernes se celebrará un funeral íntimo en memoria del fallecido.

Personalidades del mundo del espectáculo y la cultura, así como representantes políticos, han recordado este miércoles a Pedro Pubill Calafat, “Peret”.

Noticias

anterior siguiente