Enlaces accesibilidad

Las plantas de cogeneración perderán el 30% de sus ingresos con la reforma energética

  • La publicación en el BOE de la orden de parámetros permite estimar pérdidas
  • La mitad de las instalaciones cerrará entre 2014 y 2015, dice su patronal

Por

El sector de la cogeneración advierte de que el recorte aplicado a esa fuente energética con el nuevo sistema de retribuciones alcanzará los 470 millones de euros anuales, lo que provocará que entre este año y el que viene cierren la mitad de las plantas de cogeneración que hay en España. La cuantía del recorte se ha podido calcular al publicarse este viernes en el BOE la orden ministerial que fija los parámetros que determinarán dichas retribuciones, es decir, la pieza que completa el real decreto sobre renovables de la semana pasada.

"La Orden supone 470 millones menos de retribución, a los que añadir las cargas de los nuevos impuestos energéticos y los recortes aplicados en 2013 hasta totalizar el impacto de 934 millones de euros que tendrán que soportar en sus productos una amplia gama de industrias en un contexto nacional e internacional especialmente difícil para su competitividad y supervivencia", señala en un comunicado la patronal de cogeneración, ACOGEN.

Según sus cálculos, esos 934 millones que dejarán de ingresar o tendrán que pagar en tributos especiales suponen el 30% del total de ingresos de las plantas de cogeneración, "lo que supone una muy grave brecha en la competitividad de las industrias, su capacidad de exportación y de mantenimiento del empleo".

ACOGEN recuerda que con la cogeneración "se fabrica el 20% de nuestro PIB industrial España, y el 50% de los productos fabricados con energía proveniente de cogeneración se exportan. Las industrias vinculadas suman 200.000 empleos directos".

Impacto de 1.130 millones en el sector eólico

Los cambios introducidos en la orden ministerial, según el sector eólico, son mínimos y el impacto en sus cuentas será de 1.130 millones de euros respecto a la retribución de 2013. Para el director general de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), Luis Polo, lo aprobado no responde "a la lógica económica" porque "la tecnología más castigada es la más barata".

Las instalaciones eólicas anteriores a 2004 -el 28% del total- no tendrán derecho a incentivos

"Los cambios normativos que se proponen son retroactivos y discriminatorios, vulneran los principios de buena regulación y suponen un grave ataque contra la seguridad jurídica", asegura la patronal eólica. Así, las instalaciones eólicas anteriores a 2004 -el 28% del total- no tendrán derecho a ningún tipo de incentivo.

"La nueva normativa tendrá, sin duda, un fuerte impacto en la industria eólica, una de las más innovadoras y con más futuro de España, lo que traerá consigo deslocalizaciones, nuevos despidos, refinanciaciones y un sinfín de efectos perversos. AEE expondrá a sus asociados todas las opciones legales a su alcance para actuar contra esta reforma y obrará conforme a lo que los socios decidan”, ha dicho Polo en un comunicado.

Más de mil modelos distintos de instalaciones

La orden del Ministerio de Industria, Energía y Turismo define distintos tipos de incentivos en función de 1.400 estándares distintos de instalaciones. En total, Industria fija más de un millar de instalaciones tipo para recoger una amplia casuística en la que se cruzan variables como la tecnología, la potencia, el año de puesta en marcha, el combustible empleado y otros aspectos ténicos.

El sector fotovoltaico es el que contempla más tipos regulatorios (580), frente a los 548 de la fuente de cogeneración, los 150 de la hidráulica, los 45 de la eólica, los 50 de la biomasa o los 70 del biogás.

Esta norma consta de 1.761 páginas y completa la reforma del Gobierno en materia de energías renovables, cogeneración y residuos, diseñada para contener el coste regulado de estas instalaciones y, con ello, reducir el déficit de tarifa.

Noticias

anterior siguiente