Enlaces accesibilidad

Claves de las elecciones presidenciales en Ucrania

  • Petró Poroshenko parte como favorito, seguido de Yulia Tymoshenko
  • Los prorrusos han anunciado el boicot en las regiones de Donetsk y Lugansk
  • Los líderes occidentales dicen que son los comicios "más importantes" de su historia

Por
Unos ciudadanos sostienen la que se considera la bandera de Ucrania más grande del mundo en la ciudad de Chernivtsi, en el suroeste de Ucrania
Unos ciudadanos sostienen la que se considera la bandera de Ucrania más grande del mundo en la ciudad de Chernivtsi, en el suroeste de Ucrania EFE EFE/Aleksandr Tkachuk

Ucrania: datos esenciales

Situación y límites: República de la extinta URSS, limítrofe con Bielorrusia (N); Rusia (NE y E); Rumanía, Moldavia (SO), mar Negro (S), y Hungría, Eslovaquia y Polonia (O)

Superficie: 603.700 kms cuadrados, la segunda en extensión de las antiguas repúblicas soviéticas tras Rusia
Población: 45.617.542 habitantes (marzo 2012)
Capital: Kiev, con 2.814.577 habitantes. La población está formada por un 74% de ucranianos, 20% rusos y 6% otros.
Idiomas: Oficial (ucraniano) y ruso (el más hablado después del oficial).
Religión: Ortodoxos (mayoría), musulmanes, católicos y judíos. 

Ucrania celebra este domingo, 25 de mayo, elecciones presidenciales, unos comicios convocados tras la caída de Víktor Yanukóvich por las protestas de Kiev. Los comicios pueden ser un paso en la solución de la crisis ucraniana, que ha enfrentado ha llevado al país al borde de una guerra civil declarada. Las potencias occidentales han subrayado que son los comicios "más importantes" de la historia del país. Y Rusia ha afirmado que reconocerá los resultados.

Estas son algunas de las clave de la convocatoria.

¿Qué se elige?

Los 35,5 millones de ucranianos con derecho al voto están llamados a elegir al presidente, el jefe del Estado. Sus poderes están limitados por el Parlamento, según la Constitución de 2004, adoptada después de la destitución de Yanukóvich, al que se acusaba precisamente de autoritario.

El poder Ejecutivo lo ostentan el presidente (jefe de Estado elegido para cinco años, mandato que no puede ejercer durante más de dos períodos consecutivos) y el primer ministro (jefe de Gobierno), que es designado por la mayoría parlamentaria y forma su Gabinete.

El jefe del Estado tiene la prerrogativa de nombrar a dos ministros (Defensa y Exteriores) y al director de los servicios de seguridad.

Si ninguno de los candidatos obtiene más del 50% en primera vuelta, habrá una segunda el 15 de junio.

¿Quiénes son los candidatos?

Los favoritos de entre los 23 candidatos son, en su mayoría, viejos conocidos de la política ucraniana. Las claves para diferenciarlos son la relación que proponen con las regiones y su ubicación respecto a Rusia y al bloque formado por EE.UU. y la UE. Ninguno de ellos reconoce la anexión de Crimea a Rusia ni la secesión de las regiones del este.

  • Petro Poroshenko, con 48 años encabeza las encuestas, que le situan en torno al 48% de apoyos. Hombre de negocios multimillonario (posee una cadena de tiendas, una marca de chocolate que le ha valido el apelativo de "Rey del Chocolate" y un canal de televisión), aparece en la lista de los 10 más ricos en Ucrania y está considerado pro-UE. Su canal apoyó las protestas de Kiev desde el primer momento, aunque Poroshenko había servido anteriormente como ministro de Comercio con Yanukóvich. Pretende situarse a mitad de camino entre los bloques que se disputan la influencia en Ucrania, y promete que no introducirá al país en la OTAN.
  • Yulia Tymoshenko. Nacida en el ahora rebelde este, incombustible líder de la Revolución Naranja, esta mujer fue primera ministra en dos ocasiones antes de acabar en prisión por abuso de poder por la negociación del acuerdo del gas con Rusia. Pese a su celebridad internacional, sus años encarcelada y su condena por corrupción le han restado popularidad y no parte como favorita, aunque conserva el segundo lugar. Pertenece al partido Batkivshchyna (Patria), del que forma parte el primer ministro, Arseniy Yatseniuk.

Las encuestas dicen que Poroshenko y Tymoshenko son los candidatos con más posibilidades para una segunda vuelta, en la que el primero podría superar cuatro a uno a la exprimera ministra.

El boicot en el este de Ucrania perjudicará los candidatos más prorrusos y partidarios de dar poder a las regiones:

  • Serhiy Tihipko: prorruso, ex viceprimer ministro con Yanukóvich y ministro de Economía en 2000, fue presidente del Banco Nacional entre 2002 y 2004. Pertenecía al Partido de las Regiones, que abandonó el 8 de mayo. Tihipko ya se presentó en las elecciones de 2010 y obtuvo un buen resultado (con el 13% fue el tercero más votado y, según las encuestas, hubiera tenido opciones de ganar en caso de haber pasado a segunda ronda).
  • Myjaylo Dobkin: hombre de negocios de 45 años y vinculado a Yanukóvich, es el candidato oficial del Partido de las Regiones, y por tanto inclinado hacia Moscú y hacia la federalización del país. Originario de Jarkov, la segunda ciudad del país, su campaña ha estado financiada por el oligarca Rinat Ajmetov, que ultimamente se ha enemistado con los prorrusos de Donetsk. El nombre de Dobkin consta en una lista de 30 ucranianos cuyas cuentas han sido congeladas en Suiza por su papel en la crisis.

Y como representantes de la ultraderecha, dos candidatos:

  • Oleh Tyahnybok: el líder del partido ultraderechista Svoboda (Libertad), que forma parte del Ejecutivo interino, competirá por los votos de la extrema derecha nacionalista.
  • A este sector apela también Dmytro Yarosh, jefe de las milicias ultraderechistas del Sector de Derecha, brazo armado de la protesta del "Euromaidán".

Digna de mención es la ausencia de Vitali Klitschko, excampeón de boxeo, líder del partido UDAR (Golpe) y muy activo en las protestas de la plaza de la Independencia de Kiev. Klitschko ha decidido dejar pasar esta oportunidad por cálculo político.

¿Podrán celebrarse en todo el país?

Los dirigentes secesionistas de las regiones de Donetsk y Lugansk ya han anunciado que harán todo lo posible por torpedear la celebración de los comicios en sus territorios. Ambas regiones suman un 14,3% del electorado nacional.

Por medio del secuestro de colegios y la incautación de los censos electorales, los insurgentes se proponen frustrar la votación en los territorios de ambas "repúblicas populares", que se autoproclamaron independientes tras sendos referendos no reconocidos por nadie, ni siquiera por Rusia.

Las propias autoridades de Kiev asumen que existen municipios como Slaviansk, Kramatorsk y Górlovka donde los electores no acudirán a las urnas, unos por propia iniciativa y otros por temor a las represalias de los milicianos prorrusos.

"En la región de Donetsk, sólo hemos recibido listas preliminares de votantes del 26% de los colegios electorales y en Lugansk, del 16%", ha explicado el subjefe de la Comisión Electoral Central (CEC), Andréi Maguera.

En el resto de las 22 regiones en que se divide Ucrania "todo está preparado al 100%", han asegurado las autoridades.

¿Quién reconoce estas elecciones?

Alemania, la Unión Europea y Estados Unidos respaldan totalmente la convocatoria, que consideran crucial para legitimar a las autoridades que derrocaron en febrero pasado al presidente Víktor Yanukóvich.

Rusia siempre ha calificado al Gobierno de Kiev de ilegal y se ha remitido al pacto alcanzado entre Yanukovich y la oposición el 21 de febrero para la desmovilización de las protestas y la convocatoria de elecciones, acuerdo avalado por los ministros de Exteriores de Polonia, Alemania y Francia pero que no duró ni siquiera 24 horas.

No obstante, el presidente ruso, Vladímir Putin, dio un giro en su postura y dijo que las presidenciales "son un paso en la buena dirección". Putin esperó hasta el viernes para decir que reconocería el resultado.

Dentro del país, el Partido Comunista de Ucrania (PCU) ha adelantado que no reconocerá los resultados después de que el presidente interino, Alexandr Turchínov, pidiera al Ministerio de Justicia su ilegalización.

Noticias

anterior siguiente