Enlaces accesibilidad

Un atentado con bomba en la región china de Xinjiang causa al menos 31 muertos

  • Ha ocurrido en un mercado de la capital regional, Urumqi
  • Dos vehículos todoterreno han arrollado a varias personas

Por
Un nuevo atentado en China ha causado al menos 31 muertos y 90 heridos

Al menos 31 personas han muerto y 90 han resultado heridas este jueves, según la televisión estatal, en un atentado con bomba en Urumqi, capital de la región de Xinjiang, en el noroeste de China. El Ministerio de Seguridad Pública ha calificado lo sucedido como un "grave incidente de terrorismo violento" y el jefe de la seguridad interior, Meng Jianzhu, ha prometido acabar con la "arrogancia de los terroristas".

El ataque ha tenido lugar a las 07:50 horas locales (0:50 hora peninsular española), cuando dos vehículos todoterreno han arrollado a varias personas en un mercado de la ciudad. Los ocupantes han lanzado explosivos a la calle y uno de los dos vehículos ha explotado, según la agencia oficial Xinhua.

Un testigo ha descrito a Reuters el escenario tras las explosiones. "El aire estaba lleno de olor a pólvora y del sonido de los llantos. Ha habido demasiadas víctimas, personas mayores que estaban en el mercado".

La Policía ha acordonado la zona y los heridos han sido trasladados a un hospital cercano al lugar de los hechos.

Los internautas han publicado fotografías del suceso en la red social Weibo, difundidas a su vez por la prensa china, en las que se puede apreciar la columna de humo, los heridos en el suelo y gente ayudando a las víctimas.

El estado de alarma ha provocado que dos aviones de la compañía aérea Juneyao airlines en vuelo desde Shanghai hacia Urumqi hayan sido desviados hacia otros aeropuertos. La medida ha sido tomada después de que un pasajero denunciara haber conocido la intención de un compañero de viaje de "hacer estallar" el avión, según informa Reuters, 

Xinjiang, frecuente escenario de enfrentamientos 

La región de Xinjiang es frecuente escenario de enfrentamientos entre las autoridades y grupos de activistas de la etnia uigur (mayoritaria de la región), que reivindican la independencia de esa región bajo el nombre de "Turkestán Oriental".

El pasado 30 de abril, un ataque con cuchillos en una estación de tren de la misma ciudad causó la muerte de tres personas (entre ellas dos de los atacantes) y hubo 79 heridos.

El peor atentado reciente en China, sin embargo, no tuvo lugar en Xinjiang, sino en la ciudad de Kunming, al sur del país. El pasado 1 de marzo, 33 personas, entre ellas los cuatro agresores, murieron en un ataque en una estación ferroviaria.

El propio presidente chino, Xi Jinping, ha amenazado con "medidas decisivas" para atajar la violencia, que ha dado un salto cualitativo desde el atentado que causó cinco muertos en el mismo centro de Pekín, ante las puertas de la Ciudad Prohibida, en octubre de 2013.

Xinjiang, fronteriza con Afganistán y Pakistán, está habitada por varias etnias musulmanas ligadas a los pueblos de Asia Central, como los uigures y, según el Gobierno chino, en ella operan grupos terroristas ligados a la organización radical islámica Al Qaeda.

Sin embargo, grupos uigures en el exilio acusan a Pekín de usar el terrorismo como excusa para reprimir la religión y la cultura de este pueblo.

Noticias

anterior siguiente