Enlaces accesibilidad

La campaña "¿y tú, qué sabes del autismo?" pretende sensibilizar sobre este trastorno

  • Afecta a uno de cada 150 niños nacidos y más a hombres que a mujeres
  • Este miércoles se celebra el Día Mundial de Concienciación del Autismo
  • Se estima que puede haber 35.000 personas afectas en España

Por
Médicos y familias quieren llaman la atención sobre las necesidades de las personas autistas

"¿Y tú, qué sabes del autismo?" es la campaña con la que la Confederación Autismo España quiere sensibilizar durante este año sobre este trastorno del desarrollo, que afecta a uno de cada 150 niños nacidos y que se da más en hombres que en mujeres.

El periodista David Cantero, el músico Luis Cobos y la actriz Nadia de Santiago son los tres famosos que ponen rostro a esta campaña, puesta en marcha con motivo de la celebración este miércoles del Día Mundial de Concienciación del Autismo y presentada este martes en un acto que ha contado con la presencia de la directora de servicios sociales de la Comunidad de Madrid, Carmen Pérez Anchuela.

En el marco de la conmemoración, Madrid se suma este año por primera vez a la iniciativa global "Light it up Blue", iluminando esta noche de azul edificios emblemáticos como la Puerta de Alcalá o la fuente de Cibeles, con el objetivo de simbolizar un mundo más solidario con el autismo, diseñado para todos y contando con todas las necesidades.

Hay tantos tipos de autismo como personas afectadas, razón por la que los responsables del movimiento asociacionista insisten en la importancia de que se hable de Trastorno del Espectro del Autismo (TEA), ha señalado el director gerente de Autismo Madrid, Christian Loste.

Se estima que en España puede haber 350.000 personas afectadas

Aunque no existe un censo a nivel estatal ni autonómico, se estima que en España puede haber unas 350.000 personas afectadas, aunque existe una gran mayoría sin diagnosticar, ha explicado el presidente de Autismo España, Antonio de la Iglesia.

No obstante, estas cifras podrían ser más elevadas después de que las últimas investigaciones en Estados Unidos señalen que puede afectar a uno de cada 88 nacimientos, un "dato preocupante", ha subrayado De la Iglesia.

Niños que jueguen de forma reiterativa con el mismo juguete, no miren a los padres, rechacen el contacto físico, tarden en hablar o no sigan con la mirada un objeto cuando se les señala, son algunas de las señales que pueden dar la voz de alarma.

A pesar de que este trastorno no se cura, el diagnóstico temprano y una atención especializada son "vitales".

Un niño puede ser diagnosticado entre los 18-20 meses

El presidente de Autismo España ha subrayado que un niño puede ser diagnosticado entre los 18 y 20 meses y el hecho de que desde ese momento reciba una intervención especializada puede marcar "una diferencia brutal" en su vida y en sus capacidades.

A este respecto, Loste ha precisado que aunque estos niños no hablan, de alguna manera "el autismo sí te habla", porque cuando un bebé de 16 meses no cumple las pautas del desarrollo cognitivo estandarizadas, "el autismo te está diciendo que es posible que esté ahí".

Poco a poco se está logrando la integración de estas personas, especialmente en algunos ámbitos como el educativo, a pesar de que hace 30 años era impensable escolarizar a un niño con autismo.

Sin embargo, aun quedan otras áreas en las que la integración casi parece "un lujo", como es la laboral, ha señalado el representante de Autismo Madrid.

De hecho, se estima que entre el 75 y el 90% de las personas adultas con TEA no tienen empleo en Europa, unos datos que pueden ser extrapolados a España. Por ello, el lema de la campaña mundial este año es "Autismo y trabajo, juntos es posible".

La evolución del autista dependerá de su nivel intelectual

La evolución en el tratamiento de los trastornos del espectro autista, aquellos que limitan la capacidad de desarrollo del individuo, dependerá del nivel intelectual de los afectados y, por tanto, de su respuesta ante las terapias.

El 25 % de los casos de autismo presenta un buen nivel intelectual frente al 75 % con retraso mental, ha explicado a EFE el jefe de la Unidad de Psiquiatría de Niños y Adolescentes del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, Javier San Sebastián.

"En el caso de los que presentan retraso mental, el 75% de los autismos clásicos, el pronóstico es mucho peor", ha apuntado el especialista.

Así, hacer psicopedagogía con un joven que presente retraso mental y dificultad en el lenguaje es más complicado que si existiera desarrollo del lenguaje, algo que mejora el pronóstico, según el doctor. Incide en la necesidad de "hacer una implantación del lenguaje; enseñarle a hablar y motivarle para ello".

Los trastornos del espectro autista tienen una base biológica y orgánica, por lo que no están originados ni por el entorno, ni el estilo educativo, y, según ha afirmado Javier San Sebastián, "se produce a raíz de un desajuste en el que la genética tiene mucho que ver a nivel cerebral".

Lo más llamativo es la ausencia de lenguaje en la época en la que se debe iniciar. "Es un indicio importante, pero no es suficiente", ha aclarado el doctor.

También hay que tener en cuenta para el diagnóstico el hecho de que "sean chicos muy rígidos, que no toleren bien los cambios, que no tengan amigos, ni les interese tenerlos. Tampoco intercambian afectos ni en el colegio, ni en su propia familia. Pero sí tienen rutinas, les suele interesar una cosa concreta como, por ejemplo, los trenes o la vida de un personaje".

Noticias

anterior siguiente