Enlaces accesibilidad

Los precios no variaron en febrero respecto a un año antes por la bajada de los carburantes

  • El IPC interanual del mes pasado es dos décimas inferior al que hubo en enero
  • El dato definitivo del INE difiere de la estimación preliminar del -0,1%
  • Bajaron transporte, medicina y alimentos, y se encarecieron los seguros

Por
Repostaje en una gasolinera

Los precios no variaron entre febrero de este año y el mismo mes del año pasado, según el dato definitivo del IPC del mes pasado publicado este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este indicador interanual es dos décimas más bajo al registrado en enero, un descenso que el INE achaca a la bajada del 1,8% del precio del transporte por el abaratamiento de los carburantes, frente a la subida que registraron en febrero de 2013.

El dato publicado ahora difiere del avanzado hace dos semanas, cuando la oficina estadística señaló que la inflación interanual había regresado a terreno negativo y se situaba en -0,1%.

Así, en los dos primeros meses de este año se acumula una bajada de precios del 1,4%, según los datos del INE.

En cuanto a la inflación subyacente -en la que se excluye la variación de los precios de alimentos frescos y energía-, el mes pasado disminuyó una décima, hasta situarse en 0,1%. La tasa interanual del IPC armonizado (IPCA) -utilizada como referencia en las instituciones internacionales- se situó en febrero en 0,1%, dos décimas por debajo de la registrada el mes anterior.

"Positivo" para el Gobierno, "complicaciones" para el Banco de España

Con este dato de IPC sobre la mesa, el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha alertado este miércoles de las "complicaciones" que supone contar con una inflación tan baja, aunque ha reconocido algunos aspectos positivos, porque mantiene el poder adquisitivo de unos salarios "estancados" y puede mejorar el consumo.

Así, Linde ha explicado que, teniendo en cuenta que uno de los principales problemas de la economía española es su alto nivel de endeudamiento público y privado, una baja inflación puede "complicar" el proceso de desapalancamiento. Esto es así porque cuando los precios van subiendo, con el paso del tiempo baja el peso relativo de la deuda, y la cantidad adeudada va perdiendo valor. Pero si la inflación es baja o incluso si hay deflación, el valor de las deudas "aumenta".

Preguntado por esa advertencia, el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez-Latorre, ha minimizado los problemas que puede generar y ha destacado las ventajas. "Se trata de la corrección de un desequilibrio de la economía española que permitirá afianzar la recuperación en la que estamos", ha señalado, antes de añadir que España está adquiriendo así la cultura de estabilidad de precios que ya existe en otros países europeos, lo que favorece el poder adquisitivo de pensiones y sueldos, así como la competitividad de las exportaciones y la moderación salarial.

"Es cierto que presenta algunos aspectos menos positivos, como por ejemplo, la incidencia en el esfuerzo de desendeudamiento del sector privado, pero en general, tenemos una valoración positiva", ha reiterado tras asegurar que el riesgo de deflación es "menor".

Según Jiménez-Latorre, "en la medida en que la demanda se vaya recuperando, los precios irán mostrando cierta tendencia a la recuperación, pero siempre de forma moderada, hasta terminar este año [con una inflación ] en el entorno del 0,5%".

El Gobierno considera "positivo" el estancamiento de los precios

Bajadas en medicina y alimentos, subidas en los seguros

Aparte de la bajada del transporte, también influyeron en el descenso de la tasa interanual los precios del grupo de medicina, que se abarataron casi un punto porcentual, hasta quedar en el 0,4%. Según el INE, este resultado se explica por la estabilidad en febrero de los precios de los medicamentos y otros productos farmacéuticos en comparación con su encarecimiento en igual mes del año pasado.

También disminuyeron los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya subida internanual se situó en 1,1%, una décima por debajo de la registrada en enero. Dentro de ese grupo, el INE destaca el descenso de los precios de frutas frescas y aceites. Aunque la tasa del grupo baja, es destacable la estabilidad de los precios del pescado fresco frente a la reducción registrada en 2013.

En el extremo opuesto, los precios se incrementaron en el grupo de otros bienes y servicios, cuya tasa interanual quedó en el 0,7%, tres décimas más que en enero debido al encarecimiento de los seguros, que fue mayor en febrero de este año que en el mismo mes del año pasado.

Así, los grupos con mayores incrementos interanuales son los de comunicaciones (con una bajada de precios del 6,8% entre febrero de este año y el mismo mes de 2013), transporte (el mencionado -1,8%) y ocio y cultura (-0,9%). En el lado de las subidas, las mayores tasas interanuales se registraron en bebidas alcohólicas y tabaco (2,6%), enseñanza (1,9%), alimentos y bebidas no alcohólicas (1,1%) y vivienda (1,1%).

Solo cinco autonomías con IPC positivo

Al analizar los datos por comunidades autónomas, los precios bajaron en todas las autonomías, salvo Canarias y Navarra, donde los precios no variaron, aunque sus tasas interanuales están en negativo: -0,2% y -0,4%, respectivamente.

Las mayores bajadas, de tres décimas, se produjeron en Andalucía (con una tasa interanual que quedó en –0,2%), Castilla-La Mancha (–0,2%), Castilla y León (0,0%), Comunidad Valenciana (–0,2%), Comunidad de Madrid (–0,1%), Extremadura (–0,4%) y Región de Murcia (–0,1%).

Las únicas comunidades que mantienen una tasa interanual positiva son País Vasco (0,5%), Baleares (0,4%), Cataluña y Galicia (ambas con 0,2%) y Cantabria (0,1%).

Sin variación mensual de precios

Respecto a la variación en el IPC mensual (comparación de precios de febrero y enero), el IPC general ni subió ni bajó (0%).

En ese dato influyó la caída de precios mensual en el grupo de vestido y calzado -cuyos precios disminuyeron un 1,7%, como consecuencia de la recta final de las rebajas de invierno- y el de alimentos y bebidas no alcohólicas, que se abarataron un 0,4%, con una reducción significativa de los precios de frutas frescas y aceites.

Respecto a las subidas, se produjeron en los grupos de otros bienes y servicios -con una subida mensual del 0,6%-, ocio y cultura -con un alza del 0,7% por el incremento de precios del viaje organizado-, vivienda -, con un encarecimiento mensual del 0,2% por el aumento de los precios de la electricidad y, en menor medida, la distribución de agua- y hoteles, cafés y restaurantes, que subieron un 0,1% en febrero respecto a enero. 

Por parcelas, las mayores subidas de precios se registraron en los viajes organizados (se incrementaron un 4% mensual), frutas en conserva y frutos secos (1,3%), seguros (1,3%) y electricidad (0,5%).

Entre los abaratamientos destacan los de aceites (-3,1%), frutas frescas (-2%), prendas de vestir y calzado (ambas categorías con una variación de -1,7%), legumbres y hortalizas frescas (-1%), y carburantes y lubricantes (-0,2%).

Noticias

anterior siguiente