Enlaces accesibilidad

Putin se reserva "el uso la fuerza" en Ucrania pero Obama dice que "no tiene derecho"

  • Asegura que el cambio de poder en Kiev fue un "golpe inconstitucional"
  • Obama dice que Rusia tiene la "oportunidad" de trabajar por la estabilidad
  • Advierte que la aplicación de sanciones sería "contraproducente"

Por
Putin se reserva "el uso la fuerza" como último recurso pero Obama dice que "no tiene derecho"

El presidente de RusiaVladímir Putin, ha asegurado este martes que no hay necesidad de enviar tropas a Ucrania, y ha negado que los soldados desplegados en Crimea pertenezcan al Ejército ruso. Putin ha asegurado que estas tropas que han tomado el control de la península son "fuerzas locales de autodefensa", y ha negado que el Kremlin tenga interés en promover el separatismo crimeo. Las palabras han tenido su eco en Washington, donde Obama ha respondido al presidente ruso que "no tiene derecho" a usar la fuerza.

Las afirmaciones de Putin van en línea con lo que hasta ahora han  mantenido las autoridades rusas, que han negado haber desplegado tropas  en la península de Crimea. Los soldados prorrusos que han tomado el control de la región autónoma no tienen ningún distintivo en el uniforme, pese a que utilizan vehículos con matrícula del Ejército ruso.

El presidente ruso ha advertido, no obstante, que se reserva el uso de la fuerza como "último recurso" para proteger a los habitantes de las regiones del este de Ucrania, de mayoría rusohablante. 

"Si vemos que la ilegalidad se extiende también a las regiones del este, si la gente nos pide ayuda (y ya tenemos una petición oficial del actual presidente legítimo), nos reservamos el uso de todas las opciones a nuestra disposición para proteger a esos ciudadanos", ha dicho.

Según Putin, Rusia tiene en este sentido "una petición del presidente  legítimo de Ucrania", en alusión a Víctor Yanukóvich, destituido por el Parlamento ucraniano y que se encuentra  actualmente refugiado en territorio ruso.

Cualquier intervención de este tipo, ha insistido, sería "legítima y dentro del marco de la legislación internacional". "Incluso si tomamos la decisión, si tomo la decisión de emplear las fuerzas armadas, será legítima", ha dicho el presidente ruso.

Obama: "no tiene derecho a usar la fuerza"

Las palabras del presidente ruso no han tardado en obtener respuesta de EE.UU. en dos comparecencias casi simultáneas, desde Washington y desde Kiev, por parte del presidente Barack Obama y el secretario de Estados de EE.UU.

Obama han advertido a su homólogo ruso, Vladímir Putin, de que Moscú "no tiene derecho" a usar la fuerza para intervenir en Ucrania y ha reiterado que Rusia está "violando" leyes internacionales.

"Creo que todo el mundo reconoce que, aunque Rusia tiene intereses legítimos en lo que ocurre en un Estado vecino, eso no le da derecho a utilizar la fuerza como medio para ejercer su influencia", ha argumentado Obama. "Sé que el presidente Putin parece tener a un grupo distinto de abogados haciendo un conjunto distinto de interpretaciones", ha ironizado, según Efe.

Casi en el mismo momento hablaba desde Kiev el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, quien ha condenado la "agresión" rusa y ha expresado su apoyo a Ucrania. "Está claro que Rusia ha estado trabajando duro para crear una excusa para invadir Ucrania aún más", ha añadido Kerry quien ha señalado que Moscú debe abrir negociaciones con las autoridades ucranianas, según Reuters.

Alemania y EE.UU. en busca de una posición común

Ya en la madrugada del miércoles, el presidente Obama y la canciller alemana, Angela Merkel, han abordado en una llamada telefónica de una hora las posibles soluciones a la crisis en Ucrania. Ambos líderes han coincidido en la necesidad de desactivar el conflicto con el envío de observadores internacionales y la activación de un diálogo directo entre Rusia y Ucrania, según ha informado la Casa Blanca en un comunicado.

Obama y Merkel, actores clave en la mediación de la crisis en Ucrania, han hablado también sobre la importancia de continuar apoyando al Gobierno de Ucrania para que logre estabilizar la economía del país y prepararlo para las próximas elecciones de mayo.

Sin embargo, ante la incertidumbre sobre los siguientes acontecimientos en esta crisis, Obama y Merkel han acordado permanecer en estrecho contacto los próximos días.

"Golpe de Estado anticonstitucional" en Kiev

En su comparencia, el presidente ruso ha apuntado también otros detalles sobre la lectura que hace el Kremlim a la crisis  ucraniana, Putin ha afirmado que la toma del poder en Kiev por parte de  la oposición fue "un golpe de Estado anticonstitucional" y el resultado de una insurrección armada.

Putin ha recordado que Yanukóvich firmó el día 21 de febrero, con la mediación de tres ministros de Exteriores europeos y el Defensor del pueblo ruso, un acuerdo por el que cedía sus poderes.

Yanukóvich aceptó todo lo que demandó la oposición

"Aceptó todo lo que demandó la oposición, aceptó celebrar elecciones anticipadas, aceptó retornar a la Constitución de 2004 (...) ¿Para qué recurrieron a acciones ilegítimas y anticonstitucionales y llevaron al país al caos en el que ahora está?", se ha preguntado el presidente ruso.

"En el espacio postsoviético, donde las construcciones políticas aún son muy frágiles y la economía es débil, es necesario actuar solo conforme a la Constitución", ha subrayado.

En estas circunstancias, Putin ha advertido que Rusia no reconocerá las elecciones en  Ucrania, previstas para el 25 de mayo, si tienen lugar "bajo el  terror". 

"Todos los ciudadanos de Ucrania, no importa dónde vivan, deben tener  los mismos derechos para determinar el futuro de su país", ha explicado  el presidente ruso, en referencia a los habitantes de las regiones del  este y el sur, que apoyaron a Yanukóvich en las elecciones de 2010.

Yanukóvich, único presidente legítimo

Putin ha reiterado que, a efectos legales, considera a Yanukóvich como el único presidente legítimo de Ucrania. "Legalmente, solo hay un presidente legítimo - ha insistido - Está claro que no tiene ningún poder, eso es comprensible. Ya he dicho esto, y quiero repetir que el presidente legítimo, en términos puramente legales, es por supuesto Yanukóvich".

No obstante, Putin es consciente de que el ucraniano, que fue destituido por el Parlamento, "no tiene futuro político"

Putin ha desmentido también, en tono jocoso, los rumores sobre la muerte de Yanukóvich. "Después de que llegó al territorio de Rusia me he visto con él una vez. Fue literalmente hace dos días. Gozaba de buena salud, que es lo que les deseo a todos ustedes".

El presidente ruso ha justificado también la concesión de amparo a Yanúkovich por "consideraciones humanitarias". "La muerte es lo más sencillo para deshacerse de un presidente  legítimo, y así habría ocurrido. Creo que simplemente lo  habrían matado", ha declarado.

Sanciones "contraproducentes"

Putin también se ha referido a las amenazas de sanciones contra Rusia, como las adelantadas por EE.UU. tras congelar sus relaciones con Rusia. Dichas sanciones, ha advertido, serían "contraproducentes".

"Los  que deberían pensar en las consecuencias son primer lugar aquellos que las quieren introducir. En el  mundo contemporáneo, donde todo está relacionado y todos dependen unos  de otros de alguna manera, claro que se puede dañar unos a otros, pero  será un daño mutuo", ha subrayado.

El mandatario ruso ha respondido también a la decisión del Grupo de los  Siete países más desarrollados (G7) de suspender los preparativos para  la cumbre del G8 (G7 y Ruisa) en Sochi, que las autoridades rusas  continúan la labores para su organización. "Nos estamos preparando y nos alegraremos de recibir a nuestros colegas, pero si no quieren venir, pues nada", dijo.

Este martes están previsto varias reuniones y encuentros diplomáticos al más alto nivel  para intentar solucionar la crisis entre Rusia y Ucrania. Uno de ellos  tendrán lugar en Madrid, donde el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, se verá con la responsable de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton.

Fin de las maniobras en la frontera

Las esperadas declaraciones de Putin llegan un día después de que el Kremlin diera por terminadas las maniobras militares iniciadas el día 26 (tras la formación del gobierno opositor en Kiev y las protestas prorrusas en Crimea) en las regiones del oeste y centro del país, al otro lado de la frontera con Ucrania. La noticia de la finalización de los ejercicios se ha conocido este martes.

Un total de 150.000 militares, 90 aviones, más de 120 helicópteros, 80 blindados, unas 1.200 piezas de artillería y 80 buques han tomado parte en las maniobras, las mayores que se han realizado en Rusia desde la desaparición de la Unión Soviética, en 1991.

El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, negó en su día que la  puesta en alerta de las unidades militares estuviese relacionada  con  las crisis en el país vecino, pero el final de los ejercicios podría  contribuir a rebajar la tensión de cara a una posible negociación sobre Crimea.

La OTAN avisa de las "graves implicaciones" de la actuación rusa

Mientras, el Consejo del Atlántico Norte, el máximo órgano de decisión de la OTAN, reunido este martes, ha dejado claro que Rusia "sigue violando la soberanía e integridad territorial de Ucrania" y ha advertido de las "graves implicaciones" que esa circunstancia puede tener para la seguridad y la estabilidad.

"A pesar de las repetidas peticiones de la comunidad internacional, Rusia sigue violando la soberanía e integridad territorial de Ucrania y continúa violando sus compromisos internacionales", ha afirmado el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, al término de la reunión solicitada por Polonia.

Según Rasmussen, "estos acontecimientos presentan graves implicaciones para la seguridad y la estabilidad del área euroatlántica". Polonia invocó el lunes el artículo IV del Tratado de Atlántico para convocar esta reunión, la segunda del Consejo de la OTAN en las últimas 72 horas con motivo del despliegue de tropas rusas en la república autónoma de Crimea.

Por su parte, el presidente de Francia, François Hollande, ha señalado en declaraciones que recoge la emisora France Info que Rusia ha emprendido una "escalada peligrosa"  y ha apuntado la posibilidad de que Europa recurra a "sanciones" contra Moscú. "El papel de Francia con Europa, en estas circunstancias, es el de ejercer toda la presión necesaria, incluidas las sanciones, para encontrar una vía de diálogo, para encontrar un final político a esta crisis", ha apuntado Hollande, segun Efe.

"Rusia, con quien dialogamos, debe comprender que está ante una decisión muy importante para el futuro de sus relaciones con Europa. Y que la única opción, digo bien, la única opción, es la negociación", ha agregado.

La UE congelará activos de funcionarios ucranianos

Mientras, este martes la Unión Europea (UE) ha acordado los textos legales para congelar y recuperar los activos de funcionarios ucranianos responsables de malversación de fondos estatales en Ucrania, han informado a Efe fuentes comunitarias. La acción responde a la iniciativa aprobada el pasado 20 de febrero en el que se acordó trabajar rápidamente en la adopción de sanciones contra funcionarios del Gobierno de Víktor Yanukóvich.

Los embajadores del Comité Político y de Seguridad de la Unión Europea (COPS) han acordado "los actas legales finales y ahora debería iniciarse el procedimiento por escrito para su aprobación final, que se cerrará el miércoles", han añadido las fuentes.

Después, normalmente al día siguiente, se publicará la decisión en el Diario Oficial de la UE, que es cuando se conocerán los nombres y los cargos de las personas sancionadas por los Veintiocho y entrarán en vigor las medidas restrictivas.

La UE también pretende congelar los bienes de las personas responsables de violaciones de derechos humanos durante los recientes disturbios más violentos de la historia contemporánea de Ucrania, pero de momento ese texto legal no ha sido finalizado aún, en el COPS, según las fuentes consultadas.
 

Noticias

anterior siguiente