Enlaces accesibilidad

El Parlamento ucraniano nombra presidente en funciones a Alexándr Turchinov

  • Es la mano derecha de la líder opositora Yulia Timoshenko
  • La ex primera ministra pide que no presentar su candidatura a las elecciones
  • La Cámara recupera la residencia de Yanukóvich, que está abierta al público
  • El Partido del expresidente responsabiliza a su huido líder de la crisis

Por
La Rada Suprema elige como presidente en funciones a Aleksander Turchínov

El Parlamento ucraniano ha designado este domingo como presidente en funciones del país a Alexándr Turchinov, mano derecha de la ex primera ministra Yulia Timoshenko y desde el sábado jefe del legislativo.

El nombramiento de Turchinov, aprobado por 285 de los 339 diputados presentes en la sala, se produce después de que el presidente Víktor Yanukóvich fuera destituido este sábado por dejación de sus funciones. La Cámara también ha votado devolver a las propiedades del Estado la residencia del depuesto presidente en Mezhigorie, 20 kilómetros al norte de Kiev.

Poco antes de su nombramiento, Turchinov ha pedido a los diputados que iniciaran consultas con urgencia para estructurar una coalición de mayoría capaz de formar Gobierno, un proceso que deberá concluir antes del próximo martes.

Timoshenko no se presentará a las elecciones

Inicialmente, se esperaba que este domingo pudiera ser constituida esta mayoría, tras lo cual podría procederse a la designación del nuevo primer ministro.

Timoshenko ha pedido a su partido que no presente su candidatura para encabezar el nuevo Gobierno nacido del triunfo de la revolución. "Para mí ha sido una sorpresa enterarme de que quieren presentar mi candidatura a primera ministra de Ucrania. Nadie ha consultado ni debatido conmigo esa cuestión. Gracias por vuestro afecto, pero os pido que no presentéis mi candidatura", señaló Timoshenko, en un comunicado publicado por su partido Batkivschina (Patria).

Según informa un diputado de su formación, en la Rada Suprema ya sonaban tres nombres como candidatos para el puesto de primer ministro: la propia Timoshenko, el líder de la fracción parlamentaria de Batkivschina, Arseni Yatseniuk, y el independiente Piotr Poroshenko.

Situación "catastrófica"

"La situación en Ucrania, en particular la económica, es catastrófica. El Gobierno de Yanukóvich arruinó la economía y en las arcas fiscales no hay dinero", ha señalado el presidente de la Cámara y ahora jefe de Estado en funciones.

La designación de Turchinov como presidente interino del país se ajusta a lo estipulado en la Constitución de 2004, que ayer fue restituida por la Cámara y que establece que en caso de ausencia del jefe del Estado, sus funciones las asume el presidente del Parlamento.

En la sesión de hoy, la Cámara también ha votado las destituciones de los ministros de Asuntos Exteriores y Educación, Leonid Kozhar y Dmitri Tabchnik, respectivamente.

Estas destituciones siguen a las ya aprobadas ayer del titular de Interior, el fiscal general y otros altos cargos por parte del legislativo. Las fracciones parlamentarias opositoras se hicieron con el control de la Rada esta semana después de que numerosos diputados de la coalición gubernamental abandonaran sus filas y se cambiaran de bando.

Su residencia, atracción turística

De los 340 diputados presentes hoy en la Rada Suprema (legislativo), un total de 324 votaron a favor de la resolución que devolvió al Estado la residencia del exmandatario, quien ayer huyó de la capital y trató de salir de Ucrania sin éxito, y se encuentra actualmente en paradero desconocido.

Las imágenes de la huída del presidente ucraniano, Viktor Yanukóvich

El Parlamento, que desde ayer está adoptando una riada de resoluciones para formalizar la toma del poder por parte de la oposición tras tres meses de revueltas, había decidido antes abrir la residencia al público, que desde ayer acude en masa a visitarla.

Según pudo comprobar hoy Efe, un atasco kilométrico se ha formado en la carretera que lleva a Mezhigorie con miles de vehículos que tratan de llegar a la antigua residencia presidencial que se ha convertido en símbolo de la corrupción y el lujo del antiguo poder.

Numerosas personas abandonan sus vehículos ante la imposibilidad de avanzar y continúan a pie su camino para poder visitar la propiedad.

La plaza Maidán de Kiev y sus calles adyacentes, epicentro de la revolución, se ha cubierto este sábado de flores en recuerdo de los caídos. Mujeres y niños volvieron a pasear por el centro histórico de su ciudad para comprobar con sus propios ojos los estragos causados por la violencia.

Estragos que el alcalde de la capital, Vladímir Makéyenko, se comprometió hoy a subsanar a partir de este lunes. "Desde mañana empezaremos a limpiar Kiev, y a retirar las distintas barricadas. Pero, por supuesto, esto tendrá que hacerse de acuerdo con los ciudadanos que las han construido", ha asegurado el regidor.

El partido de Yanukóvich le culpa de la crisis

El grupo parlamentario del Partido de las Regiones, la formación del depuesto presidente, ha responsabilizado a su huido líder de la crisis y los disturbios que esta semana se cobraron 82 víctimas mortales en Kiev.

"Ucrania ha sido traicionada. Han provocado la confrontación entre la gente. Y toda la responsabilidad recae sobre Yanukóvich y su entorno más próximo", se afirma en una declaración del fracción parlamentaria que fue la principal base de apoyo del destituido jefe del Estado.

Los diputados del Partido de las Regiones (PR) manifestaron su condena de las "órdenes criminales que afectaron a simples ciudadanos, soldados y oficiales".

"Condenamos la huida y pusilanimidad de Yanukóvich. Condenamos la traición", señala el documento, que recalca que "Ucrania ha sido engañada y saqueada, pero que esto no es nada comparado con el dolor de decenas de familias que perdieron sus seres queridos a ambos lados de las barricadas".

El PR, añadieron los diputados de la formación, tiene más de un millón de militantes y representa los intereses de más de 10 millones de electores. "Estamos en el Parlamento para servir a Ucrania y su pueblo", se se subraya en la declaración, que enfatiza que las diferencias ideológicas "no son un impedimento para trabajar conjuntamente por el bien del país, ya que puede haber diferencias de opiniones, pero el objetivo es uno: una Ucrania unida, fuerte e independiente".

Noticias

anterior siguiente