Enlaces accesibilidad

El Gobierno aprueba el real decreto que permite a Nuclenor solicitar la reapertura de Garoña

  • Se abre la puerta a que la central nuclear de Burgos pueda volver a funcionar
  • El decreto aprobado traspone una directiva europea sobre gestión de residuos

Por
El Gobierno aprueba el real decreto que permite a Nuclenor solicitar la reapertura de la central de Garoña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto para la gestión responsable y segura del combustible nuclear gastado y los residuos radiactivos, que traspone a la normativa española una Directiva comunitaria/Euratom de 2011 sobre la materia. La norma incluye una modificación al Reglamento sobre instalaciones nucleares y radiactivas, de 1999, que permitirá a Nuclenor, titular de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) solicitar la renovación de su licencia, lo que a su vez abre la puerta a que la planta pueda volver a operar.

Según ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el Real Decreto "incorpora modificaciones del Reglamento de Instalaciones Nucleares y Radiactivas de 1999 (ver .PDF), para establecer la posibilidad de que el titular de una instalación nuclear pueda solicitar una renovación de autorización de explotación tras el cese de actividad siempre y cuando no haya afección a la seguridad nuclear o a la protección radiológica y que el cierre no haya sido derivado de alguna de estas circunstancias".

Este es justo el caso en el que se encuentra la central nuclear de Garoña, que cerró el pasado mes de julio después de haberse apagado en diciembre de 2012.

Entonces, el 5 de julio de 2013, el Gobierno ya anunció que se iban a iniciar los cambios normativos necesarios para que siga con la actividad "si así fuera posible". La tramitación de esta norma ha sido "larga" porque el Gobierno ha esperado a un informe de conformidad de la Comisión Europea para asegurar que el texto se ajusta a la normativa comunitaria, según ha asegurado la vicepresidenta del Ejecutivo este viernes.

En concreto, el proyecto fue comunicado a la Comisión Europea en enero de 2013 para recibir el informe de conformidad que "permitiera tener claro" que se ajusta a la directiva comunitaria y después se ha atenido a la reglamentación propia de propia de los reglamentos en el derecho español.

Plan de Residuos Radiactivos

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno ha señalado que con este Real Decreto se traspone al ordenamiento jurídico español la Directiva de 2011/70 del Consejo (ver .PDF) pendiente de trasposición que establece un marco comunitario para la gestión responsable y segura del combustible nuclear gastado y los residuos radiactivos.

Además de completar y actualizar la normativa, Sáenz de Santamaría ha añadido que el Real Decreto regula también las actividades de la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa), que es la sociedad mercantil estatal encargada de la gestión de los residuos radiactivos y el combustible nuclear gastado, así como el desmantelamiento y clausura de las instalaciones nucleares.

La financiación de sus actividades se llevará a cabo a través del 'Fondo para la financiación de actividades del Plan General de Residuos Radiactivos', gestionado por Enresa y que se seguirá dotando de las tasas abonadas por los titulares de las instalaciones que generen los residuos.

Los residuos radiactivos generados en España serán almacenados definitivamente en el país, salvo que exista un acuerdo con otro Estado miembro de la Unión Europea o un tercer país, que tenga por objeto la utilización de una instalación de almacenamiento definitivo en uno de ellos.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo y el Consejo de Seguridad Nuclear organizarán, como mínimo cada 10 años, autoevaluaciones de su marco legislativo, de las autoridades reguladoras competentes y del Plan General de Residuos Radiactivos.

Noticias

anterior siguiente