Enlaces accesibilidad

Muere el poeta Félix Grande a los 76 años

  • Ha fallecido víctima de un cáncer de páncreas en Madrid
  • Estaba considerado uno de los grandes renovadores de la poesía

Por
El poeta Félix Grande en una imagen de archivo. EFE / ARCHIVO

El poeta, narrador, ensayista y flamencólogo Félix Grande ha muerto este jueves en Madrid a los 76 años, a falta de cuatro días de cumplir los 77, víctima de un cáncer de páncreas, según fuentes próximas al poeta.

Nacido en Mérida (Badajoz) en 1937, desde los 2 años hasta los 20 vivió en Tomelloso (Ciudad Real), donde será enterrado mañana viernes.

Félix Grande estaba considerado como uno de los grandes renovadores de la poesía.

Experto en flamenco, el poeta, cuyos restos mortales se encuentran en el madrileño tanatorio de San Isidro, recibió el premio Nacional de Poesía (2004) y el premio Nacional de Flamencología (1980).

El poeta flamenco

Grande fue no solo un poeta, narrador y ensayista traducido a doce idiomas sino uno de los más importantes investigadores del flamenco, al que dedicó mucha de su actividad en los últimos años como conferenciante.

Desde Tomelloso se trasladaría a Madrid, la ciudad en la que empezó a trabajar, en 1961, en la revista cultural Cuadernos Hispanoamericanos. En esa publicación trabajó durante 35 años, 13 de ellos como director.

Durante el periodo 1969-71 dirigió además la colección de libros "El puente literario", de la editorial Edhasa, y en 1989 dirigió la revista de arte Galería.

En 2012 publicó su última obra, el poemario Libro de familia, un género en el que comenzó en 1964 con Las piedras (1964), por el que recibió el premio Adonais.

Luego siguieron Música amenazada (1966), Blanco Spirituals (1967), Taranto y Homenaje a César Vallejo (1971), Puedo escribir los versos más tristes esta noche y Biografía (1971), Años (1975), En secreto (1978), La noria (1986), Cuaderno (1993), Con buenas formas (1997), La canción de la Tierra (1998), y La memoria en llamas (2004).

En novela firmó Las calles (1980), La balada del abuelo Palancas (2003) y los relatos Por ejemplo, doscientas (1968), Parábolas (1975), Lugar siniestro este mundo, caballeros (1980), Fábula (1991), Decepción (1994), El marido de Alicia (1995), Sobre el amor y la separación (1996), Té con pastas (2000).

Ensayos sobre flameco

Su obra en ensayo comenzó con Occidente, ficciones, yo (1968) a la que siguieron Apuntes sobre poesía española de posguerra (1970), Mi música es para esta gente (1975), Memoria del flamenco (1979), Elogio de la libertad (1984), Agenda flamenca (1985), Once artistas y un dios (1986), La calumnia (1987), García Lorca y el flamenco (1992), La vida breve (1985) y Paco de Lucía y Camarón de la Isla (1998).

Escribió la obra de teatro Persecución (1978) y en su producción destacan obras mixtas como Grandes del flamenco (seis discos más antología, de 1981) o Poema de amor (con música de Paco de Lucía, de 1983).

En poesía obtuvo los premios Alcaraván(1962), Adonais (1963), Guipúzcoa (1965), Casa de las Américas (1967), Nacional (1978) y Manuel Alcántara (1996), y en narrativa, Eugenio D'Ors (1965), Gabriel Miró (1966), Barcarola (1989), Felipe Trigo (1994), y el Premio Extremadura a la Creación (2004).

En ensayo obtuvo el Hidalgo y el Nacional de Flamencología (1980) y en 1997 fue nombrado miembro correspondiente de la Academia Norteamericana de la Lengua Española.

Un año después, en 1998 y por votación popular coordinada desde la revista El Olivo, a la que enviaron su voto miles de estudiosos e interesados en el tema, fue proclamado el mejor escritor de temas flamencos.

Hijo adoptivo de la ciudad de San Roque (Cádiz), obtuvo en 2004 el Premio Nacional de las Letras Españolas.

Grande, casado con la poeta Francisca Aguirre, impartió conferencias por la mayor parte de los países latinoamericanos, donde también ha sido conferenciante en materia de poesía y otros temas culturales.

Conmoción por la pérdida en el mundo de la cultura

La noticia de la muerte del poeta ha causado gran conmoción en el mundo de la cultura. El escritor Antonio Gala, gran amigo de juventud de Félix Grande, se ha mostrado muy emocionado, sobrecogido y sorprendido: "Esto no era lógico, porque el que tenía que precederlo con toda certeza era yo", ha señalado. "Yo estoy aquí retirado, me he venido al campo (a La Baltasara, su casa de Alhaurín, Málaga). Félix y Paca eran mis hermanos verdaderos: estoy destrozado", ha comentado Gala, con la voz entrecortada.

Para el poeta Juan Carlos Mestre, con la muerte de Félix Grande no desaparece la persona "sino que continúa su ejemplar conducta civil". "Fue alguien que hizo de la poesía un acto de legítima defensa contra los horrores de este mundo, alguien que asumió el imperativo categórico de la memoria como conducta civil e hizo de la poesía una casa de huéspedes para todos aquellos expulsados de la razón por la crudeza del sistema", ha subrayado el poeta leonés.

Los Autores y Editores que componen la SGAE también han lamentado el fallecimiento de "una figura clave en la propagación del flamenco, un género musical cuya idiosincrasia trasciende internacionalmente".

Noticias

anterior siguiente