Enlaces accesibilidad

Hallan en la Antártida negativos congelados de una expedición de Shackleton de hace 100 años

  • Han encontrado 22 negativos en una caja en la cabaña del capitán Scott
  • Son de la expedición que lideró Shackleton entre 1914 y 1917
  • Los negativos han sido restaurados y escaneados

Por
 Foto tomada desde la nave Aurora mirando al sur de la península en la que se encontraba la cabaña de Scott.
Foto tomada desde la nave Aurora mirando al sur de la península en la que se encontraba la cabaña de Scott. Antarctic Heritage Trust

Saber cómo era la Antártida hace 100 años es posible gracias a 22 negativos fotográficos que han sido hallados en la cabaña del capitán Scott en cabo Evans. Los negativos, cuya autoría se desconoce, han sido encontrados y restaurados por especialistas de la Compañía de la Herencia Antártica de Nueva Zelanda.

En las inéditas imágenes se puede ver a miembros del equipo del mar de Ross, que formaban parte de la Expedición Imperial Transantártica (de 1914 a 1917), organizada y liderada por el explorador sir Ernest Shackleton.

Hallazgo en la cabaña de Scott

Los especialistas en conservación de la compañía neozelandesa encontraron los negativos de nitrato de celulosa en una pequeña caja dentro de la cabaña del capitán Scott.

Fue durante sus trabajos de un proyecto de restauración del patrimonio del mar de Ross. Y es que el equipo de Shackleton estuvo viviendo en la cabaña durante la expedición, antes de partir a bordo de la nave Aurora, según ha informado la compañía en un comunicado.

"Es un hallazgo emocionante y estamos encantados de verlos expuestos después de un siglo", ha comentado el director ejecutivo de la Compañía de la Herencia Antártica, Nigel Watson, quien ha destacado: "Es testimonio de la dedicación y la precisión de nuestros equipos de conservación para salvaguardar la cabaña de Scott en cabo Evans".

Conservación de las imágenes

Una de las imágenes más llamativas es la del jefe científico del equipo del Mar de Ross, Alexander Stevens, de pie a bordo del Aurora. Aunque muchas de las imágenes están dañadas, la compañía neozelandesa ha sido capaz de reconocer puntos de referencia en los alrededores del estrecho de McMurdo.

El equipo de conservación ha separado, limpiado y consolidado las distintas capas de imagen de nitrato de celulosa. Después las revelaron y escanearon digitalmente para convertirlas en positivos digitales.

Noticias

anterior siguiente