Enlaces accesibilidad

Los médicos creen superada la infección del rey, que podría tardar tres meses en andar sin muletas

Por
El rey ha vuelto al quirófano para que le colocaran la prótesis permanente en la cadera izquierda

La operación del rey para implantarle una prótesis definitiva en la cadera izquierda ha concluido con éxito y el doctor Cabanela cree que el monarca ha superado  la infección que le aquejaba, tras realizar los cultivos correspondientes.Tras la intervención realizada por la mañana, el rey ha abandonado la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) antes de las 20:00h y ha pasado a una habitación de planta, donde ha recibido la visita del príncipe Felipe y de la reina Sofía.

A las 20:40h, el príncipe y la reina han atendido a los medios antes de marcharse del Hospital Universitario Quirón, en Boadilla del Monte (Madrid), y don Felipe ha dicho que el rey se encontraba "con ánimo, buen espíritu y buen humor", que ya "tenía hambre" y "ganas de empezar a hacer una vida lo más normal posible, cumpliendo, obviamente, con lo que le prescribe el médico".

"Él es el primero que tiene ganas de que esto termine", ha afirmado el príncipe, que sin embargo ha llamado a la prudencia en la previsión de plazos para la recuperación del monarca. "Nunca se sabe, uno se puede caer en cualquier momento, pero todos tenemos ganas, y él el primero, de recuperarse lo más rápido y mejor posible".

El equipo médico que ha intervenido al monarca ha valorado que su recuperación podría prolongarse hasta "diez o doce semanas" para caminar "sin apoyos", aunque podría durar menos.

El especialista en cirugía de cadera Miguel Cabanela ha vuelto a intervenir al rey, que ha afrontado la operación con una forma física "magnífica" y un estado de ánimo mucho más "optimista" que en su anterior intervención.

Estará en el hospital entre cuatro y siete días

El médico gallego ha comparecido en una rueda de prensa junto al también cirujano Robert Trousdale, que le ha acompañado en la operación, para dar cuenta del resultado de la intervención quirúrgica, practicada bajo anestesia general, y que ha durado dos horas y media, un poco menos que la anterior intervención.

Según los doctores, el rey permanecerá hospitalizado entre cuatro y siete días, después comenzará con el proceso de rehabilitación que arrancará con ejercicios en la piscina, aunque está contraindicado que realice actividades de impacto se le podría permitir que "jugara al tenis o montar a caballo" y podría emprender viajes al extranjero "breves" en la próximas semanas.

El cirujano no ha visto problema en que el rey pueda presidir la Pascua Militar el próximo 6 de enero, siempre y cuando no tenga que pasar de pie más de media hora. Lo que sí ha desaconsejado el cirujano es que Don Juan Carlos realice viajes largos (de 8 horas o más) en las próximas ocho semanas.

Miguel Cabanela ha explicado que aunque la posibilidad de que se reproduzca la infección "nunca es cero", el tiempo más crítico son los tres primeros meses después de pasar por el quirófano. "Cuando pasa un año es relativamente raro que se reproduzca", ha añadido el especialista.

Todo el día acompañado por la reina

El príncipe de Asturias ha llegado poco después de las 19:15h de la tarde al Hospital Universitario Quirón, donde la reina permanece desde las 12:45h, y ha podido visitar don Juan Carlos en la habitación en planta, donde ya había sido trasladado.

Don Felipe ha llegado conduciendo su vehículo a unos metros de la entrada principal, donde le han recibido el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, la presidenta del Grupo Quirón, Pilar Muro, y la gerente del hospital, Lucía Alonso.

La reina Sofía se había traslado al hospital directamente desde el aeropuerto, donde por la mañana el avión que la traía de vuelta de Nueva York, donde ha estado en viaje de trabajo.

Cuarta operación en menos de un año

El jefe del Estado se ha sometido a su cuarta operación quirúrgica en menos de un año. Esta intervención es consecuencia de una infección de origen desconocido aparecida en el tejido que rodeaba la primera prótesis que le colocó en su cadera izquierda, deteriorada por la artrosis, el doctor Ángel Villamor en noviembre de 2012.

Para hacer frente a esa infección -no muy común, pues afecta solo a entre el uno y el dos por ciento de pacientes con prótesis de cadera- Cabanela decidió intervenir al rey en dos fases.

En la operación del pasado 24 de septiembre, más complicada que la de este jueves, le retiró la prótesis anterior y la reemplazó por otra nueva recubierta de altas dosis de antibiótico para combatir el proceso infeccioso.

Esta ha sido la decimocuarta operación en el historial médico del rey Juan Carlos, la cuarta operación rey en menos de un año y la novena desde mayo de 2010, cuando le extirparon un nódulo pulmonar que resultó benigno.

La mayoría de las operaciones, de carácter traumatológico, han sido motivadas por accidentes o por problemas de desgaste en el sistema óseo.

En los últimos tres años y medio, el monarca ha vuelto a pasar por quirófano para que le implantaran una prótesis en la rodilla derecha, por una rotura del tendón de Aquiles izquierdo, para colocarle sendas prótesis en sus dos caderas -primero en la que se rompió en Botsuana- y por una doble hernia discal en la columna.

Noticias

anterior siguiente