Enlaces accesibilidad

El sacerdote José María Gil Tamayo, nuevo secretario general de los obispos españoles

  • Entre sus primeras misiones está decidir si será también portavoz
  • Ha sido portavoz para los medios en español en la Santa Sede
  • Es periodista de formación y experto en comunicación

Por
El sacerdote José María Gil Tamayo saluda al papa Francisco en una audiencia en El Vaticano.
El sacerdote José María Gil Tamayo saluda al papa Francisco en una audiencia en El Vaticano. EFE EFE

El sacerdote José María Gil Tamayo es el nuevo secretario general de los obispos españoles para los próximos cinco años, en sustitución del obispo auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino, han anunciado fuentes de la Conferencia Episcopal Española (CEE).

Dentro de la terna propuesta por la Comisión Permanente a la Asamblea Plenaria también estaban el obispo de Guadix-Baza (Granada), Ginés García Beltrán, y el obispo auxiliar de Madrid, César Franco.

La Comisión Permanente se reunió este martes por la tarde para proponer a la Asamblea Plenaria, reunida desde el lunes, los candidatos que estimaba oportunos, y que incluía obligatoriamente las candidaturas avaladas por, al menos, diez obispos, de entre los que se iba a elegir al sucesor de Martínez Camino, según ha explicado el director de la Oficina de Información de la CEE, Isidro Catela.

A lo largo de la tarde solo quedaron los tres candidatos entre los que ha resultado elegido por una amplia mayoría Gil Tamayo. En total, el nuevo secretario general de los obispos ha obtenido 48 votos de los 79 miembros de la Asamblea Plenaria, frente a los 16 apoyos conseguidos por García Beltrán y los 12 de César Franco.

Según Catela, de momento, "sólo se ha confirmado el nombramiento como secretario general y será Gil Tamayo quien decida si también ejercerá como portavoz o nombra a otra persona", cuando sea presentado ante la cúpula episcopal española.

Con este nombramiento se abre el proceso de renovación en la Iglesia española, que se completará en marzo con la elección del nuevo presidente de los obispos, después de que el cardenal Antonio María Rouco Varela haya cumplido los dos trienios máximos permitidos al frente de la Conferencia Episcopal.

Como nuevo secretario general de la CEE, Gil Tamayo ha agradecido las reacciones de sus seguidores en Twitter, donde su cuenta @jmgilt ha visto crecer vertiginosamente el número de seguidores.

"Os agradezco vuestras oraciones y felicitaciones por este difícil encargo que me han encomendado los obispos españoles. Dios ayudará!!", ha escrito.

Este jueves, tendrá su primera comparecencia ante los medios de comunicación una vez que se haya reunido con los obispos.

Sacerdote y periodista de formación

José María Gil Tamayo nació hace 52 años en Zalamea de la Serena (Badajoz) y pertenece desde su ordenación en 1980 al clero de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz, en cuyo seminario realizó los estudios sacerdotales, licenciándose posteriormente en Estudios Eclesiásticos en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra.

Tras desarrollar durante nueve años su trabajo sacerdotal al frente de parroquias rurales de la comarca pacense de La Serena y en la pastoral educativa con jóvenes, se licenció en Ciencias de la Información en la Universidad de Navarra. En 1992 se hizo cargo de la dirección de la delegación de Medios de Comunicación y de la Oficina de Información de su diócesis, poniendo a la vez en marcha el semanario diocesano 'Iglesia en camino', del que fue director hasta el año 2005.

También participó activamente en la puesta en marcha de la emisora Popular TV de Badajoz, compatibilizando este trabajo con el de capellán del Colegio Sagrada Familia de Badajoz.

Es profesor del título de postgrado de Experto en Comunicación de la Universidad Pontificia de Salamanca y profesor visitante de la Universidad Católica de El Salvador.

También es miembro de los consejos de administración de la Cadena COPE y de Popular TV, consiliario de la Unión Católica de Informadores y Periodistas de España (UCIP-E), canónigo de la Catedral Metropolitana de Badajoz, además de colaborador habitual del programa La Linterna de la Iglesia en la Cadena COPE y, desde el pasado verano, párroco de la Iglesia San Juan Bautista de Badajoz.

Portavoz en la Santa Sede tras la renuncia de Benedicto XVI

El pasado mes de febrero fue llamado por el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, para desempeñar el cargo de portavoz para los medios de comunicación en lengua española durante el período comprendido entre la renuncia del papa Benedicto XVI y la proclamación de Francisco como pontífice de la Iglesia Católica.

Además, es exdirector del Secretariado de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación de la Conferencia Episcopal Española y consultor del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales. Este sacerdote tiene cuenta de Twitter (@jmgilt) y de Facebook.

El pasado mes de abril, Gil Tamayo explicó, en declaraciones a Europa Press, que la Iglesia Católica vive "una nueva etapa" de su "vida", con motivo de su participación como portavoz del Vaticano en español durante el periodo de renuncia de Benedicto XVI y la elección del Papa Francisco.

"Yo creo que estamos en una nueva etapa de la vida de la Iglesia que ha pasado ya por muchos etapas, no olvidemos que tiene 2.000 años de historia, en nuestro país la institución más antigua ininterrumpida, han pasado imperios, han pasado reyes, han pasado ideologías y la Iglesia sigue aquí viva", ha considerado.

Por aquel entonces, ya destacó, con motivo de la presencia de 5.700 periodistas en Roma para cubrir el Cónclave, el aspecto "comunicativo" de la Iglesia que, a su juicio, "ha hecho una opción de transparencia, de opción por la información porque sabe que no solo la comunicación sirve para llegar a los católicos y difundir el Evangelio, sino sobre todo y también para explicar lo que ella es".

En este sentido, el sacerdote reconoció que informar sobre esta etapa "del gobierno de los cardenales" ha sido "apasionante informativamente" puesto que se tenía que hablar y explicar "de lo que era secreto" y, en este sentido, expresó cómo se había producido, a su juicio "un acercamiento y un interés del mundo de la comunicación" hacia la Iglesia Católica. "Yo creo que esa apuesta informativa ha sido al mismo tiempo una gran señal de cómo la Iglesia, con naturalidad y con profesionalidad, trata de dar respuesta a las demandas informativas", añadió.

Respecto al Papa Francisco, el sacerdote ya destacó que los hombres y mujeres del tiempo actual "están deseosos de un liderazgo en medio de un mundo confuso con problemas, con crisis" y "necesitan una luz que se encienda y un hombre que venga con la frescura y la cercanía del Evangelio" y considera que "ése es el secreto del éxito" del Papa Francisco.

Noticias

anterior siguiente