Enlaces accesibilidad

Bachelet gana en Chile con más del 46% de los votos pero no consigue evitar la segunda vuelta

  • Su inmediata competidora, la conservadora Evelyn Matthei, obtiene el 25%
  • Más de la mitad de los chilenos no ha ido a votar este domingo
  • La segunda vuelta será el próximo 15 de diciembre

Por
Bachelet retoma su campaña electoral en Chile

Los chilenos volverán a votar en algo menos de un mes para elegir qué mujer será la próxima presidenta de la República. Es la primera consecuencia de una jornada electoral que ha tenido dos protagonistas: la vencedora Michelle Bachelet y la baja participación.

Con prácticamente la totalidad de los votos escrutados, la expresidenta de Chile y candidata de centroizquierda, Michelle Bachelet, se ha erigido como clara ganadora de estas elecciones con el 46% de los votos, con una ventaja de más de veinte puntos sobre su inmediata competidora, la candidata de la derecha, Evelyn Matthei, que ha obtenido algo más del 25%.

Sin embargo, la también expresidenta de ONU Mujeres no ha logrado la mayoría absoluta y no ha podido evitar una segunda vuelta, que tendrá lugar el próximo 15 de diciembre.

Más de la mitad de los chilenos no han ido a votar este domingo y los que lo han hecho se han inclinado mayoritariamente por la que ya fuera presidenta del país de 2006 a 2010.

Bachelet ha obtenido más de 3 millones de votos, seguida de Mattei, aspirante oficialista, con el 25,01 %. El Partido Progresista, Marco Enríquez-Ominami, se sitúa como tercera fuerza política con el 10,96% de los votos.

Le siguen el candidato del Movimiento Todos a la Moneda, Marcel Claude, que obtiene el 2,75%; el representante del Partido Verde Ecologista, Alfredo Sfeir, con el 2,29%, y la candidata del Partido Igualdad, Roxana Miranda, con un 1,23%.

En la nueva votación del 15 de diciembre, solo Bachelet y Matthei se disputarán el asiento en el palacio de La Moneda.

"Aquí no hay dos lecturas: hemos ganado y con amplia mayoría"

Entre gritos y aplausos, Bachelet ha salido al escenario del hotel San Francisco, a las afueras de Santiago de Chile: "¡Qué gran jornada hemos vivido!", ha gritado.

La candidata por la coalición Nueva Mayoría (heredera de la tradicional Concertación), que agrupa desde democristianos hasta comunistas, se ha mostrado satisfecha y ha reconocido la dificultad de ganar en esta primera vuelta.

"No hay dos lecturas, hemos ganado esta elección y lo hicimos con una amplia mayoría (...) Sabíamos que era difícil ganar en primera vuelta, pero estuvimos muy cerca de hacerlo", ha reconocido.

Bachelet goza de una casi imbatible popularidad entre la población, que le ha permitido encabezar todas las encuestas de opinión desde que anunciara su decisión de ser nuevamente candidata a la Presidencia de la República, el 27 de marzo de este año.

El programa de Bachelet ha asumido parte de las reivindicaciones del descontento social visible en los últimos años en Chile y promete "educación gratuita y de calidad", una reforma de la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y un alza del 20% al 25% en los tributos de las empresas.

Las propuestas de la expresidenta, apoyada por la misma coalición de centroizquierda con la que gobernó de 2006 a 2010 (y a la que ahora se ha sumado el Partido Comunista) han sido duramente criticadas por el Gobierno del derechista Sebastián Piñera y por Mattei, exministra de Trabajo con el anterior.

"Sí se puede"

A pesar de los resultados, Matthei ha celebrado la posibilidad de correr en una segunda vuelta. "Sí se puede", ha exclamado eufórica ante sus enfervorizados partidarios, que coreaban la misma consigna.

"Estamos iniciando en este momento la segunda vuelta" de las elecciones, ha apuntado la candidata oficialista. "Las segundas vueltas son buenas para Chile porque llaman a la moderación y a centrar los discursos", ha asegurado Matthei que, al igual que hizo a lo largo de la campaña, ha subrayado las diferencias entre su candidatura "y la izquierda", en alusión a Bachelet.

La candidata de la coalición derechista Alianza por Chile ha llamado al mismo tiempo a los siete candidatos que quedaron fuera de la segunda vuelta para sumarse a su campaña y ha querido enfatizar que "no se trata de personas, sino de proyectos", consciente de la popularidad de la expresidenta. Además les ha prometido incorporar sus iniciativas a su programa.

"Las puertas de esta candidatura están abiertas a todos los que se quieran unir (...), a todas las personas moderadas las llamo a no silenciarse y a no dejar de creer que nuestro sueño sí es posible", ha manifestado.

También ha señalado que la izquierda supone el riesgo "de perder el progreso y el crecimiento" logrado durante el gobierno de Piñera, debido a sus propuestas de cambiar la Constitución y de impulsar una reforma tributaria "que dañará a las pymes" y de una educación gratuita "que favorecerá a los más ricos".

Baja participación

Más de la mitad de los chilenos no fue a votar este domingo. La abstención en los comicios superó el 52% y sobre el censo de 13,5 millones de votantes solo 6,4 millones de personas concurrieron a las urnas para elegir al próximo presidente del país.

El presidente Sebastián Piñera ha lamentado esa baja participación y ha considerado, en un discurso desde el palacio de La Moneda, que "sin duda, mientras mayor es la participación, más fuerte y más legitima es nuestra democracia".

"Yo espero que el 15 de diciembre próximo podamos lograr una mucho mayor participación de compatriotas", ha remarcado el mandatario conservador, quien entregará el cargo a su sucesora el próximo 11 de marzo.

La inscripción automática en el padrón electoral y el voto voluntario se estrenaron en Chile para las elecciones municipales de octubre del año pasado, en las que hubo una abstención cercana al 60%.

Ésta es la primera vez que se realiza una votación presidencial y parlamentaria con voto voluntario, por lo que no se podía prever el número exacto de abstención que se iba a registrar durante la votación oficial.

Noticias

anterior siguiente