Enlaces accesibilidad

Nuevos ataques mortales en Egipto tras una jornada de choques entre islamistas y policía

  • Al menos 11 policías y soldados han fallecido en dos ataques
  • Además, un cohete ha impactado un centro de emisión por satélite en El Cairo
  • El número de muertos en los enfrentamientos con islamistas es de al menos 51
  • Los Hermanos Musulmanes llaman a continuar las movilizaciones

Por
Nuevos ataques mortales en Egipto tras una jornada de choques entre islamistas y policía

El Gobierno egipcio ha retomado el control de las principales ciudades del país, tras una jornada sangrienta de enfrentamientos que ha dejado al menos 53 muertos, pero esta mañana se han producido dos atentados contra las fuerzas de seguridad y un ataque contra un centro de emisiones por satélite en El Cairo.

Desconocidos han disparado un cohete RPG contra un centro de emisiones por satélite en el barrio de Maadi, en el sur de El Cairo, sin que se hayan registrado víctimas, según ha informando una fuente de los servicios de seguridad. El impacto del proyectil tampoco ha causado daños materiales en el lugar, desde donde se llevan a cabo emisiones internacionales por satélite.

Este suceso coincide con la muerte de al menos 11 policías y soldados han muerto en las provincias de Ismailiya y del Norte del Sinaí, en el noreste de Egipto.

Seis militares han fallecido en un asalto armado en la localidad de Abu Zuer, en la provincia de Ismailiya, junto al canal de Suez.

El otro incidente se produjo en la ciudad de Tur, capital de la provincia del Sur del Sinaí, donde al menos cinco personas han perdido la vida y otras cincuenta han resultado heridas por la explosión de un coche bomba en la sede de la Dirección de la Seguridad Central de la provincia. Las primeras investigaciones apuntan a que el atentado fue realizado con un vehículo de la policía robado recientemente

El atentado se registró cuando en el interior del complejo se celebraba una reunión de varios dirigentes de seguridad. Entre los heridos se encuentra el general Hatem Amin, asistente del jefe de la Seguridad Central en esa provincia.

Medio centenar de muertos

Desde el pasado 3 de julio, cuando el presidente islamista Mohamed Morsi fue derrocado en un golpe de Estado cívico-militar, Egipto se encuentra sumido en la inestabilidad. Este domingo enfrentamientos entre simpatizantes de los Hermanos Musulmanes y las fuerzas de seguridad se han saldado con al menos 51 muertos y 271 heridos, según el último recuento oficial.

Fuentes del Ministerio del Interior, que dicen que la situación ya están controlada, ha acusado a los manifestantes de emplear armas de fuego y perdigones. Las autoridades detuvieron, además, a 243 personas en la provincia de El Cairo y 180 en Giza, que abarca también parte de la capital.

La mayor parte de los fallecidos se produjo en El Cairo y en Giza, aunque también hubo muertos en las provincias de Minia y de Beni Suef, en el centro del país.

Los islamistas hablan de "masacre"

La Coalición Nacional de Defensa de la Legitimidad, que engloba a los Hermanos Musulmanes y otros grupos afines, ha calificado de "masacre" los hechos del domingo y ha instado a los egipcios a seguir manifestándose toda la semana bajo el lema "El pueblo recupera el espíritu de octubre".

Asimismo, ha hecho un llamamiento a los estudiantes universitarios para que protesten el próximo martes "para condenar la continuación de las masacres contra los egipcios" y ha pedido a sus seguidores que el próximo viernes acudan a la plaza cairota de Tahrir.

Se trata del mayor estallido de violencia en Egipto desde el pasado 14 de agosto tras el desalojo de las acampadas de los seguidores de Morsi en la capital. Morsi fue depuesto por los militares en un golpe de Estado el pasado 3 de julio.

Noticias

anterior siguiente