Enlaces accesibilidad

El Eurogrupo da luz verde a un nuevo tramo de 1.500 millones de euros para Chipre

  • El FMI decide sobre otro tramo de 86 millones el 16 de septiembre
  • El Eurogrupo analizará los presupuestos nacionales el 22 de noviembre

Por
Los ministros de Finanzas de la UE piden prudencia a la hora de anunciar el fin de la crisis

Los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro (Eurogrupo) han dado luz verde a un nuevo tramo de 1.500 millones de euros para Chipre, dentro del plan de rescate de 10.000 millones, tras su reunión en Vilna.

La ayuda llegará a finales de septiembre, tras el visto bueno oficial del Mecanismo europeo de estabilidad, el fondo que sostiene el euro. El FMI decide el 16 de septiembre sobre el desbloqueo de un tramo de 86 millones de euros.

La decisión del Eurogrupo se ha tomado después de la primera revisión de la troika (Comisión Europea, BCE y FMI) cuyo examen ha sido positivo. El rescate de Chipre está "encarrilado" porque las autoridades "han tomado importantes decisiones para estabilizar su sector financiero, alcanzar sus objetivos presupuestarios y avanzar en las reformas estructurales".

Reunión sobre presupuestos el 22 de noviembre

De cara al futuro, los ministros han decidido mantener una reunión extraordinaria el próximo 22 de noviembre para analizar los proyectos presupuestarios nacionales de cada país, según ha informado el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, al término de la reunión informal en la capital lituana.

Los socios del euro ya tenían previsto reunirse el 14 de noviembre, con lo que finalmente tendrán una doble cita durante este mes. Antes del 15 de octubre, los países del euro tienen que presentar los borradores de sus presupuestos, para que sean analizados por la CE y el Eurogrupo, ha explicado el vicepresidente del ejecutivo comunitario y responsable de Asuntos Monetarios y Económicos, Olli Rehn.

No es el momento de gritar que la crisis está resuelta

Rehn destaca que aún no se puede considerar superada la crisis e insta a los países a continuar con el ritmo de reformas y evitar caer en la complacencia. "Ciertamente no es el momento de gritar que la crisis está resuelta. Eso es claramente prematuro", ha dicho rueda de prensa.

El Ejecutivo europeo presentará en noviembre "un análisis concreto y detallado con todas las medidas políticas, también teniendo en cuenta las previsiones macroeconómicas de la CE de otoño", explica.

"Nuestra responsabilidad es analizar y asegurar que los Estados miembros, especialmente los de la zona del euro, aplican sus compromisos en términos de políticas fiscal y reformas estructurales, para la estabilidad de las finanzas públicas, el crecimiento sostenible y la creación de empleo", asegura Rehn.

Dentro del proceso conocido como "semestre europeo", los países tienen que adelantar el envío a Bruselas de las principales líneas de sus presupuestos para el ejercicio siguiente, antes de que sean aprobadas por sus respectivos parlamentos nacionales.

Rescate bancario y test de estrés

"Por lo que se refiere a la cuestión de cómo España saldrá de su programa, es demasiado temprano para decirlo", ha indicado Rehn al ser preguntado por una posible extensión del rescate español por si se detectan nuevas necesidades de capital en la nueva ronda de test de estrés que hará el BCE en verano de 2014.

"El programa de reforma del sector financiero de España continúa yendo por el buen camino, lo que está ayudando a restablecer la salud y resistencia del sector bancario y la industria financiera en España, que es una base muy importante para garantizar que el crédito fluya mejor a los hogares y las empresas, especialmente las pymes", ha destacado el vicepresidente económico.

A su juicio, "es indispensable que la revisión de la calidad de los activos y los test de estrés se hagan de forma convincente y creíble y que el programa de reparación del sector financiero se concluya con el mismo rigor y determinación como se ha hecho durante su existencia hasta ahora", ha destacado Rehn.

Por su parte, el presidente del Eurogrupo ha anunciado al término de la reunión que la decisión final sobre la estrategia de salida del programa español se adoptará a mediados de noviembre. Y para ello se tendrán en cuenta los resultados de la cuarta misión de la troika, que comienza en Madrid el 23 de septiembre.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguraba antes de comenzar la reunión del Eurogrupo que España no pedirá la prórroga del rescate bancario y que cumplirá con sus compromisos de reducción del déficit público tanto este año como el próximo. Asegura además que las perspectivas económicas del país son "mejores, más positivas".

Noticias

anterior siguiente