Anterior Fernando Aramburu y Fermín Herrero, Premios de la Crítica 2016 Siguiente Francia elige a su presidente en unos comicios inciertos que marcarán el futuro de Europa Arriba Ir arriba
Al menos 65 muertos en Egipto en los choques entre partidarios de Mursi y la policía

Decenas de muertos en un día de grandes manifestaciones opuestas en Egipto

  • Hermanos Musulmanes y Ministerio de Sanidad sitúan en torno a 65 los muertos

  • Interior dice que acabarán con las protestas islamistas "pronto y legalmente"

  • Los islamistas insisten en que seguirán en la calle hasta que vuelva Morsi

  • Un tribunal egipcio ha ordenado la previsión preventiva de Morsi

|

Un número todavía indeterminado de personas han muerto este viernes en Egipto en una jornada de alta tensión con grandes manifestaciones opuestas convocadas por los Hermanos Musulmanes de un lado, que protestan por el golpe de Estado; y el Ejército de otro lado, que ha llamado a defender el nuevo proceso político. 

A medida que han transcurrido las horas se ha sucedido el baile de cifras sobre el número de fallecidos con mucha disparidad entre las cifras facilitadas por el Ministerio de Sanidad y los de los Hermanos Musulmanes hasta que ambos han coincidido en cifrar en 65 las víctimas mortales.

El ministerio egipcio ha elevado finalmente a 72 el número de víctimas mortales y a 292 las personas heridas, después de haber anunciado en un primer momento que eran 38 fallecidos. Una cifra que contrastaba con la anunciada en un principio por los Hermanos Musulmanes que hablaban de 200 muertos y 4.500 heridos.

Según el diario estatal Al Ahram, el portavoz del departamento de Sanidad, Jaled al Jatib, ha elevado, además, la cifra de fallecidos en disturbios en Alejandría, en el norte del país, a nueve.

Mientras, los Hermanos Musulmanes han reducido la cifra facilitada en un principio hasta 66 víctimas mortales y 700 heridos como resultado de los enfrentamientos en las inmediaciones de la plaza de Rabea al Adauiya, en el distrito de Ciudad Naser. El portavoz de la Hermandad Ahmed Aref no ha descartado que el número de fallecidos aumente.

Interior defiende la actuación policial

El Ministerio egipcio del Interior ha defendido la actuación de la policía en los choques de las últimas horas con manifestantes islamistas y aseguró que los agentes solo emplearon gases lacrimógenos.

El portavoz de dicho departamento, Hany Abdelatif, señaló en un vídeo difundido por el ministerio que "todas las fuerzas encargadas de mantener el orden en las manifestaciones o disturbios no emplean otro armamento más que los gases lacrimógenos".

Durante toda la jornada del viernes y entrada la madrugada, los islamistas han protagonizado marchas multitudinarias hacia la plaza de Rabea al Adauiya, en el barrio de Ciudad Naser, donde mantiene una acampada de protesta desde que se produjera el golpe el pasado 3 de julio.

Ibrahim adivierte de que acabarán con las protestas

Después del ultimátum que dio el Ejército a los islamistas para "unirse a las filas de la patria", es decir, para que los islamistas depongan las protestas a partir de este viernes, el ministro del Interior, Mohamed Ibrahim ha advertido que "pondrán fin pronto y de manera legal" a las manifestaciones a favor del expresidente Morsi, según ha informado el periódico estatal Al Ahram.

Ibrahim ha explicado, según este diario, que acabarán con ellas de acuerdo a las quejas de los residentes de las áreas en las que han tenido lugar estas protestas, especialmente las inmediaciones de la mezquita de Rabea Al Adawiya y de la Universidad de El Cairo, desde donde los islamistas piden la vuelta de Morsi desde que fue derrocado el pasado 3 de julio.

Mientras, el Ejército sigue acorralando a los islamistas. Este viernes, un tribunal egipcio ha ordenado la prisión preventiva del expresidente, que lleva retenido en paradero desconocido desde el golpe del 3 de julio, por espionaje y conspiración con la organización islamista Hamás.

El Baradei llama a acabar con la polarización

Ante las masivas protestas y enfrentamientos de los que defienden al expresidente Morsi y aquellos que han salido a apoyar al Ejército, el vicepresidente del Gobierno interino egipcio, Mohamed Al Baradei, ha dicho que es el momento de acabar con la polarización en el país.

"Es el momento de que terminemos con este miserable estado de polarización a través de medios racionales. Tenemos que ser tolerantes para que los hombres y mujeres egipcios puedan construir Egipto", ha indicado el mandatario en su cuenta de Twitter.

Al Baradei ha destacado que "la no violencia, el imperio de la ley y la reconciliación basada en la inclusión son las principales llaves para superar este tiempo difícil".

Concentraciones en El Cairo

Por su parte, en la plaza Tahrir y en el Palacio Presidencial de Itihadiya tenían lugar otras dos concentraciones en respuesta al llamamiento de hace dos días del jefe del Ejército Abdel Fatah al Sisi, que ha pedido a los ciudadanos que se manifestaran para apoyar y dar un mandato a las fuerzas armadas en su "lucha" contra la violencia.

El grupo Tamarud, el Frente de Salvación Nacional (FSN) y el Frente 30 de junio, principales organizaciones laicas, respaldaron la convocatoria de Al Sisi. Al anochecer, la plaza Tahrir también estaba llena.

El portavoz castrense, Ahmed Ali, ha negado que las fuerzas armadas preparen una irrupción inminente en las acampadas islamistas, y ha explicado que el llamamiento de Al Sisi "no conlleva amenaza alguna a ninguna parte en concreto, sino una iniciativa para afrontar el terrorismo y la violencia".

Egipto se halla dividido entre partidarios y detractores del depuesto gobierno islamista, que fue apartado del poder por el Ejército tras las protestas multitudinarias de días anteriores que pedían elecciones presidenciales anticipadas.

Desde entonces, más de 200 personas han muerto en actos de violencia política, según un recuento de AFP. Esta semana, entre el lunes y el martes fallecieron 14 personas en disturbios durante protestas de los seguidores de Morsi en El Cairo y su periferia.

Miles de pancartas de apoyo a Morsi

En la concentración de Rabea al Adawiya, las fotografías de Morsi eran las favoritas entre los participantes. Junto al escenario montado en la plaza se encontraba el influyente clérigo islamista Safuat al Higazi, sobre el que pesan dos órdenes de arresto por su supuesta implicación en actos violentos.

Al Higazi ha dicho a Efe que el ultimátum dado por los militares no les importa nada: "No nos interesa, como si no lo hubiéramos oído, el Consejo Militar y Abdel Fatah al Sisi se volvieron locos por la sangre que quieren derramar", ha dicho.

En un intento por rebajar la tensión, el exprimer ministro egipcio Hisham Qandil, que ocupó el cargo durante el mandato del depuesto presidente Morsi, propuso este jueves una iniciativa para salir de la actual crisis, que incluye la liberación de los recientes detenidos políticos y la convocatoria de un referéndum para que el pueblo se pronuncie sobre la continuidad del Gobierno de Morsi.

Pero al contrario, este viernes las autoridades han ordenado prisión preventiva para Morsi, en paradero desconocido desde el 3 de julio.

En la plaza Tahrir, muchos manifestantes aplaudían esta medida. "Hemos venido hoy a decirle al mundo que los egipcios son quienes han decidido que Morsi no es competente para ser nuestro presidente, porque es el presidente de una sola facción", ha dicho a Efe Hana, un ama de casa de 40 años que acudió a Tahrir acompañada por su marido.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente