Enlaces accesibilidad

Libros de texto libres y gratuitos, una alternativa surgida de la colaboración a través de Internet

  • Desde hace un par de años profesores y expertos crean sus propios libros de texto
  • La idea es distribuirlos libremente y de forma gratuita a través de Internet
  • Hay varios títulos disponibles, pero es un trabajo duro y complicado

Por
Niño haciendo los deberes con un libro de texto.
Niño haciendo los deberes con un libro de texto. Getty Images/iStockphoto Thinkstockphotos/Volha Kavalenkava

Un grupo de voluntarios, especialmente profesores de la enseñanza pública, lleva desde 2011 elaborando libros de texto gratuitos que se publican con una licencia libre de modo que cualquiera pueda utilizarlos como guías de estudio. La propuesta está en Internet bajo el nombre de ApuntesMareaVerde.org.es.

Son gratis y están planteados como una alternativa complementaria e incluso sustitutiva de los tradicionales –y para muchos padres caros– libros de texto convencionales que, para colmo, cambian casi cada año.

Los libros de este grupo de la Marea Verde educativa se pueden descargar en varios formatos, incluyendo los PDF estándar "listos para imprimir", así como modificar si es necesario para adaptarlos a diferentes planes de estudio. Las únicas limitaciones son que no se haga un uso comercial de ellos, que se explique la autoría y que se redistribuya bajo la misma licencia libre.

Los libros de la Marea Verde se pueden descargar en varios formatos

En la actualidad hay disponibles materiales para las asignaturas de Tecnología, Ciencias Naturales, Lengua y Literatura de primero de ESO. En preparación están los de Lengua y Literatura de segundo de ESO y en la fase de producción otros textos para primero, segundo y tercero de ESO. A estas asignaturas y cursos se van añadiendo nuevas publicaciones a medida que los voluntarios van creando los trabajos.

Material respetuoso con las licencias de los autores

La creación de estos libros no es tarea fácil y puede seguirse a través del blog oficial. Por un lado está la cuestión de que se respeten los derechos de autor de todos los materiales incorporados, desde los propios textos a las fotografías, diagramas y otras imágenes: no vale simplemente añadir materiales "encontrados por Internet".

Dado que se van a publicar con una licencia libre, los materiales deben estar comprobados y proceder de autores y propietarios del copyright que expresamente permitan este tipo de redistribución. Por esta razón muchos de los textos son de profesores que expresamente ceden sus materiales, apuntes, gráficos y otros materiales para que sean distribuidos libremente.

Los materiales deben comprobarse en cuanto a derechos de autor

El material resultante tendrá entonces su propio copyright y autoría, y entonces es cuando se puede ofrecer públicamente mediante una licencia llamada Creative Commons que básicamente viene a significar "algunos derechos reservados" (frente al "todos los derechos reservados tradicional" de las ediciones tradicionales).

Esa licencia libre tan solo requiere incluir los nombres de los autores y, en caso de que se creen obras derivadas (ampliadas, resumidas, traducidas, rediseñadas...) deben distribuirse con la misma licencia. Además de eso, los libros no se pueden utilizar comercialmente. Es decir: no se podrían por ejemplo imprimir en papel y revender en una tienda que que tendrían que ser gratuitos.

Retos de los libros de texto con licencia libre

En el ámbito académico la iniciativa se enfrenta a un par de importantes cuestiones. La primera y más importante es que las comunidades autónomas deberían homologar –y los centros escolares tendrían que seleccionar– esos libros como válidos para cursar con ellos las asignaturas, algo que quizá no sea fácil, pues están acostumbrados a trabajar con las editoriales tradicionales desde hace décadas. Algunas escuelas, de todos modos, ya utilizan actualmente "apuntes" propios que fotocopian y distribuyen entre los alumnos para ciertas asignaturas, lo que abarata el coste de los libros de texto para los padres, aunque esta opción no es la mayoritaria.

Otra de las limitaciones de estos libros es que las asignaturas y programas de estudio varían de unas comunidades autónomas a otras, y no poco. Algo en lo que quizá la tecnología de Internet y de edición colaborativa podría precisamente ayudar generando versiones adaptadas localmente cuando fuera necesario mediante la utilización de módulos o bloques de conocimiento que los editores "remezclaran" según las necesidades y programas educativos específicos de cada lugar.

Además del quebradero de cabeza de de conseguir materiales originales la Marea Verde se enfrenta los problemas habituales de este tipo de iniciativas: darse a conocer, conseguir apoyo técnico para contar con una plataforma idónea en la que desarrollar todo el trabajo, poner de acuerdo a los participantes sobre la cuestión de las licencias, completar buenos diseños tanto para la web como para los propios libros, organizar el trabajo a realizar, etc. La iniciativa lleva tiempo en marcha y ya ha dado sus primeros frutos, pero todavía le queda todo un camino que recorrer.

Noticias

anterior siguiente