Anterior EE.UU. cierra su administración federal parcialmente en el primer aniversario de la llegada de Trump al poder Siguiente Carlos Sainz gana su segundo rally Dakar Arriba Ir arriba
Un perro labrador con un gatito.
Un perro labrador con un gatito. Getty Images/iStockphoto Thinkstockphotos

¿Por qué los animales adoptan crías de otras especies?

  • Los animales sacian su instinto maternal

  • El altruismo no es exclusivo de la especie humana

  • Suelen adoptan hembras en periodo de lactancia

|

Las imágenes de animales cuidando otra especie distinta suelen correr como la pólvora en la red y en televisiones de todo el mundo. Hay casos tiernos como el de una tigresa que amamanta cerditos, desproporcionados como el de una oveja que adopta un elefante e impactantes como el de un leopardo que arropa a la cría de babuino a cuya madre acaba de matar.

Los expertos en comportamiento animal no tienen del todo claro el origen de este curioso comportamiento, pero los consultados por RTVE.es coinciden y creen que los animales cuidan las crías de otras especies para saciar su instinto maternal.

“Los animales que adoptan son hembras, casi siempre en periodo de lactancia y que han perdido a sus crías o no las han tenido”, explica Agustín López primatólogo y director biológico del Zoo Aquarium de Madrid. “Cuando un animal cría a otra especie lo hace por error, por accidente. Lo hace por instinto”, añade Diego Gil, etólogo del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Las crías enternecen a los mamíferos. “Las formas redondeadas y los ojos grandes de los cachorros nos despiertan una respuesta emocional”, comenta Joaquim Vea, director del Centro de Investigación en Primates de la Universidad de Barcelona. “La adopción probablemente tenga que ver con la emoción que despierta, una reacción fisiológica, distinta a la de los sentimientos, que son la conciencia de la emoción”, matiza este experto.

Los ojos grandes de los cachorros nos despiertan una respuesta emociona"

El caso más reciente del que se ha hecho eco la ciencia es el de un grupo de cachalotes que ha adoptado un delfín deforme. El pequeño tiene una ondulación muy acusada en la parte más baja de la columna, casi en la cola. Esto le impide nadar tan rápido como sus congéneres.

Las ballenas lo han acogido y está arropado por las 'canguros' de la manada, encargadas de vigilar y proteger a las crías. “El altruismo entre especies animales existe. El dar sin recibir no es exclusivo de la especie humana”, apunta López.

El altruismo entre especies animales existe

Muy revelador es el caso del gorila Koko, que forma parte de un experimento científico y es capaz de comunicarse mediante el lenguaje de signos, que adoptó un gatito, Bolita, con tanto amor que hasta lloró su muerte al ser atropellado unos meses más tarde. Lo hizo en estricta intimidad unas horas después de recibir la noticia.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. “A veces vemos en estos comportamientos una aparente humanidad, pero la realidad es bien distinta. Las gaviotas dan picotazos de una manera muy agresiva a las crías que no son suyas que se acercan a sus nidos”, explica Diego Gil. 

O los leones que matan a las crías nacidas en su ausencia ante la sospecha de que no sean suyas. Estos animales no están dispuestos a perpetuar los genes de otro macho. La naturaleza es dura y cruel.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente