Anterior La economía española se aceleró y creció un 0,9% entre abril y junio gracias al empuje del consumo Siguiente La Policía belga pidió información a los Mossos sobre el imán de Ripoll por un cauce "no oficial" Arriba Ir arriba
José Manuel Caballero Bonald premio Cervantes

Caballero Bonald: "Siempre hay que defenderse con la palabra de quienes pretenden quitárnosla"

       
  • El poeta dedica gran parte de su discurso al Cervantes poeta y enigmático

  •    
  • Destaca el valor del arte para alcanzar "la libertad y la felicidad"

  •    
  • Lo ha recibido de manos del príncipe, que alaba su "palabra libre"

  •    
  • Lee el discurso íntegro de recepción del Premio Cervantes (.pdf)

|

Poco antes de recoger la medalla de su Premio Cervantes, José Manuel Caballero Bonald recordaba brevemente su entrevista ayer con el Rey en la que hablaron del mar y definía la situación actual como un "un mundo lleno de menosprecios a los derechos humanos", algo de lo que -como prometió- hablaría en su discurso.

"Creo honestamente en la capacidad paliativa de la  poesía, en su potencia consoladora frente a los trastornos y desánimos que pueda depararnos la historia"."Leer un libro, escuchar una sinfonía, contemplar un cuadro son vehículos simples y fecundos para la salvaguardia de todo lo que impide nuestro acceso a la libertad y la felicidad".

En una glosa a la poesía y a sus "débitos personales" a la misma ha convertido el poeta jerezano José Manuel Caballero Bonald su discurso de recepción del Premio Cervantes (.pdf) este martes en Alcalá de Henares, que comenzó recordando a predecesores como Gamoneda o Matute -junto a quien luego se sentaría a escuchar los discursos del Príncipe y el ministro- e incluso al profesor de literatura de los Marianistas de Jérez que le descubrió a Cervantes; "una conmoción insospechada".

Ha recordado después a Pavese, y su afirmación de que la poesía "es una forma de defensa contra las ofensas de la vida". "Siempre hay que defenderse con la palabra de quienes pretenden quitárnosla. Siempre hay que esgrimir esa palabra contra los desahucios de la razón", añadía el escritor gaditano.

Es algo que le ocurrió a él mismo en la posguerra, "cuando se cimentaba el infortunio histórico del franquismo". Siempre, nos ha contado, se ha hecho esta pregunta "obstinada": "¿empezaba yo a indemnizarme con la lectura de lo que me negaba aquel tiempo desdichado?". La elección de un libro "y compartir con él una aventura" es, ha asegurado, "un ejercicio de libertad".

Más adelante en su alocución, ha establecido un paralelismo entre lo que a él le ocurría con la lectura y su vida y lo que a Cervantes le aconteció con la literatura y la suya:  "Basta una simple ojeada al esplendor polifónico de su gran novela para entender que todo lo que tuvo de infortunada la vida de Cervantes, acabó encontrando una justiciera contrapartida en esa manifestación suprema de la propia libertad que es la palabra".

Cervantes, gran poeta incluso en prosa

El galardonado ha destacado además el "perseverante amor por la poesía" de Cervantes y ha puesto como ejemplo las palabras de don Diego de Miranda, personaje de El Quijote, que decía de ella que "engloba todas las ciencias". 

"En El Quijote, en los aparejos de su espléndida prosa, se decantan los alimentos primordiales de la poesía", ha aseverado el escritor jerezano.

Y ha dedicado gran parte de su disertación a recordar los años que Cervantes pasó sin escribir, "malviviendo de oficios indeseados". Ha querido resaltar el hecho de que el autor de El viaje del Parnaso publicó sus obras más destacadas cuando ya rondaba los 60. Ese largo silencio lo ha definido como un "método de maduración previa de la palabra, el mutismo de quien lo observa todo para no olvidar nada".

El príncipe alaba la "palabra libre" de Bonald

Por su parte, el príncipe de Asturias ha ensalzado la "palabra libre" de Caballero Bonald, tras entregarle el Premio en la Universidad de Alcalá, y ha alabado su "integridad extrema" y su "lucidez y valentía", considerándole un "referente del rigor literiario", según ha dicho en su discurso institucional (.pdf).

Acompañado de doña Letizia y en presencia del jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, en el histórico Paraninfo de la Universidad, don Felipe ha definido a Caballero Bonald como "un navegante solitario, resistente a las modas y las actitudes gregarias, frente a las cuales ha mantenido un constante desafío de infractor".

"Solo una palabra libre puede sacudir letargos y remover conciencias", ha subrayado en un discurso no solo dedicado a la poderosa vertiente literaria del galardonado, sino también a su compromiso vital porque, ha dicho, "la inquietud, a veces interpretada como disconformidad, ha sido un elemento clave en su trayectoria vital y literaria".

El autor gaditano, ha proseguido el Príncipe, "reclama lectores decididos a salir de sí mismos y a compartir la aventura de buscar con esa palabra nuevos espacios de vida individual y social".

Wert resalta la rebeldía de Caballero Bonald

En un discurso (.pdf) que revela un conocimiento exhaustivo de la obra del poeta gaditano, Wert ha resaltado el compromiso y la rebeldía de Caballero Bonald y su actitud "crítica y responsable de quien busca la libertad para la vida y la escritura" con la palabra como "única arma".

Con la concesión de este premio, ha indicado el ministro, se reconoce la grandeza de la literatura de Caballero Bonald, "que se ha nutrido de su rebeldía, de su valor cívico y del amor por la tradición del idioma".

Caballero Bonald añade su nombre al de los grandes de las letras hispánicas por una obra "valiente, duradera y personal", por una poesía "que redime, salva y libera", en la que están presentes las tradiciones culta y popular de "toda la geografía del español", junto con la del modernismo transoceánico, la de la novela latinoamericana o la del cante jondo, ha señalado Wert.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente