Enlaces accesibilidad

La pobreza infantil en España solo es superada por Letonia, EE.UU. y Rumanía, según Unicef

Por

Las tasas de pobreza infantil en España son de las más altas de los países industrializados, sólo superadas por Letonia, EE.UU. y Rumanía, según un estudio sobre pobreza y bienestar infantil realizado por Unicef del periodo 2000 a 2010. El análisis también coloca a nuestro país a la cola en el ámbito educativo, por el alto fracaso escolar.

Así, la tasa de pobreza infantil relativa sitúa a España en el puesto número 26, entre los 29 países con economías más avanzadas. El 20% de los niños españoles vive en el umbral de la pobreza y dentro de ese porcentaje, casi el 40% se encuentra por debajo. Se entiende por debajo del umbral de pobreza a las familias que viven con ingresos inferiores a la mitad de la media nacional.

España ha retrocedido en bienestar infantil, desde el quinto puesto de 21 países a comienzos de la primera década de este siglo, hasta situarse al final de la década, en el puesto 19 de 29 países con economías más avanzadas en el mundo, teniendo en cuenta los siguientes indicadores: bienestar material, salud y seguridad, educación, conductas y riesgos, vivienda y medio ambiente.

En concreto en lo que se refiere al bienestar material de los menores, España se encuentra en el puesto 24 de la clasificación. En esta dimensión, el estudio tiene en cuenta los hogares con ingresos inferiores al 50% de la media nacional, el nivel de pobreza entre los menores o su privación de al menos una comida con carne o pescado al día, frutas y hortalizas todos los días, libros apropiados para su edad, conexión a internet, suficientes condiciones lumínicas para hacer sus deberes o que dispongan de tres pares de zapatos apropiados al año.

Jóvenes que ni estudian ni trabajan

"Los adolescentes españoles son un grupo de riesgo que merece atención", ha alertado el investigador Goran Holmqvist, encargado de presentar este informe internacional, que coloca a España también en el puesto 26 en el ámbito educativo.

La tasa de jóvenes de entre 15 y 19 años que ni estudia ni trabaja en España ha subido del 7 al 13% en esa década, sobre todo desde 2007, ha explicado Holmqvist.

La parte positiva del informe la aportan los niños españoles y su alto grado de satisfacción con su vida, porque valoran las relaciones que tienen con su familia y amigos-, una puntuación que sitúa a España en tercer lugar, solo por detrás de Noruega e Islandia.

El investigador lo ha atribuido a las relaciones humanas y la estructura familiar características de la cultura española.

Compromisos con la infancia

En la década analizada, países como España han permitido que la brecha de pobreza infantil aumentase más del 30%, indica el estudio. "Los países más afectados por la crisis -ha alertado el investigador- han podido cambiar estos indicadores", que miden los datos hasta el año 2010.

Desde Unicef, el responsable de Políticas de Infancia, Gabriel González Bueno, ha destacado la importancia de que el Gobierno cumpla los compromisos con la infancia, manteniendo en la agenda política la lucha contra la pobreza infantil.

Ha explicado que el Plan Nacional de Acción para la Inclusión Social, que el Gobierno va a aprobar en las próximas semanas, debe incluir medidas para garantizar los recursos de las familias, mantener la calidad de los servicios asistenciales y permitir la participación de los niños y las familias en la elaboración de las políticas.

También ha recomendado a las administraciones que mantengan las becas de comedor o que garanticen que al menos una vez al día los niños puedan tener una comida completa.

Los niños son "el motor" para salir de la crisis

"Los niños son el motor que nos van a ayudar a salir de la crisis", ha destacado el director ejecutivo de Unicef, Javier Martos, quien ha advertido de que dos millones de niños viven en situación de pobreza.

Respecto al plan de infancia aprobado por el Gobierno, la presidenta de Unicef, Consuelo Crespo, ha opinado que es "un gran paso, aunque quedan muchos pasos por dar".

Países Bajos mantiene su posición como líder indiscutible en los cinco indicadores de bienestar infantil, seguidos de Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia. El estudio concluye que no existe relación entre el nivel de renta de los países y el bienestar general infantil. Así, la República Checa está mejor clasificada que Austria, Eslovenia que Canadá y Portugal que EE.UU..

Noticias

anterior siguiente