Anterior Un Barça a medio gas supera al Celtic Siguiente Puigdemont pide "lealtad" a la CUP antes de exigir nada y le alerta del peligro de repetir elecciones Arriba Ir arriba
Video promocional de 'Europesadilla', de Aleix Saló

Aleix Saló ('Europesadilla'): "Los europeos debemos convivir en el mercado global"

  • Tras el éxito de 'Españistán' y 'Simiocracia' publica 'Europesadilla'

  • Un libro en el que analiza la historia de la Unión Europea y su futuro

  • "El mundo laboral está cambiando para siempre", asegura Aleix

|

ALEIX SALÓ (Barcelona,1983)

En 2009 publicó su primer libro 'Fills dels 80: La generació Bombolla'. Desde entonces sus viñetas han aparecido en diversas publicaciones ('El Jueves', 'ADN', 'Público'...) y ha protagonizado exposiciones en Madrid y Barcelona. Su segundo libro 'Españistán: este país se va a la mierda' (2011) fue un éxito de ventas. También ha destacado por sus trabajos en animación como 'Ratzinger', sobre la visita del Papa a Barcelona y el exitoso video promocional de 'Españistán' con millones de visitas en Internet, al igual que el de 'Simiocracia: Crónica de la gran resaca económica' (2012), otro de sus grandes éxitos. También ha colaborado en el documental 'Hijos de las nubes', la última colonia', de Javier Bardem.

Tras el éxito de sus libros anteriores, Españistán (EDT) y Simiocracia (DeBolsillo) , en los que analizaba las causas y consecuencias de la crisis en España, el ilustrador y animador Aleix Saló, estudia el momento político social y económico europeo en Europesadilla: Alguien se ha comido a la clase media (DeBolsillo), retrocediendo hasta el neolítico para ver cómo hemos llegado a la situación actual y las posibles soluciones de la crisis. Un libro en el que, una vez más, demuestra su inteligencia y facilidad para hacernos comprender temas económicos complicados y delicados.

“Europesadilla –nos cuenta Saló- es una fábula sobre la construcción no ya de la Unión Europea, sino incluso de la identidad europea. Me di cuenta de que cuando quería hablar sobre el problema económico actual tenía que retroceder cada vez más y más hasta casi el principio de los tiempos (hasta el Neolítico). Para definir la identidad Europea tenía que hablar también del resto del mundo, como Asia o América, porque al final la identidad de uno se define en contraposición a los agentes externos”.

“De hecho, la identidad europea empieza durante la Edad Media, en contraposición a un gran enemigo que es el mundo musulmán. Europa solo toma conciencia de sí misma cuando se define como la Cristiandad. Y luego va apareciendo el concepto de Europeos”.

“La unión Europea empezó como un proyecto de raíz política -comenta Saló- es decir que se decidió desde arriba hasta abajo, se ejecutó sólo en términos económicos, no tanto políticos, con una Unión Monetaria e Instituciones como el Banco Central europeo poderosísimas… pero en cambio, con unas instituciones políticas excesivamente débiles, cosa que hace que al final la última palabra dependa siempre de los Estados y en este caso, del Estado Alemán, que como gran aportador de dinero a las instituciones comunitarias, es quien termina tomando las decisiones, también en parte por las capacidades de su líder, Angela Merkel”.

"El mundo laboral está cambiando para siempre"

“Es un repaso lúdico, ligero, divertido -asegura Aleix- que no pretende competir con análisis o ensayos de académicos, sino hacer poco de puente hacia análisis más pormenorizados, poniendo al lector en contexto y haciéndole hacerse preguntas sobre ¿qué significa ser europeo?, ¿por qué nos interesa ser europeos?, ¿qué es lo que puede suceder a partir de ahora?”

“Y recuperar elementos de debate olvidados como la Globalización… la necesidad de los países europeos de unirse como respuesta a un mercado global cada vez más exigente; que obliga a los trabajadores europeos a competir en igualdad de condiciones con trabajadores de Asia y que es lo que hace que todas las reglas del juego del mundo laboral estén cambiando para siempre”.

"Merkel está aprovechando el vacío de poder"

“Angela Merkel está aprovechando el vacío de poder –asegura Saló- Supuestamente la Comunidad Europea tiene un gobierno que está por encima de los Estado que es la Comisión Europea. Pero la Comisión no tiene competencias, no tiene poder real para imponer nada. Es un agente intermediario que pide, insinúa o recomienda a los Estados”.

“Merkel pretende imponer su modelo económico al resto de Europa -puntualiza Saló-, porque cree que es el más correcto. Pienso que con un poco de ambición colonialista y con cierto derecho o legitimidad, porque es la que está pagando el pato. Alemania hizo unos esfuerzos muy intensos hace diez años para contener la inflación, el gasto, los sueldos… y mantener el precio de sus productos para poder seguir exportando”.

“Esa fórmula no tengo claro que sirva para el sur de Europa –puntualiza Saló-. Puede tener, incluso, resultados muy distintos. Pero Merkel parece empeñada en usar los rescates y el dinero que presta a los países del sur como una especie de chantaje para obligar a sus élites políticas a ejercer esos recortes y reformas, reestructurar las instituciones sobredimensionadas del Sur, y no me refiero a educación y sanidad evidentemente, sino a entidades que no se sabe muy bien para qué sirven y que ya no tienen razón de ser y que son una carga insostenible para unos Estados con cada vez menos ingresos”.

“Vampirus Ibericus”

"Vampirus Ibericus" es la descripción satírica de una dinámica que se da en los países del sur, y en España -asegura Saló-. Viene del famoso estudio Por qué las naciones fracasan, de Daron Acemoglu y James Robinson que comentaban por qué unos países con las mismas posibilidades de progresar que otros fracasaban y entraban en decadencia porque tenían unas élites políticas que tendían a vampirizar, a chupar esos recursos y a no permitir que se distribuyera la riqueza y a perpetuarse en el poder”.

“Estas élites extractivas encajan muy bien en la situación española actual, con esos casos de corrupción. No tenemos partidos con capacidad de castigar esa corrupción, de señalarla, de exponerla y de penarla. Aquí los casos son deliberadamente escondidos y maquillados, con cúpulas políticas que cierran filas en torno a cargos políticos que, evidentemente han delinquido”.

"La clase media tiene un futuro complicado"

La clase media no tiene futuro tal y como la hemos conocido –asegura Saló-. Creo que es la gran sustentadora del estado del Bienestar y hasta ahora basaba su estabilidad en los planes a largo plazo, en el ahorro, en el patrimonio, en los trabajos de muchos años, en el mismo sector… y esta receta de vida es la que, ahora mismo, más se está penalizando, en un momento en el que cada vez se acelera más todo”.

“Yo lo llamo la nueva era de la volatilidad. En Chipre los que han pagado las quitas han sido los ahorradores, con sus depósitos bancarios. Aquí, en España, el que tiene patrimonio ve como se devalúa constantemente y es el que está siendo más perjudicado. Los que sufren menos con los cambios son los que tienen menos carga detrás, menos patrimonio... se adaptan antes a los cambios, son más volubles y están constantemente en un estado de prueba y error para adaptarse a unas arenas movedizas económicas”.

“En EE.UU., por ejemplo, es normal que acabe tu trabajo en Florida y te vayas a California. Al fin y al cabo eres libre en un mercado de una sola lengua en el que no hay trauma para trasladarte. Aquí penaliza tener una vivienda en propiedad porque si tienes un piso en Móstoles reduces tus expectativas de trabajo, en un mercado cada vez más exiguo, a pocos kilómetros de Móstoles. Quizá hay que empezar a pensar que el mercado laboral tiene que extenderse a toda la Comunidad Europea y que si uno tiene una casa en propiedad va a tener que pagar un precio muy alto. Algún día hablaremos con normalidad del trabajador que pierde su trabajo en Móstoles y se va a vivir a Amsterdam, porque le surge un trabajo allí”.

Los europeos debemos convivir juntos.

“La propia naturaleza europea se ha construido en base al conflicto y a la pugna de poder entre Francia (histórico poder político) y Alemania (histórico poder económico) -asegura aleix-. Alemania es lo que yo llamo el creciente fértil, remitiéndome a la época del creciente fértil de Oriente Medio. La desgracia de Andalucía es que está muy lejos de ese centro que irradia comercio, prosperidad y dinero. Ese es uno de los puntos clave de España ahora mismo.

“Estamos condenados a convivir en el mercado global, cada vez con menos aranceles, menos aduanas. Y eso expone nuestra producción a competir con países con costes laborales muy bajos. La única posibilidad de competir con eso es unir fuerzas para tener una moneda potente y un gobierno supraestatal que pueda echarnos una mano. Uno de los dramas del mundo global es que las crisis también se contagian más rápido”.

Como lograr el éxito

“Sin ninguna intención de poner mi caso como ejemplo de nada, porque he tenido mucha suerte pero también me he equivocado. Creo que en el mundo editorial hay que ser imaginativo, hay que arriesgar y basarse en una relación con el entorno de prueba y error, más que intentar repetir fórmulas que ya están caducas”.

“Cuando promocionaba el libro Españistán venía de hacer un video humorístico sobre la visita de Ratzinger a Barcelona, una gamberrada que había hecho con dos animadores, Álex y Oleguer Roca, que me sirvió para testar la capacidad de Internet para mover un video que había hecho yo. Y constaté que si iba ligado a la actualidad tenía mucha más difusión en las redes y de que éramos capaces de recabar 300 mil visitas en una semana. La única pega es que tenía un coste que no se podía recuperar”.

“Nos lo tomamos más en serio -continúa Aleix- y viendo que al libro de Españistán al principio le costaba llegar al público, que es el precio a pagar por cualquier autor Nobel, decidí apostar muy fuerte por un video que promocionara el libro pero que, a la vez, tuviera identidad propia, que no fuera un simple tráiler, y que contase una historia completa. Me empeñé en que el trabajo de los animadores fuera pagado y al final hicimos siete minutos para contar la burbuja inmobiliaria. Y a partir de entonces los videos se han convertido en marca de la casa (como el que encabeza esta noticia) y hemos intentado pulir el discurso, la animación y sobre todo, que la gente se lo pase bien”.

En cuanto a sus próximos proyectos, Aleix asegura que: “Ahora voy a promocionar este libro, que puede tener una vida bastante larga y está concebido para que sea entendido por cualquier lector europeo. De hecho estamos negociando su traducción a otros idiomas. Las fronteras están desapareciendo y hay que pensar en llegar a otros mercados”. En el fondo sería un ejercicio de metacreación, un libro que habla de Europa y que tiene la intención de ser leído en toda Europa, porque al final da igual de donde sea el autor, solo importa el mensaje”.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente