Enlaces accesibilidad

14 indicios para imputar a la infanta Cristina

Por
La infanta Cristina, imputada en el caso Nóos

La imputación de la infanta Cristina en el caso Nóos se basa en 14 indicios que el juez José Castro, que investiga si Iñaki Urdangarin y su exsocio, Diego Torres, malversaron fondos públicos, desgrana en un auto de 19 páginas.

El propio instructor reconoce que "cada uno" de estos indicios "en sí mismos y aisladamente considerados carece de peso suficiente para sustentar una imputación" pero no en su conjunto.

De ellos se deduce, según el juez, que la infanta pudo ser cooperadora necesaria en los delitos supuestamente cometidos por Urdangarin y Torres al prestar su consentimiento para que su parentesco con la Casa Real fuera utilizado por su marido y su exsocio.

1. Misiva sobre la creación del Instituto Nóos

El juez menciona "lo que parece ser una misiva" en diciembre de 2002 en la que Urdangarin agradece a un tercero "la búsqueda de una razón social para una nueva empresa que focaliza en Nóos, muestra su frustración por su situación profesional (...), plasma su interés por instalarse por su cuenta y aspira a compensar en breve los 35 millones de las entonces pesetas que dejaría de percibir". En ella, aparece como "pieza clave de futuro" Diego Torres y su entorno.

El magistrado detalla la secuencia de pasos que dio Urdagarin hasta la designación de la nueva Junta Directiva en 2003 del Instituto Nóos con la infanta Cristina de vocal y el secretario personal de las Infantas, Carlos García Revenga, como tesorero. El juez concluye que la "secuencia" de actos "parece obedecer a un previo y común diseño" de Urdangarin y Torres que "cuenta con el conocimiento y apoyo de la esposa del primero y de amigos comunes" como dice la misiva.

2. ¿Revenga no informó a la infanta Cristina?

El juez señala que, según los correos entregados por Torres, Revenga "parecía conocer las actividades" de Nóos (después Fundación Deporte, Cultura e Integración Social) "tanto en el ámbito privado como en la esfera pública, aunque no necesariamente hasta el detalle ni que necesariamente se lucrara con ellas" por lo que "no se acaba de entender" que no informara a la infanta Cristina del "trato privilegiado" que estaba obteniendo su marido por la "vinculación de ambos" con el rey.

3. ¿Por qué no cuestionó que Revenga no informara al rey?

El instructor del caso Nóos señala que, al margen de que carezca de explicación que Revenga no informara al rey de que había sido nombrado tesorero, lo que "deviene sin sentido" es que la infanta y su marido "no se cuestionaran tal omisión o la suplieran en la medida en que mantener el dato en secreto se aviene mal con lo que debiera ser una espontánea y natural actitud de comunicación".

4. Si el rey recomendó a Urdangarin apartarse, ¿no se enteró la infanta?

El juez argumenta que si el rey llegó a recomendar a Urdangarin a través del letrado de la Casa Real y conde de Fontao, José Manuel Romero, que se apartase de ciertos negocios en 2006, "no se acaba de entender que su hija con un conocimiento más director y real y con el asesoramiento compartido" de Carlos García Revenga "no llegara a enterarse y de propia iniciativa no hubiera decidido desvincularse formal y efectivamente" del Instituto Nóos.

5. "Incomprensible falta de curiosidad" por sus dimisiones

Tampoco se cree el juez que Revenga desconociera que el rey recomendara a Urdangarin apartarse de Nóos ya que "tal desconocimiento solo podría encontrar sustento en una absoluta falta de comunicación con su procedencia" con su mensajero, con su receptor y la esposa de este último.

Castro señala también una "incomprensible falta de curiosidad" y "desinterés" tanto de Revenga como de la infanta Cristina por saber por qué en un momento dado se les pide su dimisión como miembros de la Junta Directiva de Nóos.

6. ¿No comentó el rey con su hija lo que le recomendaba a su marido?

El instructor del caso Nóos añade que "no se acaba de entender" que el rey "no comentara con su hija las críticas o recomendaciones que había hecho llegar o proyectaba hacer" a Iñaki Urdangarin "e incluso consensuara con ella su alcance y el compromiso, expreso o tácito, de que de alguna manera velara por su cumplimiento".

Hecho este último, añade, que debería haber llevado a la infanta "a la conclusión de que las recomendaciones de su padre no se estaban siguiendo y cuestionar la actitud de su marido".

7. Gastos personales a las cuentas de Aizoon

El juez señala que "prácticas" como "cargar gastos personales" a las cuentas de la empresa Aizoon, propiedad al 50% de los duque de Palma, "se revelan ahora más llamativas" en tanto que si ellos no las cargaron, dice el magistrado, "obligados estarían a cuestionarse quién lo hizo".

8. Contratación de empleados de hogar en Aizoon

Para el juez también cobra ahora "mayor significado" las "supuestas actitudes" de la infanta relatadas por algunos testigos que han asegurado que contrataba a empleados de hogar en situación irregular en España "anunciándoles que se les pagarían sus salarios en dinero fiscalmente opaco para luego acabar siendo contratados por Aizoon".

Según el instructor, esto "revela que no es de descartar" el conocimiento de la hija del rey de que esta empresa "estaba siendo utilizada a fines ilícitos".

9. Facturación de los ingresos de Urdangarin en Aizoon

El juez que investiga el caso Nóos señala que, aunque los delitos contra la Hacienda Pública solo se les han imputado a Urdangarin y Torres, "no puede ignorarse que los ingresos" del duque de Palma "como miembro o asesor" de distintas empresas se facturaron a través de Aizoon, "entidad que en la generalidad de los casos era totalmente desconocida por las empresas contratantes".

10. Correo de Urdangarin a Torres sobre el proyecto Ayre

El magistrado hace referencia a varios correos con los que Diego Torres ha intentado probar la implicación de la infanta. Uno de ellos, es un mail de octubre de 2007 en el que el duque de Palma informa a su exsocio de las gestiones que ha hecho el rey y la infanta en el proyecto Ayre, que buscaba que España tuviera un segundo equipo en la Copa América de 2009 en Valencia. Un proyecto que nunca llegó a materializarse.

En el correo Urdangarin le dice lo siguiente a Torres: "Tengo un mensaje de parte del Rey y es que le ha comentado a Cristina, para que me lo diga, que le llamará Camps a Pedro (Perelló) para comentarle el tema de la base del Prada. Y que en principio no habrá problema y que nos ayudarán a tenerla".

11. Declaraciones de Torres sobre la infanta

Castro señala que en sus declaraciones ante él Torres aseguró que la infanta tenía el "mismo conocimiento e intervención que todos los demás y tal aseveración, lejos de interpretarse como un acto de desviación de la responsabilidad ya que ninguna se admite, puede y debe sin forzamiento entenderse como que si alguna cupiere habría que ser compartida por todos".

12. Urdangarin "difícilmente" pudo actuar a sus espaldas

El instructor señala también que "aunque por sí solo no sea un dato concluyente, difícilmente puede estructurarse" que Urdangarin "actura de espaldas a su esposa cuando la negociación, o un hito relevante de la misma, de los Convenios Illes Balears Forum tuvo lugar en el Palacio de Marivent" de Palma "y se dice que los del Valencia Summit en el Palacio de la Zarzuela aunqeu este último dato no haya sido confirmado ni desvirtuado todavía.

13. La infanta, autorizada en una cuenta que entregó Urdangarin

El juez señala también entre los indicios que el duque de Palma facilitó como propia a una tercera persona una cuenta de ahorros en la que la infanta Cristina figuraba como autorizada "para que en ella se actualicen determinadas operaciones" en relación con los hechos investigados.

14. Correo de Urdangarin para consultar a la infanta

El último indicio que detalla el magistrado en su auto es un correo de Urdangarin a su esposa en el que le consulta "cuál de las dos versiones de una comunicación de Nóos habría que enviar para no sacar ampollas". Este mail fue entregado por Torres al juez en una sexta tanda una semana antes de la imputación.

"No es descabellado pensar que una consulta en la que no se facilita una mínima información sobre su contenido fuerza a deducir que aquella ya se poseería por su destinataria".

Noticias

anterior siguiente