Enlaces accesibilidad

El beneficio del Banco Santander cayó un 60% en 2012 debido a las provisiones

  • El año pasado obtuvo 2.200 millones de euros de beneficio neto
  • Destinó 18.800 millones a provisiones para cubrir el riesgo inmobiliario
  • Redujo un 26% su exposición inmobiliaria en España
  • Latinoamérica sigue aportando la mitad del beneficio del Grupo

Por

El Banco Santander logró un beneficio neto de 2.205 millones de euros en 2012, un 59% menos que el año anterior, debido a que las provisiones dedicadas a cubrir el riesgo inmobiliario en España alcanzaron los 18.800 millones de euros, ha informado este jueves la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En una nota remitida a la CNMV, la entidad explica que, si no hubiera sido por estas dotaciones, el beneficio antes de impuestos habría crecido un 2% en 2012 y habría alcanzado los 23.559 millones.

Este resultado es peor al que habían adelantado los analistas, que estimaban que el beneficio del banco español podría rozar los 4.000 millones de euros.

De los 18.800 millones en dotaciones, las correspondientes a mora ascendieron a 12.666 millones, un 28% más que el año anterior, mientras que el resto (6.100 millones) se ha destinado a cumplir por completo con la normativa aprobada por el Gobierno en 2012 para aumentar la cobertura del riesgo inmobiliario.

Redujo en un 26% su exposición al riesgo inmobiliario en España

Después de esa dotación, la exposición al riesgo inmobiliario del Grupo se redujo a la mitad en 2012 y se situó en 12.500 millones, ha indicado la entidad.

En España, esa reducción de la exposición fue de un 26% en 2012. El saldo de la cartera de créditos en el país se redujo en 7.575 millones, hasta quedar en 15.867 millones, mientras que el de inmuebles bajó en 714 millones, hasta terminar en 7.838 millones. Esta reducción, ha asegurado el banco, es consecuencia de "la agresiva política de venta de inmuebles", que ha supuesto la venta de 33.500 inmuebles propios y de promotores durante el año.

Esa política "agresiva" de venta de inmuebles continuará en 2013, según ha explicado el consejero delegado de la entidad, Alfredo Sáenz, en una presentación a analistas.

Sáenz ha indicado en que el 2012, el banco ha llevado a cabo una política "más agresiva" que el resto de sus competidores y ha vendido "más que los demás", una tendencia que continuará este año "con el fin de adelantar o resolver la situación de los inmuebles adquiridos antes de que la Sareb [el banco malo] opere en el mercado de forma eficiente". 

El consejero delegado ha destacado que el Banco Santander no necesitará ningún tipo de provisiones en 2013 para cubrir activos inmobiliarios, pero ha matizado que, no obstante, han reservado 1.000 millones de euros porque tiene prevista alguna venta de carteras "con descuentos importantes".

"Hemos hecho una locación de 1.000 millones en el año 2013 más para ventas aceleradas de carteras o de inmuebles, porque nos preocupa la entrada en su momento de la Sareb en el mercado inmobiliario", ha señalado, en referencia al efecto de rebaja de precios que puede tener la entrada en funcionamiento del banco malo.

"En resumen: no necesitamos más provisiones porque todo está cubierto y bien cubierto. Hemos hecho una previsión de que el año que viene podamos tener mil millones de castigo como consecuencia de esta política más agresiva de ventas", ha concluído Sáenz.

La tasa de morosidad del Grupo empeoró en 0,65 puntos en 2012 y alcanzó el 4,54%, en tanto que el crédito se redujo un 4%. En España, la tasa de mora cerró 2012 en el 6,74% tras aumentar 1,25 puntos, más de cuatro puntos por debajo de la media del sector en el país.

En cuanto a la actividad, el crédito cayó el 4% y se situó en 720.483 millones de euros. En España, el Santander recortó un 6 % en el crédito bruto.

Sobre estos capítulo, Sáenz espera que el nivel de provisiones y el coste de crédito no experimente cambios "significativos" a lo largo de 2013, con excepción de las provisiones extraordinarias de los sistemas financieros. Según ha dicho, "el coste de crédito estará en los mismos niveles que 2012".

A su juicio, el año comienza con cierta tendencia de mejora del crédito que será más concreta a finales de 2013 y tendrá efectos en los resultados a partir de 2014. "Esto quiere decir que la mora seguirá subiendo ligeramente en 2013. Probablemente llegará a su peak a finales de 2013 y, como esto tiene un desfase con las provisiones, éstas pueden empezar a caer en 2014", ha puntualizado el directivo del Santander.

"La incertidumbre sobre otros bancos nos ha dado ventaja"

En lo referente a los depósitos se incrementaron el 4% en el conjunto del Grupo, hasta alcanzar los 647.540 millones. Ese incremento fue del 12% en España, tras captar 22.000 millones en un año, especialmente en el negocio de particulares.

Sáenz ha resaltado que en 2012 el Banco Santander ha tenido un "crecimiento espectacular" en este ámbito, "debido a la incertidumbre que ha habido en el mercado en relación a muchas entidades que han estado en la prensa, y que ha generado una búsqueda de seguridad por parte de muchos depositantes", algo que -a su juicio- ha dado a la entidad una "ventaja competitiva clara".

"Al igual que el resto que el sector hemos sido agresivos en precios", ha reconocido el consejero delegado, quien ha hecho referencia a la recomendación del Banco de España de limitar la rentabilidad de los depósitos.

"No es cierto que el Banco de España haya establecido limitación sobre el precio del pasivo, no ha obligado a la banca a unos determinados niveles", ha resaltado, antes de explicar a continuación que, lo que ha hecho el supervisor, ha sido transmitir al sector el efecto que la alta remuneración está provocando en las cuentas de resultados.

"Hay entidades con perímetro doméstico que están en pérdidas y están destruyendo capital. El Banco de España, en sus obligaciones, ha llamado la atención sobre el hecho de que pueden tomar medidas de exigir más capital sobre aquellas entidades cuya situación afecte a su solvencia", ha resumido Sáenz.

Botín: "En 2013 veremos un fuerte aumento de resultados"

El presidente del Santander, Emilio Botín, ha destacado que el beneficio en 2012 ha marcado un punto de inflexión. "En 2013, una vez terminados los saneamientos especiales, veremos un fuerte aumento de resultados, apoyados en la recurrencia de ingresos y el control de los costes", ha afirmado.

El beneficio ordinario de 2012 ascendió a 5.251 millones de euros, al que se suman 1.065 millones de plusvalías obtenidos, principalmente con la venta de la unidad de Colombia y con el reaseguro de la cartera de seguros de vida de España y Portugal.

La entidad obtuvo en España un beneficio neto de 709 millones de euros, un 7,4% más, en tanto que Banesto -cuya integración anunció recientemente- ganó 94 millones, un 28,1% menos.

De esta forma, Latinoamérica aportó la mitad del beneficio, Europa continental contribuyó con el 27% (España aportó un 15%; Polonia, un 5%, y Alemania, un 4%), Reino Unido, con el 13%, y Estados Unidos, con el 10%.

Asimismo, el Santander realizó en 2012 emisiones de deuda a distintos plazos por importe de 31.100 millones y colocó en el mercado 11.900 millones en titulizaciones.

La mejora en liquidez le ha permitido devolver al Banco Central Europeo la totalidad del préstamo tomado de la entidad al Santander y Banesto, de 24.000 millones de euros.

La entidad consiguió unos ingresos de 43.675 millones de euros en 2012, con unos costes de 20.116 millones, lo que supone unos beneficios antes de provisiones de 23.559 millones de euros.

En cuanto al capital de máxima calidad o core capital, el Grupo Santander cerró 2012 con un 10,33%, según los criterios de Basilea II, lo que supone 0,31 puntos más que a cierre de 2011.

Latinoamérica pierde fuelle, pero sigue aportando la mitad del beneficio

Respecto al negocio en Latinoamérica, aunque el beneficio atribuido se redujo un 7,7%, la región sigue aportando la mitad del beneficio del gigante financiero, gracias sobre todo, a la contribución de Brasil.

El Grupo Santander obtuvo en América Latina un beneficio atribuido de 4.305 millones de euros en 2012, un 7,7% menos, debido a la venta de Colombia y a la reducción de los resultados logrados en Brasil y Chile.

Brasil aportó un 26% del beneficio en la región; México, un 12% y Chile, un 6%, según la información remitida a la CNMV.

En Latinoamérica, los depósitos de clientes crecieron un 9%, con México al 19% y Brasil y Chile, al 6%.

Por lo que se refiere al crédito, se incrementó un 8% en Latinoamérica, con un aumento del 9% en Chile, 7% en México y 6% en Brasil.

Brasil sigue siendo el país latinoamericano que mejores resultados aporta al Grupo, a pesar de una caída del beneficio del 15,2%, ya que ganó allí 2.212 millones de euros.

Por detrás se situó México, país en el que el banco registró una ganancia de 1.015 millones, un 8,5% más, en tanto que en Chile, el Santander ganó 498 millones de euros, un 18,5% menos.

En Argentina, el banco que preside Emilio Botín registró un beneficio neto de 329 millones de euros, un 14,5% más. Uruguay fue el país que más incrementó su beneficio, ya que ganó 47 millones de euros, un 134,8% más. En Puerto Rico, el grupo ganó 57 millones de euros, un 69,4% más.

La presencia del Santander en América incluye también sus negocios en Estados Unidos, con los que obtuvo un beneficio de 811 millones de euros, un 20% menos "por el cambio de perímetro y saneamientos extra", ha explicado la entidad.

Durante 2012, todos los márgenes del negocio aumentaron en Latinoamérica, destacando el margen neto (el que mejor refleja el negocio puro bancario), que alcanzó los 14.872 millones de euros, un 11% más.

El margen de intereses se incrementó un 9,4%, hasta 17.881 millones de euros, mientras que el bruto subió un 7,5%, hasta 23.934 millones de euros.

El margen neto de Brasil se incrementó un 8,4%, hasta 10.685 millones de euros, mientras que el de México se disparó un 23,8% hasta 1.695 millones de euros.
Durante 2012, la tasa de morosidad de Latinoamérica escaló al 5,42%, superior al 4,32% de un año antes.

La tasa de morosidad de Brasil repuntó al 6,38% frente al 5,38 % de 2011; la de México alcanzó el 1,94%, superior al 1,82% de un año antes, y la de Chile llegó al 5,17%, cuando a cierre del año precedente estaba en el 3,85%.

En Latinoamérica, el Banco Santander contaba a cierre de 2012 con 90.576 empleados y una red de 6.044 oficinas.

Noticias

anterior siguiente