Enlaces accesibilidad

La justicia británica confirma la muerte accidental de Amy Winehouse por abuso de alcohol

  • Tras revisarse la primera investigación por un defecto procesal
  • Quintuplicaba la dosis legal de alcohol

Por
UNA SEGUNDA INVESTIGACIÓN FORENSE CONFIRMA SU FALLECIMIENTO ACCIDENTAL A CAUSA DEL ALCOHOL
Imagen de archivo distribuida hoy martes 8 de enero de 2013 que muestra a la cantante británica Amy Winehouse frente a la Corte de Westminster, en Londres, Reino Unido, el 23 de julio de 2009. EFE EFE-Andy Rain

La justicia británica ha confirmado este martes la muerte accidental de Amy Winehouse por abuso de alcohol, tras revisarse -debido a un defecto de procedimiento- las conclusiones de la primera investigación sobre las circunstancias de la muerte de la cantante.

La artista, de 27 años, tenía en su cuerpo, en el momento de su muerte, en julio de 2011, cinco veces la cantidad legal de alcohol autorizada para conducir, es decir 416 miligramos de alcohol por decilitro de sangre; como ha confirmado este martes la investigación.

En octubre de 2011, Suzanne Greenaway, responsable de la investigación judicial, ya concluyó que que la artista había muerto accidentalmente tras una fuerte ingesta de alcohol, tras un periodo de abstinencia. Pero esas conclusiones de Greenaway debieron revisarse por un defecto de forma procesal. La investigadora no tenía la antigüedad suficiente -cinco años de práctica- para intervenir en dicha investigación. Y por ello tuvo que dimitir en  noviembre de 2011.

La letrada nacida en Australia había sido nombrada juez forense adjunta por su marido, Andrew Reid, en 2009, sin cumplir con ese requisito legal de llevar cinco años registrada como abogada en el Reino Unido, pese a haber ejercido su profesión durante una década en su país natal.

En la segunda pesquisa, que tuvo lugar en Saint Pancras para esclarecer la muerte de la joven, la juez forense Shirley Radcliffe señaló que la cantante, fallecida el 23 de julio de 2011, tenía más de cinco veces el límite permitido de alcohol para conducir. Según Radcliffe, la cantante falleció por "tener unos niveles de alcohol generalmente asociados con la muerte" y que consumió de manera "voluntaria".

En una declaración escrita remitida al tribunal, la médica de cabecera de Winehouse, Christina Romete, indicó que la cantante se negaba a seguir la recomendación de los médicos y que era una persona que "quería hacer las cosas a su manera".

Amy Winehouse, una de las artistas con más talento del Reino Unido con numerosos galardones, fue encontrada muerta en su piso del barrio londinense de Camden el 23 de julio de 2011 tras una larga batalla contra el alcohol y las drogas.

Noticias

anterior siguiente