Enlaces accesibilidad

Amy Winehouse no había consumido sustancias ilegales, según el informe toxicológico

       
  • Sí se han hallado restos de alcohol en su cuerpo
  •    
  • No puede determinarse cómo el alcohol pudo influir en su muerte

Especial: Muere Amy Winehouse

Por
Foto de archivo de Amy Winehouse en 2009. REUTERS

Los exámenes toxicológicos practicados al cuerpo de la cantante Amy Winehouse, fallecida el pasado 23 de julio a los 27 años, determinan que no había restos de sustancias ilegales en su cuerpo, tal y como ha informado el portavoz de la familia de la artista Chris Goodman.

Según el informe toxicológico, en su cuerpo sí había restos de alcohol, aunque no puede determinarse si esto tuvo alguna relación con su fallecimiento, según el comunicado.

A través de Goodman, la familia Winehouse ha aclarado que esperará a los resultados de la investigación que comenzará en el mes de octubre para aclarar la muerte de la joven cantante soul.

Su padre, Mitch, asegura que Amy había ganado la batalla contra las drogas hacía tres años, pero que aún tenía serios problemas para controlar su adicción al alcohol.

En el funeral privado de la artista que se celebró en Londres, Mitch Winehouse contó a los asistentes que su hija le había dicho que estaba "harta de beber" y que ya no podía "soportar la expresión en la cara" de su padre y su familia.

Una autopsia no concluyente

La cantante británica, que tenía un largo historial de abusos de drogas y alcohol, fue hallada muerta en su domicilio de Londres el pasado 23 de julio.

La autopsia practicada a la cantante dos días después no pudo precisar la causa de su fallecimiento, que la prensa achacó desde un primer momento a una sobredosis de droga.

Winehouse había llevado una vida de excesos que terminó por no controlar si quiera sobre los escenarios, como ocurrió en el ya tristemente célebre concierto de Belgrado, a raíz del cual se vio obligada a cancelar la gira europea que tenía planeada para este verano.

Noticias

anterior siguiente
-->