Enlaces accesibilidad

Serge Haroche y David J. Wineland premio Nobel de Física 2012 por sus estudios en física cuántica

  • Por sus trabajos en óptica cuántica que analizan interacción entre luz y materia
  • Sus estudios han permitido la fabricación de relojes de gran precisión
  • Han sentado las bases para la futura creación de un 'super ordenador cuántico'

Por
Haroche y Wineland logran el Nobel de Física por aportación a física cuántica

El francés Serge Haroche y el estadounidense David J. Wineland fueron este martes galardonados con el Premio Nobel de Física 2012 por su aportación a la física cuántica, según anunció la Real Academia de Ciencias de Suecia.

Ambos recibieron este galardón por sus trabajos sobre la interacción entre la luz y la materia y sus "revolucionarios métodos experimentales que han permitido la medición y la manipulación de sistemas cuánticos individuales", según la argumentación de la Real Academia de Ciencias de Suecia.

"Han abierto la puerta a una nueva era de experimentación en la física cuántica", subrayó el fallo del premio, "al lograr la observación directa de partículas cuánticas individuales sin destruirlas".

La presente edición de los Nobel arrancó este lunes con la concesión del premio de Medicina al británico John B. Gurdon y al nipón Shinya Yamanaka por sus investigaciones en el campo de las células madre, que han "revolucionado" la comprensión científica de cómo "se desarrollan las células y los organismos".

Mañana se dará a conocer el nombre de los ganadores del Nobel de Química; y el jueves y el viernes, el de quienes obtengan el de Literatura y de la Paz, respectivamente, para concluir el próximo lunes, con el anuncio del de Economía.

Experimentos revolucionarios con partículas cuánticas

Haroche y Wineland han desarrollado sus trabajos en el campo de la óptica cuántica un ámbito en que "ha habido progresos considerables desde mediados de los años ochenta", ha señalado la Academia Sueca.

"Sus innovadores métodos han contribuido a que este campo de investigación haya dado los primeros pasos hacia la fabricación de un nuevo tipo de ordenador súper rápido basado en la física cuántica",  prosigue el comunicado.

"Es probable que el ordenador cuántico modifique nuestra vida diaria en este siglo de la misma forma radical  en que lo hicieron los ordenadores clásicos el siglo pasado", continúa la Academia.

Las investigaciones de los dos galardonados "también han permitido  la fabricación de relojes extremadamente precisos que podrían  convertirse en la base futura de una nueva medida del tiempo, con una precisión cien veces superior a la de los relojes de cesio de hoy en  día", concluye el comunicado.

Nada más conocer la concesión del Nobel, el científico francés Serge Haroche ha agradecido su trabajo a sus colegas investigadores "sin ellos nunca habría obtenido el premio", ha declarado. Haroche nació en 1944 en Casablanca (Marruecos) y en la actualidad es catedrático de Física Cuántica en el Colegio de Francia y en la Escuela Normal Superior, ambos en París. Por su parte, el estadounidense Wineland nació en 1944 y trabaja en el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) de Boulder (Colorado, EEUU).

Físicos españoles alaban el trabajo de Haroche y Wineland

Para el experto en computación cuántica y Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2006, Ignacio Cirac, es "extraordinario" que el galardón haya recaído en Haroche y Wineland.

El físico, que trabaja en el Instituto Max-Planck de Alemania, considera a los premiados "dos genios de la física de los últimos 30 años" por haber abierto un nuevo panorama dentro de la física atómica y de la física cuántica.

"Desde hace mucho tiempo la gente estaba intentando pensar qué es lo que dice la física cuántica cuando hablamos de una sola partícula, dos o tres partículas, pero eso era imposible verlo experimentalmente. Estos señores han conseguido poder aislar un átomo, o dos o tres átomos y ver cómo se comportan, y que lo hacen de acuerdo con las leyes extrañas de la física cuántica", ha indicado.

Sus trabajos harán los ordenadores personales mucho más seguros

Por su parte, el investigador del Centro de Física de Materiales del CSIC Javier Aizpurúa ha dicho que Serge Haroche y David J. Wineland han iniciado el camino que puede cambiar el mundo de las comunicaciones.

En declaraciones Efe, el físico donostiarra ha señalado que el principal mérito de ambos es que, con distintas técnicas, hayan logrado llegar a un mundo distinto de los estados cuánticos con la captura, mediante la luz, de fotones y átomos cargados (iones).

Según Aizpurúa, "aunque aún pasarán décadas" estos avances permitirán que en el futuro los ordenadores personales sean mucho más seguros ya que será mucho más fácil detectar cualquier intrusión que con el sistema actual de bits

Noticias

anterior siguiente