Enlaces accesibilidad

ANÁLISIS

El coche que conduce solo durante los atascos

  • Se trata de un sistema de ayuda para coches equipados con cámaras y radar
  • Se activar manualmente al llegar a un atasco, que ocupan el 30% del tiempo
  • El coche mantiene el carril y la distancia de seguridad de forma autónoma

Por
Así funciona el nuevo sensor que libera al conductor de los atascos
Así funciona el nuevo sensor que libera al conductor de los atascos FORD

¿Qué conductor no vive cada día un pequeño rato de desesperación en los atascos de las entradas a las ciudades o cuando circula por la calle? ¿No habría una forma mejor de aprovechar el tiempo en esas circunstancias?

Ahora Ford ha anunciado algunos avances tecnológicos al respecto, que incluyen un sistema para que los coches conduzcan solos durante los atascos.

Según algunos estudios al respecto, más o menos el 30% del tiempo que pasan los conductores a diario transcurre en atascos o tráfico lento de algún tipo.

Desde hace años los fabricantes están ideando sistemas, tanto individualizados para cada coche como de 'trabajo en grupo' que pudieran instalarse en muchos vehículos que actuaran de forma colaborativa para paliar ese mal.

El sistema propuesto por Ford, llamado Traffic Jam Assist (asistente para atascos de tráfico), es relativamente sencillo: se basa en una cámara instalada en el parabrisas y en sensores de distancia a modo de radar que detectan con gran precisión la posición del vehículo sobre la calzada -dentro del carril- y la distancia hasta el siguiente coche.

El vehículo avanza manteniendo la distancia y sin salir del carril

Cuando el conductor llega a un atasco y activa el 'piloto automático', el asistente toma el control. Con el ordenador del vehículo controlando el acelerador, el freno y el volante, el conductor puede dedicarse a cualquier otra cosa: el vehículo irá avanzando a medida que sea posible, manteniendo la distancia de seguridad y sin salirse del carril.

Incluso aunque otro vehículo se interponga 'a cuchillo' de mala manera entrando en el carril por sorpresa, como sucede a veces, el piloto automático puede detectarlo y mantener automáticamente la distancia.

Liberar al conductor

La idea es que el ordenador prosiga con el avance lento, liberando al conductor de responsabilidades, hasta que acabe el atasco. Según el fabricante, la fórmula que gestiona el control automático está optimizada para la conducción en condiciones de atasco, incluyendo una respuesta más rápida -casi instantánea- al arrancar, el mantenimiento de la distancia adecuada y evitando los constantes cambios de carril.

A raíz de otros estudios tanto teóricos como empíricos se sabe que los atascos se forman en parte por la acumulación del tiempo de reacción de muchos conductores, que acaba creando el llamado 'efecto acordeón' característico de la conducción en esas circunstancias.

La estrategia de cambiar de carril es pésima

También se sabe que la estrategia de 'cambiar de carril' es pésima tanto para cada conductor individual como para el grupo en su conjunto, y que la mejor forma de deshacer un atasco es actuar de forma coordinada minimizando los tiempos de respuesta, avanzando al unísono dentro de lo posible.

El nuevo sistema de Ford montado en un solo coche permite al conductor relajarse y dedicarse a otras tareas mientras está circulando en una zona de tráfico lento.

Una solución a los atascos

Pero cuantos más coches equipen sistema similares -no necesariamente del mismo fabricante- más rápidamente se resolverán los atascos, pues el grupo de vehículos se comportará y avanzará 'como un solo hombre', valga la visualización.

Según los cálculos teóricos de la compañía, con este sistema instalado en unos 25 coches (por cada tramo de atasco) el tiempo de los trayectos pueden mejorarse hasta un 35 o 40%.

Aunque hay muchos modelos de vehículos que ya equipan los sensores necesarios para realizar esta función todavía no se sabe cuándo podrá comercializarse de forma general, pues deberá convertirse en un producto final y conseguir los permisos y seguir la regulación necesaria.

Pero es posible que en los próximos años veamos a los conductores tomándose tranquilamente un cafetito o leyendo un libro en el atasco de las mañanas mientras el coche 'conduce solo'.

Noticias

anterior siguiente