Anterior Trapero alegó a la juez que el 1-O movilizó "el máximo de agentes" de los Mossos que tenía Siguiente El rey reivindica los principios democráticos frente al "inaceptable intento de secesión" de Cataluña Arriba Ir arriba
Los recortes de Sanidad se aprueban con los votos a favor del gobierno

El PP aprueba con UPN los recortes sanitarios que justifica contra "la quiebra del sistema"

  • La oposición vota en contra en bloque contra el decreto de recortes

  • Mato dice que es una "clara apuesta" por la universalización de la sanidad

  • PSOE: "Mato pasará a la historia por acabar con el Sistema Nacional de Salud" 

|

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves con los votos del PP y el del único diputado de UPN y el rechazo del resto de la oposición en bloque el decreto de medidas para la sostenibilidad del sistema sanitario, que contempla un recorte de más de 7.000 millones de euros, y del que la ministra de Sanidad, Ana Mato, ha defendido que persigue "actuar con urgencia para evitar que se vuelva irreversible" la situación del sistema sanitario, con "16.000 millones de deuda".

Todos los grupos de la oposición, menos UPN, se han mostrado en contra de este decreto de recortes sanitarios, con lo que el PP lo ha convalidado con la mayoría absoluta de la que goza en la Cámara baja, más el voto del diputado de UPN, con 178 votos a favor, 137 en contra y ninguna abstención.

"El sistema se encuentra en grave riesgo de quiebra tras ocho años de Gobierno socialista, que dejó 16.000 millones de euros en facturas sin pagar", ha afirmado Mato. 

Mato ha asegurado, además, que estas medidas suponen "un clara apuesta por la universalización de la sanidad" y "mejoran" el procedimiento para el acceso a la asistencia sanitaria "impidiendo incerdidumbres, inseguridades y abusos" que hasta ahora se venían dando.

1.000 millones de euros del turismo sanitario

En este sentido, se ha referido al denominado "turismo sanitario" que, según los datos que ha facilitado, ha dejado facturas por importe de 1.000 millones de euros por la asistencia a más de 700.000 personas, que disponían de tarjeta sanitaria europea por el "simple hecho" de empadronarse en España y que, en muchos casos, solo viajaban para operarse aquí.

Sobre la asistencia a inmigrantes irregulares, tras las acusaciones de "xenofobia" lanzadas desde el PSOE, Mato ha garantizado que "ningún inmigrante se va a quedar desasistido" pues el sistema seguirá siendo solidario y cumplirá los requisitos legales de prestación de asistencia.

"Nada ha cambiado en cuanto a la extensión del derecho", ha asegurado la ministra.

Sobre el nuevo sistema de pago de fármacos, la ministra de Sanidad ha reconocido que supone "pedir un esfuerzo" a los ciudadanos, pero ha subrayado que con ello se consigue "no tener que poner el copago en la asistencia sanitaria" y garantizar un sistema de sanidad pública "de futuro".

Además, tras recordar que el gasto farmacéutico supone el 19,3% del gasto sanitario y está entre los más elevados del mundo, ha defendido que se modifica el sistema de aportación para hacerlo "más justo" y ha puesto el ejemplo de que los parados de larga duración no tendrán que pagar nada por los medicamentos.

La ministra ha asegurado que la reforma cuenta con el apoyo de todas las comunidades autónomas y ha confiado en poder culminar un pacto de Estado por la Sanidad y los Servicios Sociales con los grupos  políticos para sacar el tema del "debate partidista". 

PSOE: Mato pasará a la historia por acabar con el SNS

Por su parte, el PSOE ha mostrado su posición contraria a estas medidas y su diputado José Martínez Olmos ha advertido a Mato de que "pasará a la historia como la ministra que ha acabado con el Sistema Nacional de Salud".

El diputado socialista ha acusado también a la ministra de acometer estos cambios de manera "cobarde" por haber rechazado el diálogo con los partidos políticos, los sindicatos o la Mesa Sectorial de Sanidad.

Para denunciar el "copago" implantado por el Gobierno, Martínez Olmos ha sacado varios fármacos de los bolsillos de su chaqueta, de una paciente pensionista de Guadix (Granada), María J.H., por los que iba a tener que pagar 35 euros, con una pensión de 630, y de los que le devolverían 27 euros en un plazo de sies meses, por lo que, "puede decidir no tomárselos" con el consiguiente riesgo para salud.

Mato ha cogido el guante y le ha dicho a María "que esté tranquila, porque gracias a ese copago va a tener un sistema de sanidad pública de futuro". Y se ha referido a "otras Marías, Juanes y Pedros", que estaban en el paro y que van a disfrutar de los medicamentos gratis.

El debate sobre la convalidación del decreto sanitario ha abierto un rifirrafe entre la vicepresidenta primera de la Cámara, Celia Villalobos, y algunos diputados socialistas, tras una alusión de la 'popular' a unas palabras "machistas" de Olmos. Finalmente, Villalobos le ha pedido disculpas.

Rechazo de la oposición

Finalmente, el decreto ley ha sido convalidado con los votos de la mayoría absoluta del PP en la Cámara, con 178 votos a favor, y la oposición ha votado en bloque en contra, con 137 votos, y sin ninguna abstención. Los votos mayoritarios del PP también han rechazado la propuesta que pedía que el decreto se tramitara como proyecto de ley.

Desde el Grupo Mixto se han posicionado también en contra del Real Decreto, como Uxue Barkos(Geroa Bai), que lo considera un "recorte de la salud de los más débiles"; o Joan Tardá (ERC), que ha acusado al PP de "enterrar en apenas una hora la obra de Ernest Lluc (ministro socialista de Sanidad entre 1982 y 1986)". 

La portavoz de UPyD, Rosa Díez, también se ha mostrado contraria al decreto, que considera un "retroceso brutal", una medida "injusta e ineficaz" para corregir el gasto sanitario y ha advertido de que puede tener "graves consecuencias para la salud de la población".

La diputada de CiU Conxita Tarruella ha lamentado que el decreto no se haya tramitado como proyecto de ley para así "poder arreglar todos los desacuerdos que hay", en lo que también ha conicidido Emilio Olabarria (PNV), que le augura "muy poco recorrido después de los recursos presentados al Tribunal Constitucional porque se quiebra la universalidad de la prestación sanitaria".

El diputado de Izquierda Plural Gaspar Llamazares ha dicho que el decreto en sí es "un error garrafal" porque el Ministerio de Sanidad ha tenido que presentar 73 correcciones a un paquete de medidas de 10 artículos.

Por último, el diputado del PP Manuel Cervera ha insistido en que "ningún español ni ningún extranjero va a quedar desatendido", sino que "se va a poner control" para evitar que continúe el turismo sanitario. 

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente