Anonymous se cuela en la gala de los Goya

  • Un espontáneo con la careta de Guy Fawkes logra saltar a la platea
  • Horas antes, la Policía había restringido el acceso del público a la alfombra roja
  • Se llevaron, al menos, a una decena de jóvenes para alejarlos de la zona
  • La página de los Goya y de la Academia de Cine, caídas desde por la tarde
Ampliar foto Algunos de los Anonymous retenidos por la Policía a los que impidieron el acceso a las puertas del Palacio de Congresos

Algunos de los Anonymous retenidos por la Policía a los que impidieron el acceso a las puertas del Palacio de CongresosD.S.

Ampliar foto La Policía aleja al público de la entrada principal para evitar posibles altercados

La Policía aleja al público de la entrada principal para evitar posibles altercadosD.S.

Ir a fotogalería La actriz Silvia Abascal

La alfombra roja de los Goya 2012, en imágenesREUTERS/Andrea Comas

DAVID SIERRADAVID SIERRA 

Después de una tarde tensa, en la que la Policía había intentado por todos los medios evitar las posibles protestas del grupo hacktivista Anonymous en la alfombra roja de los Premios Goya, un espontáneo, ataviado con la careta de Guy Fawkes, el símbolo del movimiento, saltó al escenario a pocos minutos de concluir la gala.

Fue durante el penúltimo premio de la noche. Casi a la 1 de la madrugada. Álex de la Iglesia, Isabel Coixet y Juan Antonio Bayona anunciaban los nominados a la Mejor Dirección, que recayó en Enrique Urbizu, por No habrá paz para los malvados, la gran triunfadora de la noche.

En ese momento, una persona que lucía la popular careta de Anonymous lograba acceder a la platea y aparecer en las cámaras. Fueron solo unos segundos, porque lo retuvieron nada más bajar las escaleras y no pudo llegar al escenario, pero lo justo para que Anonymous hiciera su 'aparición estelar' en la gala de los Premios.

Controles policiales durante la tarde

La tarde había estado marcado por los continuos controles policiales que habían comenzado horas antes de que empezar la ceremonia. Desde primera hora la policía impedía el acceso de manifestantes que portasen cualquier emblema relacionado con el grupo hacktivista Anonymous.

Al intentar acceder al recinto, los agentes solicitaban la acreditación y revisaban el contenido de las mochilas o bolsos, en busca de posibles máscaras o cualquier objeto relacionado con los hacktivistas, para evitar que se produjera una situación similar a la del año pasado en la que Anonymous acudió masivamente a las puertas del Teatro Real de Madrid.

En esta ocasión, la organización decidió desplazar el evento hasta el Palacio de Congresos de Madrid (en el Campo de las Naciones), un motivo que evitó la llegada de muchos manifestantes, y que impidió que los que lograron colarse desplegaran sus emblemas al estar rodeados por policías.

A pesar del cambio de lugar de la celebración, los hacktivistas anunciaron varios días antes que tenían pensado acudir a las puertas de los Goya para pedir que no se "coarte la libertad" en internet, aunque no dieron más detalles para evitar que la Policía conociera sus intenciones.

Todo lo posible para evitar altercados

Además de los registros y controles para evitar posibles altercado, los servicios de seguridad de los Premios se encargaron de colocar a un público escogido previamente en primera fila -que algunos acusaban de estar contratados por la organización, aunque los organizadores no quisieron confirmarlo-, una medida muy críticada por personas como Ana, que llevaba "tres horas esperando para ver a los actores" y no le habían dejado acercarse más.

A medida que se acercaba la hora, la Policía empezó a realizar controles aleatorios. "Aquí es muy fácil arrinconar a la gente y echarles para atrás", explica a RTVE.es Javier, uno de los asistentes que pretendía "protestar por la censura en internet".

En total se llevaron de la zona alrededor de una decena de jóvenes

Al margen de unas mandarinas y otros objetos que pudieran ser arrojados, en otro de los registros, uno de los agentes localizó una de las máscaras de Guy Fawkes. La requisaron. Se la llevaron a unos de los furgones policiales. Y también al chico que la tenía en la mochila.

En total se llevaron de la zona alrededor de una decena de jóvenes "por suponer un riesgo para la seguridad", según precisó uno de los agentes. Se los llevaron a una zona alejada y les indicaron que podían ir a recoger la máscara al día siguiente en comisaría, señaló uno de los afectados.

A partir de ese momento fueron llegando los protagonistas, actores y actrices enfundados en sus mejores galas para asistir a una nueva edición de los Goya.

No se escucharon gritos. Ni protestas. Ni quejas. Solo aplausos y vivas del público "no sospechoso" instalado a escasos centímetros de la alfrombra roja. Y de los pocos (unos 50) que se quedaron a verlo desde las vallas traseras.

Mientras, la protesta de los escasos Anonymous que acudieron a la celebración se desplazó a varias decenas de metros de la entrada principal, donde ya no se les podía escuchar gritar ninguna de sus consignas, pero donde la Policía sí les permitía lucir sus máscaras y ondear sus banderas.

Por otra parte, la protesta de Anonymous también se ha hecho notar en la Red. Tanto la página web de los Goya, como la de la Academia de las artes y las ciencias cinematográficas de España, permanecen caídas desde las seis de la tarde, una acción que se atribuye a los ataques de los hacktivistas.

Internautas vs Ley Sinde

"Todos somos internautas y debemos legislar con respeto y consideración, pero internet todavía no forma parte de la actividad económica del cine", así de categórico se mostró el presidente de la Academia del cine, Enrique González Macho, respecto a la polémica Ley Sinde y el enfrentamiento de los internautas con el Ministerio de cultura.

Internet no es una alternativa ni sustituto, ni tan siquiera un complemento para el cine

Durante su discurso, González Macho pidió "prudencia" ante los cambios legislativos anunciados por el Gobierno, ya que "la industria cinematográfica no se puede permitir un salto en el vacío".

Asimismo, ha alertado de que "Internet no es una alternativa ni sustituto, ni tan siquiera un complemento al enorme esfuerzo económico que supone producir cine".

­ ­ ­ ­
Juncker supera la moción de censura por el caso Luxleaks

Juncker supera la moción de censura por el caso 'Luxleaks'

Recibe 461 votos de apoyo y 101 en contra. La Izquierda no apoya la moción de la ultraderecha y los Verdes votan en contra.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Rajoy: "España no está corrompida, tiene algunos corruptos"

MARÍA MENÉNDEZ.- El presidente del Gobierno promete una "respuesta eficaz" frente a los "salvapatrias de las escobas".

­ ­ ­ ­
Los precios agudizan su bajada en noviembre al caer un 0,4% respecto a un año antes

Los precios agudizan su bajada en noviembre al caer un 0,4%

Por el menor coste de la electricidad y las gasolinas, según el INE. Según el dato adelantado, es el quinto mes consecutivo en el que caen. En el mes de octubre, el descenso fue de un 0,1%.

­ ­ ­ ­
El escritor argelino Yasmina Khadra conversa con RTVE.es sobre su nueva novela 'A que esperan los monos...'.

Khadra: "La ira de los pueblos es más fuerte que cualquier represión"

ESTEFANÍA DE ANTONIO.- RTVE.es entrevista al afamado escritor argelino, que presenta A qué esperan los monos..., un libro entre el thriller político y la novela policía. "Occidente ha legitimado el terrorismo con su intervención en Irak, Libia y Siria", sostiene.

­ ­ ­ ­
Una doctora sostiene unos antibióticos.

Medio centenar de científicos impulsa una red para descubrir nuevos antibióticos

Quieren favorecer la investigación de nuevos antibióticos. Las resistencias bacterianas cuestan al año 900 millones en la UE.

Espacio reservado para promoción
cid:51790